Lo más visto

La familia que vendía pan y se compró una vivienda con jacuzzi

Al preguntar por la familia Flores Batres, los pobladores evitan hablar sobre ellos y solo dicen “era una familia pobre y humilde”.
Enlace copiado
La familia que vendía pan y  se compró una vivienda con jacuzzi

La familia que vendía pan y se compró una vivienda con jacuzzi

La familia que vendía pan y  se compró una vivienda con jacuzzi

La familia que vendía pan y se compró una vivienda con jacuzzi

Enlace copiado
Para llegar al cantón San Diego, del municipio de San Carlos, Morazán, hay diferentes vías de acceso, pero la más común y utilizada es cruzando por el mismo pueblo. En ese lugar, hace más de 10 años, habitaba una mujer conocida por todos como Rosa Batres Viuda de Flores, quien hasta hace unos días solo era recordada como “Rosa, la que hacía pan”.

“Era una familia humilde y pobre, ahí se andaba con su canasto vendiendo pan, y a veces le ayudaban sus hijos”, refiere una habitante del cantón San Diego, cuando se le pide referencia de la señora de 80 años. La casa donde vivió Rosa Batres está situada al final de un pasaje, en una extensa propiedad donde hay dos viviendas de adobe ya deterioradas. A un costado de una de las viviendas hay un horno artesanal, para hacer pan, lo que sostiene la versión de que aquella mujer hacía pan para vender.

“Yo solo siete hijos le conocí, porque algunos se habían ido a Estados Unidos, pero cuando murió el papá de ellos fue que se fueron”, comenta un habitante. Ninguno de los residentes da una fecha de cuánto tiempo hace desde que se marchó la familia del cantón San Diego. En la inmensa propiedad también hay piletas deterioradas, donde se le da de comer al ganado. “Ellos también tenían algunas vacas”, comenta otro poblador.

El concepto de una familia “pobre y humilde” que tenían los pobladores del caserío San José ha venido cambiando con el paso de los años, y no contrasta con los hallazgos que puso al descubierto el pasado martes la Fiscalía, al acusar a la familia de lavar $18 millones.

Ayer, preguntar por Rosa Batres Viuda de Flores generaba un silencio profundo en algunos habitantes, algunos preferían seguir su marcha, mientras que otros trataban de hablar lo menos posible. A unos kilómetros de aquel caserío está situado el pueblo de San Carlos. Sobre la calle principal de ingreso al poblado está una de las casas lujosas de la familia Flores, por fuera se observa que posee un sistema de seguridad avanzado, aire acondicionado, amplias cocheras, edificación de dos niveles y, según unas fotos publicadas por la Fiscalía, en el interior hay piscina y habitaciones con jacuzzi. Los vecinos de la vivienda prefieren esconderse o dicen desconocer quiénes vivían allí. En tanto, en la colonia Morazán, del municipio de San Francisco Gotera, está situada otra de las viviendas de la familia.

“Yo solo les veía entrar y salir, pero no se relacionaban con los vecinos. No sabemos ni a qué se dedican”, dice una vecina.

Tags:

  • familia flores batres
  • lavado de dinero
  • morazan

Lee también

Comentarios