Lo más visto

La fatalidad de los accidentes dejó 1,406 muertes en 2019

Hubo más de 20,000 accidentes el año pasado y suceden en promedio 55 percances diarios en el país. Los lesionados por esta causa pasaron las 10,000 personas.

Enlace copiado
Cansancio. San Salvador  Un conductor se durmió cuando conducía en el bulevar del Ejército y al querer controlar el vehículo de manera brusca al despertar, este sufrió fallas mecánicas y volcó sobre la vía.

Cansancio. San Salvador Un conductor se durmió cuando conducía en el bulevar del Ejército y al querer controlar el vehículo de manera brusca al despertar, este sufrió fallas mecánicas y volcó sobre la vía.

Enlace copiado

Epidemia. Así ha calificado la Organización Mundial de la Salud (OMS) a los accidentes de tránsito, un fenómeno que parece sin control hasta la fecha. Es más, la normativa mundial comenzó, hace algún tiempo, a llamarles siniestros viales por la fatalidad que pueden tener en muchos casos. En El Salvador durante 2019 fallecieron 1,406 personas por esta causa, un promedio de cuatro diarias.

"Las ciudades deben estar diseñadas para las personas", dijo días atrás el ministro de Obras Públicas, Edgar Romeo Rodríguez, al referirse a la accidentabilidad que sufren los peatones y la falta de espacio para transitar con seguridad por las calles. El funcionario no elude la responsabilidad de los accidentes de tránsito, de hecho el MOP anunció la creación de la Comisión de Movilidad Sostenible, que busca ordenar el tráfico en el país.

Las cifras son una realidad dura con la que diariamente tienen que batallar. El año pasado hubo 20,107 percances viales. Es decir, un promedio de 55 veces diarias. El tráfico es una de las aristas que el funcionario ve como causa de los ahora llamados siniestros.

"No ha habido orden, nada. Nos hemos desarrollado de la peor forma, pero tenemos que cambiar", dijo Rodríguez.

Si al desorden de tránsito se suma la falta de cultura y educación vial de las personas la complicaciones son mayores. Del total de accidentes 4,488 fueron por la distracción del conductor, la primera causa, otros 4,088 fueron por invadir el carril contrario, la segunda. Las dos primeras razones de tragedias son casi la mitad de los percances. Ambas tipificadas como falta de cultura en la conducción y como para sentenciar, el irrespeto de las señales de tránsito provocó 3,051 impactos, la tercera de las causas.

Conducir en estado de ebriedad o bajo los efectos de drogas es la octava razón y provocó 594 accidentes.

Las iniciativas para lograr la reducción de las tragedias de tránsito han pasado sin éxito y van desde campañas permanentes de seguridad vial, hasta el examen psicológico que se realiza para la autorización de nuevos conductores que buscan obtener por primera vez la licencia de conducir.

El rigor de la prueba fue cuestionada por expertos de la Universidad de El Salvador y la Universidad Tecnológica; el porcentaje de aprobación ronda el 86 % y los señalamientos apuntan a que no se profundiza el comportamiento de los aspirantes. El Viceministerio de Transporte (VMT) ya había adelantado que las reprobaciones están relacionadas con la intolerancia.

Una evaluación psicológica, dicen, está constituida por varios elementos o múltiples pruebas de personalidad, de orientación clínica, conductas agresivas al conducir, agresión general o pruebas que evalúan diferentes áreas de la personalidad.

Además de aplicarse entrevistas estructuradas que pueden durar varias sesiones. La del VMT se resuelve el mismo día y no tarda más de dos horas.

No es solo en El Salvador

Pero la situación no es exclusiva del país, es una constante mundial. "Es una vergüenza que cada año mueran 1.35 millones de personas, según las estimaciones, en colisiones de tránsito. Es un precio inaceptable por la movilidad", declaró días atrás Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Según el último Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial publicado por la OMS la principal muerte de niños y jóvenes entre los 5 y 29 años es por los accidentes de tránsito, una realidad parecida a la de El Salvador.

Entre los 19 y 25 años murieron en el país 225 personas y entre los 26 y los 30 otras 186. El flagelo afecta a la población productiva, si se tiene en cuenta que también que entre los 31 y 35 años fallecieron otras 147 personas.

Los jóvenes tienden a ser más agresivos al conducir, más impulsivos, arriesgados y presentan más conductas agresivas, "esto debido a su personalidad en desarrollo y consolidación; así como también, a la carencia de responsabilidad social y familiar en la que se encuentran", señala un análisis que la UTEC realizó en 2018.

La preocupación de la OMS ha convocado para el 19 y 20 de febrero, en Estocolmo, Suecia, una reunión de funcionarios de más de 100 países para buscar medidas urgentes "que permitan reducir a la mitad el número de víctimas mortales y de traumatismos debidos al tránsito para 2030, en consonancia con las metas mundiales acordadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)", dice un informe de la institución rectora de la salud universal.

La situación salvadoreña se visualiza complicada, sobre en la parte de una legislación que permita un control más riguroso en la prevención de los accidentes de tránsito. La Asamblea Legislativa ha estudiado sin éxito varias propuestas de reforma a la Ley de Transporte, que va desde el aumento de las multas hasta los $500, la suspensión de la licencia por cinco años, la imposición de multas por parte de los gestores de tráfico y sancionar cuando un equipo electrónico capte una infracción, entre otras, pero no se ha logrado consenso en el congreso.

Tags:

  • VMT
  • Fallecidos en accidentes
  • Epidemia
  • OMS

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines