El Salvador  / judicial ¿Te lo perdiste?

La llamada de la MS-13 que frenó la división en la pandilla por el manejo de fondos

Investigaciones de FGR revelan el desacuerdo entre jefes históricos y mandos medios.
Enlace copiado
Operación Jaque. La investigación logró individualizar responsabilidades sobre los financistas y jefes en libertad de la pandilla MS-13.

Operación Jaque. La investigación logró individualizar responsabilidades sobre los financistas y jefes en libertad de la pandilla MS-13.

Enlace copiado

Un grupo de pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13) reclamó al interior de la pandilla que Marvin Adaly Quintanilla, alias “Piwa”, se había quedado con unos $25 millones que manejaba como tesorero de la organización. La denuncia señalaba que los había repartido entre los jefes históricos de la MS-13 que se estaban recluidos en prisiones.

Según las investigaciones fiscales, esos señalamientos iniciaron un enfrentamiento interno en la MS-13 que tuvo un punto clave cuando miembros de la pandilla le prendieron fuego en diciembre del 2015 al taller automotriz que el “Piwa” tenía en un predio del barrio San Jacinto (San Salvador). Esa acción provocó que allegados al “Piwa” cometieran el homicidio de Wálter Alexánder Carrillo Alfaro, alias “Chory”, y dos de sus colaboradores en el interior del penal de Izalco. Ese triple crimen ocurrió el 6 de enero del 2016.

“Vamos a tener una gran oportunidad de que nos reorganicemos mucho más nosotros y que seamos sólidos”.
Marvin Adaly Quintanilla, alias “Piwa”, miembro de la MS-13

Esos hechos están consignados en la acusación fiscal contra los pandilleros que fueron capturados en el marco de la Operación Jaque.

En el documento consignaron que la confrontación entre la estructura histórica de la MS-13 y los disidentes, miembros del llamado “corredor Fulton”, formado por varias células territoriales de la MS-13 a nivel nacional, llevaron a que jefes de la pandilla realizaran una conferencia telefónica el 2 de febrero del 2016.

En ese encuentro telefónico, el “Piwa” pudo enfrentar a uno de sus detractores e intentó aclarar ante testigos la manera en que manejó el dinero de la pandilla.

En el enlace telefónico participaron pandilleros como Jorge Alexánder de la Cruz, alias “Cruger”; Enrique Pérez Águila, alias “Goofi”; Isaias Orlando García Peñate, alias “Tío de Hollywood”; entre otros. La Fiscalía logró certificar que en esa llamada el “Piwa” dijo: “Vamos a tener una gran oportunidad de que nos reorganicemos mucho más nosotros y que seamos sólidos todos como equipo independiente... Una situación como la que acaba de pasar no puede volver a ocurrir“.

Luego de esta llamada, las autoridades captaron otra comunicación en la que pandilleros pidieron al “Piwa” establecer un fondo común para limpiarlo a nombre de todos los miembros de la pandilla MS-13 que se encuentran en libertad. “Piwa” y su interlocutor acordaron mantener el plan en secreto.

El 24 de marzo del 2016, la Fiscalía captó una nueva conferencia telefónica en la que participaron altos mandos de la MS-13. La principal preocupación dejó de ser el dinero, la planta histórica de cabecillas planeó una manera de enfrentar las medidas extraordinarias de seguridad. Según consta en las llamadas, ese fue el fin de los acercamientos con el Gobierno para reiniciar las negociaciones con los pandilleros.

Estas llamadas no terminaron la disidencia de la MS-13, recientemente han circulado videos en los que otros pandilleros han criticado a jefes por negociar con políticos, aunque tampoco ha habido separación.

Lee también

Comentarios

Newsletter