Lo más visto

Más de El Salvador

La madre que llevó a su recién nacida a la iglesia para abandonarla

Fiscalía logró condena de 30 años para la joven que dejó abandonada a su hija recién nacida, y que falleció al no recibir alimentación y cuido de su progenitora.
Enlace copiado
La madre que llevó a su recién nacida a la iglesia para abandonarla

La madre que llevó a su recién nacida a la iglesia para abandonarla

La madre que llevó a su recién nacida a la iglesia para abandonarla

La madre que llevó a su recién nacida a la iglesia para abandonarla

Enlace copiado
Por fe y tradición, las familias acostumbran a llevar a sus hijos recién nacidos a las iglesias, para que desde pequeños reciban la bendición del creador. Sin embargo, Liliana Yesenía Alonzo Flores, de 20 años de edad, llevó a su hija recién nacida a la iglesia San Lorenzo de Santa Ana para dejarla abandonada.
 
Fue el 19 de diciembre del año pasado, en horas de la mañana, que la joven escapó del hospital San Juan de Dios de Santa Ana, donde diez días antes había dado a luz. Se llevó a su hija, que luego dejó abandonada en el interior de la iglesia.
 
En horas de la tarde de ese mismo día, el personal de la iglesia católica encontró el cuerpo de la bebé, que había fallecido por asfixia y falta de alimentación, sin los cuidados de nadie durante varias horas. Así lo determinó el examen forense que le practicó horas después el Instituto de Medicina Legal, que realizó el levantamiento del cuerpo de la recién nacida.


Horas antes del hallazgo del cuerpo


La madre y la menor habían permanecido en el hospital desde principios del mes de diciembre, cuando Alonzo Flores dio a luz y se quedó ingresada al presentar una anemia.
 
Cuando se escapó del hospital, según consta en las investigaciones, las autoridades del nosocomio procedieron a buscarla en su lugar de residencia, en el municipio de Candelaria de la Frontera.
 
La joven fue ubicada el mismo día que se había fugado del hospital, pero ya no tenía consigo a la bebé que había dado a luz y, al ser interrogada por el personal de salud, la joven dijo que ella no había tenido ningún bebé y que había llegado al hospital a pasar consulta por otro padecimiento.
 
El personal de salud ya había dado parte a la Policía Nacional Civil (PNC) y, ante la presencia policial, la joven indicó que había regalado a su hija a una pareja que encontró en un pasillo del hospital cuando iba saliendo del nosocomio.
 
La joven fue detenida en ese momento por el delito de abandono y desamparo, y fue regresada al hospital para seguir su tratamiento médico, aunque ya bajo custodia policial.

Las autoridades constataron luego que la bebé hallada muerta en la iglesia era la hija de la joven.
 

Condena máxima

Una vez comprobada la identidad de la recién nacida, la Fiscalía General de la República (FGR) procedió a acusar a la joven por el delito de homicidio agravado en perjuicio de la menor, por haberla abandonado y que este abandono derivó en la muerte de la bebé, dijo la jefa de la unidad de la niñez, adolescencia y la mujer de la oficina fiscal de Santa Ana, Maritza Zetino.
 
El proceso judicial en contra de Alonzo Flores culminó el pasado 30 de mayo, cuando el Juzgado Primero de Sentencia de Santa Ana la encontró culpable del delito de homicidio agravado, imponiéndole una pena de 30 años de prisión.
 
“Se cruza la información con la bebé que había desaparecido y, a través de los plantares, pudieron establecer que era la bebecita que la joven había abandonado en la mañana, ella (la madre) ya estaba detenida. Luego, a raíz de las investigaciones que se hicieron, cuando ya tuvimos la autopsia, que determina que la niña falleció, que su estomaguito e intestino estaban vacíos, o sea que no le dio de comer todo el día; o sea, colapsó su sistema y eso fue lo que causó la muerte”, dijo.

En el proceso judicial se pudo establecer que la ahora condenada nunca deseó tener a la bebé, que había sido un embarazo no deseado, pese a que la joven ya era madre de otro menor, que ahora tiene 3 años de edad, el cual podrá crecer junto a su progenitora.

Tags:

  • madre
  • abandono
  • condena
  • iglesia

Lee también

Comentarios