Lo más visto

Más de El Salvador

"La mayoría de demandas sin resolverse son del tema tributario"

Los magistrados hacen un balance de sus nueve años en la Sala de lo Constitucional. Señalan que parte de la resistencia fue por la pérdida de poder de las cúpulas partidarias.
Enlace copiado
Belarmino Jaime, Sidney Blanco y Rodolfo González Magistrados de la Sala de lo Constitucional

Belarmino Jaime, Sidney Blanco y Rodolfo González Magistrados de la Sala de lo Constitucional

Enlace copiado

Tres magistrados de los cuatro magistrados salientes de la Sala de lo Constitucional recibieron a LA PRENSA GRÁFICA a seis días de terminar su período. Los constitucionalistas ya no cuidan tanto sus palabras al ser consultados sobre los temas más polémicos en su magistratura. En la segunda parte de esta entrevista (que será publicada mañana), hablarán del combate a la corrupción desde la Sección de Probidad y de su relación y votaciones en el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

¿Creen que luego de nueve años es necesario modificar alguna línea jurisprudencial o qué criterios creen que no deben cambiarse?

Sidney Blanco (SB): Creo que las sentencias no son perfectas, podrían ser modificadas. Pero hay algunas otras que entendemos que para mantener un criterio contrario se necesita apartarse de la tutela de derechos fundamentales en temas sensibles, como la participación política de los ciudadanos. Eso nosotros lo hemos asumido como uno de los grandes legados: poner al ciudadano en su participación en la vida política, que la política no es de partidos políticos exclusivamente, que los ciudadanos son los sujetos por excelencia de la democracia. Ese tema los ciudadanos estarán prestos a defender ese nivel de tutela que esta sala les ha reconocido. El hecho de que esta sala haya acabado con el anacrónico sistema de listas cerradas ha sido un triunfo que hay que defender. No encuentro razones por las que un nuevo tribunal pueda revertir esos criterios.

¿Con el tiempo algunos criterios necesitan ser refrescados o matizados?

Belarmino Jaime (BJ): No se me ocurre qué casos pudieran ser esos. Desde luego con una integración diferente puede modificar la jurisprudencia. Pero como decían acá los compañeros, hay cosas que es sumamente difícil que las pudieran cambiar; en primer lugar, porque no sé cuál sería la barra racional para decir que esto está equivocado y esto es correcto; en segundo lugar, creo que habría una reacción de la gente, por ejemplo, por el voto por persona, ¿por qué hubo tanta oposición a eso? Porque las cúpulas de los partidos políticos perdieron poder. Antes el partido decía quien era primer diputado y toda la lista, y los últimos candidatos eran de relleno, ahora no: puede estar en el último lugar como candidato y salir de diputado, porque ya es la gente quien lo determina.

Ustedes insistieron mucho en el tema de los procedimientos legislativos, pero parece que el mensaje no terminó de ser aceptado.

SB: Es curioso, fíjate que en 2009 que llegamos, nos encontramos con unas leyes, unos decretos aprobados en tiempos en que ARENA tenía correlación favorable en la Asamblea Legislativa, que omitían o no permitían el debate, y en aquella oportunidad los diputados de izquierda vinieron a la sala y nosotros, en nuestra llegada, en 2009, declaramos inconstitucional una ley por no haberse discutido. Y hace poco, ahora a la inversa, los diputados de izquierda con sus aliados aprobaron una ley donde tampoco se permitió el debate, y volvimos a reiterar lo que habíamos dicho. En el tema de los procesos de elecciones de segundo grado creo que hay una rica jurisprudencia. Esperamos que en algún momento los diputados tomen consciencia de que esa es la interpretación constitucional que deben seguir a la hora de elegir funcionarios o aprobar leyes.

¿Qué tipo de acercamientos con políticos tuvieron? ¿Cómo lidiaron con las presiones?

Rodolfo González (RG): No obstante que no hemos tenido reuniones con políticos, sí hemos tenido reuniones con interlocutores, cuando el fallo ya está pronunciado, con cuerpo diplomático, con rectores y decanos de universidades, representantes de iglesias, de ONG, de medios de comunicación. Como una forma de interactuar, porque no hemos querido que el fallo, con lo importante que puede ser en materia de presupuesto, de Ley de Amnistía o un amparo respecto de la salud, sea producto del debate de únicamente cuatro o cinco jueces consultando libros y biblioteca, jurisprudencia de países vecinos, sino medir el impacto que puede tener en el país; no se trata que el remedio resulte peor que la enfermedad. No han sido nueve años de un enclaustramiento de los magistrados de la sala, sin ver qué pasa afuera, no nos hemos encerrado en este salón, pero tampoco hemos tenido una interrelación con los políticos, sobre todo porque en los primeros años nos quedó claro que la expectativa de los políticos era que pidiéramos como permiso de los fallos que íbamos a dictar.

 “No han sido nueve años de un enclaustramiento de los magistrados de la sala, sin ver qué pasa afuera, pero tampoco hemos tenido una interrelación con los políticos”. 
 
Rodolfo González, 
magistrado de lo Constitucional 2009-2018

¿Qué temas quedan pendientes y por qué?

SB: Hemos resuelto en estos nueve años más de 12,700 casos. No tengo un explicación sobre por qué determinados casos han quedado, lo que quiero decir es que hay algunos casos donde se han traído mucho, inconstitucionalidades sobre todo, y no ha habido votos suficientes; pero nosotros no podemos paralizar el resto de casos hasta que resolvamos uno. Ha habido casos que se han traído a esta sala hasta más de 10 o 15 veces, y no hay votos. Numéricamente hablando, la mayor cantidad de demandas sin resolverse son del tema tributario.

Si tuvieran que agruparse por tema, ¿cuáles serían las principales deudas?

RG: Lo que decía Sidney de las contribuciones especiales. El magistrado Jaime llevaba la cuenta de las veces que traía el caso para discutirlo, borradores de resolución, y no alcanzábamos un consenso sino hasta que hicimos la delimitación. Se admitió la demanda, sin medida cautelar, de la imposición a la factura telefónica, pero no el de los grandes contribuyentes, porque hay una jurisprudencia de la sala sobre la progresividad del sistema tributario. En el caso de las demandas por matrimonio igualitario, se planteó como inconstitucionalidades por omisión; es fundamental determinar dónde está el mandato de legislar que ha sido incumplido.

¿Tienen una lista corta para estos últimos tres días?

SB: Tenemos unos casos ya identificados, por ejemplo, el tema relacionado con desplazamiento forzado interno.

Ha habido fuertes debates entre ustedes. ¿Cómo manejaron estas diferencias?

SB: Esta sala se ha caracterizado porque sus integrantes han tenido la madurez para entender que no estamos obligados a pensar igual, que las discrepancias de opiniones no deben impedir el diálogo.

¿El fallo de la Ley de Amnistía fue el parteaguas que cambió la votación unánime?

RG: En 2014 nos dividimos en los amparos que trajeron los señores (Norman) Quijano y (René) Portillo Cuadra pidiendo el recuento de la apertura.

¿Qué valoración tienen de los candidatos en la lista final para reemplazarlos?

BJ: Las seis personas que aparecen ahora en El Mundo son aceptables, son personas que podrían hacer una buena sala. He oído otros nombres que realmente, para mí, no deberían estar ni siquiera en el listado, pero como les digo, es decisión de la Asamblea, en las que desafortunadamente son decisiones que priorizan los intereses políticos por sobre los del país.

Lee también

Comentarios