Lo más visto

Más de El Salvador

La noche que marcó la vida de Lucas Enmanuel

René Ticas no puede disimular su tristeza. Es tan obvia como recordar que su hijo ya no está. Él y su esposa, Ástrid Lemus, están de luto, el jueves 17 de enero falleció su hijo Lucas Enmanuel, quien tenía dos años y estuvo hospitalizado durante 10 meses y 17 días en el Hospital de Niños Benjamín Bloom después de haber sido atropellado una noche de marzo de 2012 junto con su abuela, Bertha Zaldaña, de 52 años, en la calle Chiltiupán, Ciudad Merliot.
Enlace copiado
Recuerdos. Los Ticas Lemus tienen encendida una veladora por el descanso de Lucas.

Recuerdos. Los Ticas Lemus tienen encendida una veladora por el descanso de Lucas.

La noche que marcó la vida de Lucas Enmanuel

La noche que marcó la vida de Lucas Enmanuel

Enlace copiado
El responsable, afirman los padres de Lucas, fue un joven de 16 años que transitaba a excesiva velocidad, luego de haber atropellado a dos personas más en la zona. Doña Bertha, quien murió por las lesiones, trató de cubrir a su nieto, pero del impacto, Lucas sufrió una lesión en la médula espinal.

A partir de ese momento, inició un largo tratamiento médico en la unidad de cuidados intensivos del Bloom, que incluyó curaciones, administración de medicamentos y utilizó un respirador artificial, pues tenía daños en la tráquea.

El infante perdió la movilidad en brazos y piernas. Su padre dice que movía las manos. Mientras Lucas estaba ingresado en la uci del Bloom, en el vientre de Ástrid se formaba Cecilia, quien nació a principios de diciembre.

Los juguetes de Lucas, el león Álex de la cinta “Madagascar” y un carrito verde, siguen intactos en la casa de los Ticas Lemus.

Los esposos muestran las fotografías de su hijo, donde se le observa partiendo el pastel de su primer año. Para su segundo cumpleaños, el niño estuvo hospitalizado.

Para René y Ástrid, las leyes salvadoreñas les quedaron debiendo, pues el delito fue calificado como culposo y el joven que atropelló a sus familiares estuvo arrestado tres días.

“Pusimos la denuncia y la ley realmente lo protegió por ser menor de edad y se olvidaba del menor dañado”, dijo el padre del niño. Tras el juicio y ante la carencia de alternativas, los padres de Lucas aseguran que tuvieron que conciliar con la familia del joven, bajo el pensamiento que la compensación económica les ayudaría para comprar un respirador artificial y un aspirador de tráquea, que utilizaría su pequeño.

La tragedia de Lucas no es única, un 60% de los fallecidos en accidentes de tránsito son peatones. Un total de 701 accidentes ocurrieron en El Salvador del 1.º al 13 de enero, según los registros de la Policía de Tránsito. La excesiva velocidad es la segunda causa de muertes. René Ticas mantiene su rostro triste y recomienda a los conductores que manejen con prudencia.

Tags:

  • Hospital Bloom
  • niños
  • accidentes de transito
  • conciliar
  • Madagascar

Lee también

Comentarios