Lo más visto

La otra transformación de la plaza Barrios

La plaza Gerardo Barrios ha encontrado tranquilidad que permite a las palomas que buscan comida convivir con los transeúntes, los cuales tienen sus disyuntivas en torno a los trabajos que se realizan frente al Palacio Nacional. Los hay quienes apoyan que el acto de traspaso de mando se lleve a cabo ahí, y los que no.

Enlace copiado
Pasatiempo. Algunos ciudadanos han llegado a apostarse en la plaza Cívica para observar cómo avanzan los trabajos de cara a la toma de posesión presidencial.

Pasatiempo. Algunos ciudadanos han llegado a apostarse en la plaza Cívica para observar cómo avanzan los trabajos de cara a la toma de posesión presidencial.

Enlace copiado

"Se dice que todo tiene que estar listo dos o tres días antes de que termine el mes. Ahorita ya va tomando forma, pero se tiene que trabajar en lo más duro en los próximos días", contó uno de los casi 40 obreros que trabajaban ayer en horas de la mañana en la construcción de la tarima de casi cinco metros de alto por más de 20 de ancho que servirá de escenario para un acto al que al menos 32 países han confirmado a sus representados, según ha anunciado el canciller de la república, Carlos Castaneda. El número seguirá en proceso de crecimiento según pasen los días y se acerque el 1.º de junio próximo, fecha en la que Nayib Bukele recibirá la banda presidencial de manos del presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano.

Eso sí, el Palacio Nacional no solo será un simple fondo arquitectónico a plena luz del día. En su interior Bukele realizará sus primeros actos oficiales: la juramentación de su gabinete de gobierno así como el saludo a los invitados especiales que le acompañarán en la toma de posesión.

Para algunos de los transeúntes está la inquietud por saber el por qué de los cientos de cuartones de madera con los que se arma una tarima en la que por primera vez en los últimos 30 años estará presente un presidente que no pertenece ni a ARENA ni al FMLN. Sobre ella Bukele también dará su primer discurso. Otros ya sabían y solo querían tener en sus teléfonos inteligentes una imagen que les permitiera sentirse parte del evento.

"Quiere salir de lo tradicional, pero eso es bien caro. Lo tradicional es más barato", mencionó un casi sexagenario a su esposa e hija cuando se detuvo a observar los trabajos. "Esa madera que ves ahí no es barata. Es un gasto innecesario", les reafirmó luego de confesarles que se había equivocado de plaza cuando confirmaron que sería al aire libre: "Pensé que el señor quería estar viendo al caballo del señor (Francisco) Morazán. Creí que en aquella plaza iba a ser (risas)".

Empero, los que simpatizan con el presidente electo prefirieron hacer sus planes de cara al día D. "Yo estuve acá cuando fue el cierre de campaña en la noche. Esto no dio abasto. Yo creo que ese día no va a caber la gente. Por televisión va a tocar verlo. No se va a poder traer a los niños. Imagínese que se dé una estampida, ¿cómo hace uno con los niños? No se puede", replicaba un seguidor del presidente electo que se detuvo por poco más de dos minutos para ver la construcción que obstaculizará, en parte, la fachada del Palacio, algo que al menos en redes ya comienza a dar de qué hablar. Luego continuó su recorrido en busca de la 4.ª calle oriente, la cual sí está habilitada para el libre tránsito vehicular.

Lo que también está definido es que la zona está controlada por el ejército. Nadie entra al perímetro sin que esté autorizado por el oficial a cargo de la cuadrilla, la que va tener que turnarse día a día, pero que tendrá la oportunidad de ser la primera en ver la otra transformación de la plaza.

Tags:

  • Toma de Posesión

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines