Lo más visto

La paterna (Inga edulis)

Enlace copiado
La paterna (Inga edulis)

La paterna (Inga edulis)

La paterna (Inga edulis)

La paterna (Inga edulis)

Enlace copiado
Vivimos en un país tan pequeño, con por lo menos 300 habitantes por kilómetro cuadrado. Cada día hay más gente que demanda alimentos, vestuario, techo, escuelas, hospitales, agua, etcétera.

Por tal razón, deberíamos comprometernos a que todo espacio baldío o con plantas que no fuesen productivas de alimentos deberíamos reemplazarlas por un limonero, aguacate, mango, zapote, anono, jocote, naranjo, níspero, palo de pan, toronja, etcétera. Y lo anterior, tanto en los patios de nuestra casa, a orillas de ríos, cercos o donde se estime que va bien en relación con suelo, clima y, por supuesto, espacio.

Paterna (conocida en otros lugares como guama, guaba o inga). Por mucho tiempo tenía la idea de que esta planta solamente se daba bien de los 400 metros sobre el nivel del mar para arriba, pues a menudo veía uno que otro árbol en tal zona. Por lo anterior, tenía reserva de plantar paterna a menos de 100 metros.

Cierto día fui al vivero Monte Lindo, propiedad de mi estimado amigo, colega y ahijado el ingeniero Godofredo Hernández, y adquirí tres vigorosos arbolitos para plantarlos a solo 75 metros, y pensé: ¿Qué pierdo si no producen? Simplemente los elimino y siembro otra planta adecuada a la zona.

Otro día un trabajador me trajo 25 paternas de unos 30 centímetros de largo por unos 10 centímetros de ancho y me dijo que viera los palos que planté con tanta duda y aquí estaban mis frutos.

Abrimos las vainas, a las semillas les eliminamos la cubierta algodonosa que las cubre, sacamos semilla limpia y en unas 100 bolsas 9 X 12 pulgadas que ya se tenían con tierra, inmediatamente sembramos el vivero que pusimos bajo la sombra.

Como era tanta semilla, partimos estas separando los cotiledones, se lavaron bien y se pusieron en una olla con agua y ceniza a hervir. Talvez en una hora sacamos algunas y al considerar que ya estaban bien cocidas, las pusimos en platos hondos, les agregamos sal y limón y nos deleitamos comiendo.

Eran tantas que cada empleado se llevó un poco y traje a mi casa una buena cantidad que mantuve refrigerada, pues comía cada día por poquitos, pues conocía que al consumir mucho se presentan problemas estomacales.

Pasando algunos meses el vivero estaba bonito y eran tantas plantas que decidimos regalarlas a los vecinos para plantar a orillas de un río. Algunos vi que las aceptaban con entusiasmo, otros solo decían que las pusiéramos por ahí y no se movían a recibirlas. Pero enseguida se hizo un nuevo vivero y decidimos plantarlas por nuestra cuenta, a orillas del río Acomunca, en el sector de la finca.

Hablamos con los empleados que muchos frutos se los llevarían, pero estimamos que lo mismo daba poner en el cerco un izcanal, tihuilote, pepeto de río, tempate u otro árbol menos útil.

Ya los arbolitos están creciendo, los vecinos saben que los hemos plantado, solo que no los veo entusiasmados a plantar ellos. Bueno, el tiempo dirá qué pasa.

Si alguien desea plantar paterna, le recomiendo hacerlo de la manera siguiente: Compre en mayo paternas, ábralas y saque la semilla. Si le agrada, cómase el mucílago esponjoso y dulce que cubre la semilla. Lave las semillas y siémbrelas de inmediato en bolsas grandecitas para que a la hora del trasplante siembre arbolitos desarrollados.

Siémbrelos a una distancia de 8 a 9 metros uno de otro. Manténgalos limpios de malezas y protegidos de animales. Durante el invierno aplíqueles una o más onzas de triple 15 alrededor del tallo e incorpore el abono. Si algunas están creciendo pandas, póngales un tutor de madera. Observe si algunos insectos las dañan y contrólelos. Pasando unos tres o cuatro años empezarán a producir frutas para su consumo y venta.

Creo que un compatriota en el exterior, al tomarse una cerveza bien helada, dejaría una boca de buen queso, salami o jamón si observa que se le puede ofrecer unas semillas de paterna con sal y limón. Si no plantamos, no comerá el dueño, los trabajadores ni los vecinos. Aunque se lleven algo, siempre quedará suficiente para la venta.

[email protected]

Tags:

  • Gotas Agrícolas
  • paterna

Lee también

Comentarios