Lo más visto

El Salvador  / social Lucía Navarro

La regla de oro es: no importa ser el primero, hay que ser el mejor”

Los medios de comunicación tradicionales pasan por una “mediamorfosis” con el aumento de las plataformas digitales.

Enlace copiado
La regla de oro es: no importa ser el primero, hay que ser el mejor”

La regla de oro es: no importa ser el primero, hay que ser el mejor”

Enlace copiado

[email protected]

Adaptarse a la nueva ola de medios de comunicación digitales es un esfuerzo importante que realizan actualmente los medios de comunicación tradicionales, destacó la periodista mexicana, Lucía Navarro, quien hace un análisis de esta transformación o “mediamorfosis” en la era digital.

Se están transformando los medios de comunicación, ¿qué tan importante es que los medios lo tengan presente?

Creo que es muy importante que los medios tradicionales estén conscientes de la importancia de vivir y entrar en esta nueva corriente de nuevos medios, de medios digitales. Muchos lo están haciendo, quienes no lo han hecho han desaparecido en algunos casos y eso va seguir sucediendo. Si los medios tradicionales no se adaptan a la nueva era digital, irremediablemente les tocará desaparecer en algún momento.

¿Cómo hacer para que esta transformación no se haga de manera atropellada, de no precipitarse y que en lugar de mejorar sea lo contrario?

Creo que los medios tradicionales están siendo muy conservadores, muy conscientes y creo que es lo adecuado. La manera de establecer cambios muchas veces es paulatinamente, para poder entender la ola del nuevo estilo de hacer periodismo, la nueva forma de dar a conocer las noticias. Creo que poco a poco iremos viendo más medios tradicionales con sus medios digitales, incluso medios tradicionales que van a desaparecer y a relanzarse como medios digitales.

¿Cómo enfrentarnos a que si está en Internet, en las redes sociales, existe y si no está no existe, aunque puede ser que no es así?

Uno tiene que estar muy consciente que no todo lo que está en Internet es cierto, eso tenemos que tenerlo muy claro. Y debemos de siempre tener la precaución de verificar lo que estamos leyendo y de verificar lo que estamos creyéndonos. A cualquier periodista, el más experimentado, puede cometer errores. Así que la regla de oro creo que es: no importa ser el primero, hay que ser el mejor.

¿Estamos viendo generaciones más marcadas, los jóvenes con más tecnología, los no tan jóvenes; pero ambos están exigiendo información?

Claro, todo tenemos que adaptarlo dependiendo del público, porque las generaciones no reciben la información de la misma manera. La generación de los baby boomers no la recibe igual, es una generación más tradicionalista; la generación del milenio, la reciben mucho más inmediato, mucho más corto. Y la generación Z va a ser todavía peor, demasiada tecnológica.

Lee también

Comentarios