Lo más visto

Más de El Salvador

"La relación entre Martínez y Rais era perversa": Claudia Herrera y Mario Calderón, denunciantes de Enrique Rais

Claudia Herrera y Mario Calderón aseguran que nunca imaginaron todos los problemas judiciales que enfrentarían tras la ruptura laboral con el empresario Enrique Rais.

Enlace copiado
Claudia Herrera y Mario Calderón, denunciantes de Enrique Rais

Claudia Herrera y Mario Calderón, denunciantes de Enrique Rais

Enlace copiado

Mario Calderón, un excolaborador de Enrique Rais, y Claudia Herrera tienen más de una cosa en común: son esposos y entre ambos han enfrentado siete procesos judiciales producto de lo que llaman una "persecución" por parte de Rais y una supuesta red de corrupción por la que están siendo procesadas varias personas, entre ellas el ex fiscal general Luis Martínez, quien fue enviado a juicio el pasado jueves. Las demandas comenzaron en 2013, cuando Rais, prófugo de la justicia desde 2017, prescindió de los servicios laborales Calderón. Cinco años después, los esposos explican a LA PRENSA GRÁFICA cómo ha sido su vida entre tribunales y la cárcel. Los esposos, que tienen calidad de víctimas en uno de los procesos contra el exfiscal, también repasan en esta entrevista los años de trabajo con Rais y describen la relación del empresario con el exfiscal general.

¿Cómo inició todo esto?

Mario Calderón (MC): La persecución en contra nuestra prácticamente inició el día 24 de septiembre de 2013, el día que fui despedido por Enrique Rais. Yo estaba fuera del país, andaba de viaje y me mandó un correo electrónico, que ya estaba despedido.

Todo fue porque yo no quise quedarme a una reunión que él estaba organizando; sin embargo, esa reunión tenía otros motivos, un trasfondo de lo cual yo no estaba dispuesto a seguir participando porque ya no me gustaba la forma en que él estaba actuando. Era en relación con el caso de los canadienses, él después dijo que yo había estado negociando con los canadienses y que yo ya trabajaba con los canadienses, lo cual es totalmente falso.

Claudia Herrera (CH): Yo era representante legal del banco de Costa Rica para El Salvador y Guatemala. Fui objeto de todo lo que pasó por casarme con un colaborador de él y debo de entender también que, siendo yo representante del banco, él trató de acceder a un crédito y se le fue negado porque no cumplía con los parámetros. Partiendo de ello creo que vino el enojo porque él dice que yo hice las diligencias para que no pudiera obtener el crédito.

¿Por qué ya no estaba de acuerdo en cómo estaba actuando Rais?

MC: Porque estaba actuando al margen de la ley, estaba corrompiendo funcionarios, no iba a participar yo. Le indiqué a él que no lo hiciera, que eso no era lo correcto, que se iba a descubrir todo y que iba a salir afectado. Obviamente decirle eso a él era estar preparando todo para que actuara en mi contra.

¿Esa deuda con los empresarios de Canadá realmente existió?

MC: No solo existió, sino que existe a la fecha. La forma de incumplir el pago de esa deuda revirtió el contrato de deuda que tenía con ellos, y por eso es que los empresarios canadienses vuelven a tener la propiedad sobre la totalidad de la empresa (MIDES), que es el 90 % de capital privado desde 2013. En un primer momento acusó a los empresarios canadienses de extorsión y meses después amplió esa denuncia de extorsión en mi contra. No solo me denunció a mí, denunció a otras personas; sin embargo, la Fiscalía de Luis Martínez únicamente me acusó a mí en esa ampliación de la acusación.

¿Cuántos casos han enfrentado?

CH: A Mario lo imputan de siete delitos, a mí me imputan tres delitos. Dentro de los delitos es el que surge hoy día el caso Rais-Martínez, por el cual el exfiscal está ahorita detenido. Mis casos son tenencia y uso de documentos falsos, las falsas amenazas (a Rais) con las cuales se descubrió la red de corrupción y lo otro es el lavado de dinero en que los dos estamos vinculados.

MC: (Los míos) son siete procesos. El primero es ocultación y destrucción de documentos verdaderos, también me acusaron de extorsión, de falsedad documental, posteriormente me acusaron de otra falsedad, que es otro caso conocido como el caso Guatemala. Me acusaron de una extorsión tentada de $25 millones y de una extorsión consumada de $4 millones. En todos los procesos fui absuelto, en todos se ha demostrado mi inocencia.

Lo más grave es que se ha demostrado la forma de manipulación de ellos; específicamente en el caso de lavado de dinero. (...) Existe prueba testimonial donde se dice que el delito de lavado de dinero se fraguó entre Enrique Rais, Hugo Blanco, Luis Martínez y otros fiscales, (como) Francisco Paredes.

Ustedes estuvieron algún tiempo en la cárcel.

MC: Ella estuvo un año, exactamente; yo estuve 17 meses preso, esto previo a distintas detenciones de cinco días. Por ejemplo en el caso de las amenazas que ella estuvo detenida cinco días, y después fue que le vino la detención de lavado de dinero que le decretó Romeo Aurora Giammattei (exjuez), que ahora huye también. Fue capturada el 18 de septiembre de 2015, yo fui detenido el 12 de julio de 2015 por el delito de extorsión. (...) Salí libre hasta el 13 de diciembre de 2016.

¿Cómo han sido estos años de tantos problemas judiciales?

CH: Ha sido totalmente difícil porque hemos tenido en su máxima expresión a funcionarios de alto nivel como el exfiscal, conocido porque ha contribuido a esta corrupción. Hemos tenido un poder económico completamente en nuestra contra.

Para nosotros el deterioro emocional, el deterioro de familia, deterioro profesional ha sido muy fuerte. Ha sido difícil y sigue siendo difícil, no obstante esto se haya aclarado.

“Sí vi cosas irregulares, y ahora las conocemos por lo que dice la misma Fiscalía en el caso Corruptela: el regalo de vehículos que le hacía a Luis Martínez, los viajes, le prestaba el helicóptero, los aviones, le permitía todo eso”.

MC: Durante todo este tiempo hemos venido sorprendiéndonos del actuar de profesionales del derecho que se prestaron a torcer la verdad y se siguen prestando. Todos los profesionales del derecho que están actuando en los casos de Enrique Rais, de Hugo Blanco Rais, Wilfredo Ernesto Gutiérrez y las demás personas vinculadas a esa estructura de corrupción están actuando al margen de la ley porque están tratando de torcer el derecho. Hay cosas que se vuelven indefendibles.

Nadie puede defender a Hugo Blanco donde le está pidiendo a Wilfredo Gutiérrez si ya le tienen preparado su regalo, lo que da a entender es que iba a celebrarse una audiencia la siguiente semana de esa llamada donde le habían ofrecido a Hugo que yo iba a quedar detenido y que me iban a enviar a un lugar donde me iban a violar.

¿Imaginaban que sucedería todo esto?

MC: No, nunca. No lo imaginamos.

CH: Es perverso. El tipo es perverso.

¿Tuvieron repercusiones laborales?

CH: Tuve que renunciar (al banco) porque ellos se dieron a la tarea de perseguirme incluso con la junta directiva en Costa Rica, de enviar correos anónimos diciendo todo lo que ellos estaban tramando, lo cual era mentira. Yo sabía con la gente mala que estábamos tratando, no sabíamos qué tanto era lo que venía.

Mi familia ha sido de trayectoria cafetalera; empiezo a trabajar mi propiedad y obviamente todo estos delitos lo que hacen a uno es cerrarle las puertas: es una muerte civil en el sistema financiero, no pude optar a créditos. Es muy difícil volver a empezar.

MC: Han atacado mi profesionalismo, mi actividad como abogado. Enrique dice que actué al margen de la ley, que hubo patrocinio infiel, que fui antiético; sin embargo, todas esas cosas están saliendo a la luz que no han sido así. Pero queda en el ambiente lo que él dice, el daño lo genera para nosotros. A estas alturas nadie cree ni nadie le va a escuchar todo lo que (Rais) pueda decir porque él mintió, mintió y mintió, y al final todo lo que Enrique continúe diciendo es una mentira. Él está acostumbrado a mentir, le mintió al pueblo salvadoreño donde sale diciendo que es una gran persona, engañó a los empresarios canadienses, nos mintió a nosotros.

Pero usted trabajó varios años para Rais.

MC: Se podría llegar a pensar "y si estuvo tanto tiempo (trabajando con Rais) por qué se quedó ahí con él"; sin embargo, únicamente me limitaba a decirle: "No es bueno lo que está haciendo, le aconsejo que no lo siga haciendo". Al principio atendía, después volvía a hacer lo mismo. Tuvo problemas con distintos empresarios.

¿Puede describir a Rais luego de tantos años de trabajo?

MC: El problema es que siempre me fue presentado a mí como una persona amable, víctima del sistema, porque yo lo conocí preso por el caso BFA. Se me presentó como una víctima del sistema, de los fiscales de aquel momento; yo me formé una imagen a raíz de lo que él me decía, muy astuto e inteligente. Dentro de lo que conocí, hay formas de hacer negocio de parte de él que no son correctas.

Rais lo acusó a usted de problemas con MIDES.

Rais para proteger que ya había pagado, que no es cierto, hizo una transferencia de las acciones de MIDES que estaban a nombre de una empresa de los empresarios canadienses y la transfirió a una empresa vinculada a otra persona que ahora anda huyendo por lavado de dinero para encubrir el hecho, que es Enrique Guatemala.

“El FMLN estaba abogando por la reelección, algunos de ARENA estaban propiciando la reelección. La fracción del PCN también que se decantaba por la reelección de Luis Martínez. Nadie puede venir a decir ‘es que no sabíamos lo que Luis Martínez hacía’. Algunos diputados lo sabían”.

Así fue como Rais se apropió de MIDES.

De esa forma se ha apropiado, de esa forma ha estado manipulando a los alcaldes, ha pretendido manipular la opinión pública. Son de las cosas que la Fiscalía entendemos investiga.

Mientras trabajaba todavía con Rais, usted coincidió algunos meses con la administración de Luis Martínez. ¿Vio cosas irregulares en la relación?

MC: Ellos se conocían desde antes. Sí vi cosas irregulares, y ahora las conocemos por lo que dice la misma Fiscalía en el caso Corruptela: el regalo de vehículos que le hacían a Luis Martínez, los viajes, le prestaba el helicóptero, los aviones, le permitía todo eso. Lo hacía con una finalidad Enrique: perjudicar a los empresarios canadienses.

Describa la relación Rais-Martínez durante esos meses.

MC: La relación Rais-Martínez era perversa. Tenebrosa. Y hay abogados que únicamente salen mencionados (en los casos) y que todavía no hemos visto el actuar de la Fiscalía General de la República; aparecen mencionados en la forma que estaban planificando los casos contra nosotros, uno de ellos es Armando Serrano.

Las investigaciones dicen que Rais tenía poder sobre la justicia, ¿cree que ese poder trasciende a la política nacional?

MC: Sí, está bien compenetrado con la política salvadoreña. Solo imagínese la penetración que tenía en noviembre-diciembre de 2015, donde se estaba propiciando la reelección de Luis Martínez. El FMLN estaba abogando por la reelección, algunos de ARENA estaban propiciando la reelección. La fracción del PCN también que se decantaba por la reelección de Luis Martínez. Nadie puede venir a decir "es que no sabíamos lo que Luis Martínez hacía". Algunos diputados lo sabían.

Lee también

Comentarios