Lo más visto

El Salvador  / judicial Asesinato de Karla Turcios

“La violencia nos está quitando a los mejores hijos": padre de Karla Turcios

Demetrio Turcios toma la palabra. A sus espaldas, en el interior del ataúd, está su hija, la periodista Karla Lisseth Turcios Cortez, quien fue raptada y luego estrangulada el sábado pasado.
Enlace copiado

Sepultan a Karla Turcios, periodista de Grupo LPG. - 00:01:06

Enlace copiado

Más atrás, e incluso a su alrededor, se agolpan periodistas de medios nacionales e internacionales, quienes encienden sus micrófonos y cámaras para grabar lo que tiene para decir. Adelante, más de 200 personas, quienes llegaron hasta este cementerio privado de San Salvador la tarde del martes, guardan silencio.

Sepultan a periodista Karla Turcios

“Gracias por acompañarnos esta tarde. Gracias por todas las cosas que han dicho sobre mi hija. Sin duda era una hija excelente. Pero esta violencia nos está quitando a los mejores hijos. En El Salvador nos están matando y tirando como que somos perros”, dice Demetrio Turcios, con un tono áspero en la voz, como para desahogarse de toda la impotencia y frustración que siente por dentro, mientras se frota el pecho con su mano derecha.Mario Huezo, quien está a su izquierda y quien era el compañero de vida de Karla, también lo escucha atentamente. “Yo le pido a las autoridades.

Más citatorios para esclarecer el crimen de Karla Turcios

Pido a los que están investigando que por favor esclarezcan esto”, continúa diciendo Turcios. Mientras tanto, Mario da permiso para que algunos periodistas alarguen sus brazos, para sostener los micrófonos lo más cerca posible del padre de la víctima. “Si el Gobierno no puede esclarecer este caso, hay que pedir a las instituciones internacionales que ayuden. Incluso hay que pedir ayuda al FBI. Hay que sentar un precedente, hay que hacer una buena investigación”, exclama Demetrio.

Mario busca con la mirada a Marito, el hijo que ahora tiene cinco años y que procreó con Karla. Se asegura de que alguien lo está cuidando y vuelve a escuchar lo que dice Demetrio.

Encuentran tirado el DUI de Karla Turcios, Cotto dice que el caso se esclarecerá "en poco tiempo"

“Yo sé que con eso no voy a revivir a mi hija. Pero queremos que al menos haya justicia, que los que hicieron esto sean encontrados y paguen por esto. Queremos justicia por este crimen”, expresa el padre de Karla, mientras se hace a un lado, entre los periodistas y las más de 200 personas, para dejar que Mario tome la palabra.Mario se coloca en el lugar donde estaba Demetrio y comienza a agradecer a todos por haber llegado a despedir a Karla.

Director PNC revela detalles de la desaparición y asesinato de Karla Turcios, periodista de Grupo LPG

“Todo lo que me han dicho sobre Karla, todo el apoyo que me han dado y que me están dando ahora mismo aquí en el cementerio es muy valioso en este momento. Gracias por ese apoyo, no tengo palabras para agradecerlo. No sé cómo decirles gracias”, dice Mario.“Todos los que han hablado aquí en el cementerio han dicho muchas cosas bonitas sobre Karla. Han hablado de Karla como la periodista, como la amiga, la compañera. Pero yo también quiero hablar de Karla la madre. Ella ha amado a Marito como nadie puede hacerlo. Yo me he preguntado cómo le voy a hacer para ser un papá sin Karla. Cómo voy a criar a Marito sin ella, creo que me queda muy grande el zapato.

No sé si pueda”, dice Mario, mientras se levanta los lentes y se limpia las lágrimas con sus dedos.El padre de Karla, según dijo a este periódico antes del inicio sepelio, recuerda que en una ocasión su hija le pidió a su empleada doméstica que cuidara a Marito en caso de que falleciera: “Un día le dijo a Rosita que si ella moría, que le cuidara al niño. No sé por qué se lo dijo, pero se lo pidió a ella”. Minutos antes de la ceremonia, Mario lloró al ver que seis hombres bajaron el ataúd del vehículo fúnebre y luego lo llevaron hasta el hueco cavado en la tierra para enterrar a Karla.

Al verlo llorar, varias personas se acercaron y lo abrazaron, entre ellos el hermano de Karla. “Ánimo, no importa la percepción que la gente tenga de uno. Ánimo. No importa lo que digan de uno”, le dijo el hermano de la víctima, refiriéndose a que algunas personas han expresado en redes sociales que Mario es sospechoso y podría haber mentido al relatar su versión de los hechos, la versión sobre cómo desapareció la periodista el pasado sábado. Al final del sepelio, mientras Mario solloza diciendo que no sabe cómo hará con su hijo, su padre se levanta de entre la multitud y le ordena que se calle. “Yo sé que muchos no le creen”, dice ante los dolientes y la ceremonia termina. Demetrio, después de que el ataúd es sepultado, retoma la palabra e insiste ante los periodistas: “Yo sé que no voy a revivir a mi hija, pero exijan justicia como gremio”.

Lee también

Comentarios