Lo más visto

Lagrimita y Mariposa, dan leche y masajes

Con estos nombre han sido bautizadas dos cabras que consienten a la mujer que las cuida y que administra un establo, en Juayúa.

Enlace copiado
1 Consentidoras. La administradora del establo asegura que las cabras la consienten.

1 Consentidoras. La administradora del establo asegura que las cabras la consienten.

Enlace copiado

Entre las 104 cabras de raza que se encuentran en el aprisco del ingeniero agrónomo Julio Márquez, en el cantón San José La Majada, del municipio de Juayúa, Sonsonate, hay dos caprinas que a parte de dar leche, también le dan masaje a la persona que administra el establo.

"Lagrimita" y "Mariposa", son los nombres con los que la administradora Sonia Emilia Castaneda, ha bautizado a las dos cabras que le dan masaje en su cuello y espalda cuando lo necesita.

Estas se encuentran entre las 26 caprinas lecheras del establo las cuales dan entres a tres botellas y media de leche cada una. Según Castaneda, el dueño del aprisco se inició como emprendedor hace tres años con tres cabras de la raza Saaden, llamadas Alpina y Nubia.

Para hacer crecer el establo, tuvieron que comprar un cabro semental a quien llamaron "el Niño".

Con el crecimiento de la especie, adquirieron otros tres sementales, a los que llamaron "Tito", "Rex" y "Muñeco".

Actualmente, el estable tiene 29 cabras lecheras, y Castaneda es la encargada de comercializar los productos derivados de la leche, como queso, requesón, carne y jabón. La leche de cabra es muy solicitada por los pobladores del cantón San José La Majada, Juayúa y Sonsonate.

Cantidad. En el establo hay 104 cabras de raza, las cuales son atendidas por cinco personas.

El costo de la botella de leche de cabra es de $3.50, la libra de queso vale $10, mientras que la carne es a $6 y el jabón tiene un costo de $3.50 para los clientes.

Según Castaneda, a los pobladores les gusta la leche de cabra por su alto valor nutritivo, y su poder de curación de enfermedades como gastritis y del colon. También dicen mejora el sentido de la vista.

El aprisco es bien cuidado por otras cuatro personas quienes se encargan del cuido de las cabras, las cuales están ordenadas en los establos con tarimas, dependiendo de su edad.

La administradora ha puesto un nombre a cada cabra y así, afirma, le es más fácil identificarlas.

La "Muñeca", "Espuma", "Golondrina", la "Rayita", entre otros nombres, son los que Castaneda le ha dado a las cabras del establo. Cuando una cabra tiene crías, le coloca un listón de color a la madre y al hijo, para no confundirse y ponerle un nombre al recién nacido. Los animales ya saben cuando Castaneda les va a dar comida y cuando les toca el ordeño.

Ellas se alinean para esperar el ordeño y luego ordenadamente, vuelven a su establo. Este proceso que repiten a diario, señaló la administradora.

Tags:

  • Sonsonate lagrimita
  • mariposa
  • leche
  • masajes

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines