Lo más visto

Laguna Bruja, una alternativa turística

Una leyenda, aguas frescas y caminata por un bosque extenso son parte de lo que se puede vivir en San Esteban Catarina.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Agua limpia.  Los alrededores del espejo de agua se mantienen limpios, lo que contribuye a que el recurso hídrico también permanezca sin contaminantes artificiales.

Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Agua limpia. Los alrededores del espejo de agua se mantienen limpios, lo que contribuye a que el recurso hídrico también permanezca sin contaminantes artificiales.

Enlace copiado

El departamento de San Vicente tiene muchos lugares hermosos, aunque algunos de estos no son muy reconocidos. Es el caso de la laguna Bruja, un espejo de agua que se encuentra a menos de 1 kilómetro del caserío Calderitas, en San Esteban Catarina.

El nombre de la laguna surgió, según la leyenda, cuando hace cientos de años un grupo de brujos extranjeros pretendían llevarse la laguna en el interior de un huevo, pero en el trayecto se les cayó, partiéndose en dos, siendo la laguna una de esas partes.

Se agrega que la otra parte corresponde a la laguna de Apastepeque, en la que se encuentra el turicentro del ISTU, el cual tiene mayor demanda de visitantes pero de acuerdo con lugareños tiene más potencial de contaminantes para las aguas por el aumento de restaurantes en los alrededores, algo que no ocurre en la laguna Bruja.

Este último sitio es visitado por turistas que para llegar deben caminar por senderos pronunciados y al regreso en subida, por lo que se requiere de espíritu aventurero, el cual es renovado al llegar, bañarse, pescar o apreciar la belleza de la naturaleza. Se pueden llevar alimentos o solicitar a residentes de Calderitas que se los preparen.

Lee también

Comentarios