Loading...

Las 5 principales fuentes generadoras de terremotos en El Salvador

Solo durante esta semana, El Salvador ha sido sacudido por siete sismos con magnitudes que van desde los 2.5 hasta los 5.3, que no han causado daños. En los últimos cinco siglos, unos 53 sismos han causado destrucción y muerte en el país, según los registros.

Enlace copiado

¿Por qué hay sismos en El Salvador? Esta información del Ministerio de Medio Ambiente lo explica. - 00:01:10

Enlace copiado

Los 53 sismos han causado destrucción y muerte en El Salvador en los últimos cinco siglos, según  los registros que datan de 1575, recopilados por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

El capitán W. R Kennedy hizo estos grabados que plasman la vida cotidiana y la destrucción del terremoto de 1873.

El más reciente de estos ocurrió el 14 de octubre del 2014, hace poco más de cuatro años, con magnitud 7.3 y epicentro al sur de La Unión. “Fue sensible en toda Centroamérica”, indica el MARN y  señala que se reportaron tres muertes. Dos de las víctimas murieron por paro cardíaco debido a la impresión del sismo, y otra, al ser aplastada por un poste de tendido eléctrico que se desplomó en la ciudad de San Miguel.

El Edificio del MAG quedo totalmente destruído por el terremoto del 10 de octubre de 1986. El edificio estaba ubicado sobre el bulevar de Los Héroes en San Salvador. Foto de LA PRENSA/Archivo

Más recientemente, durante la presente semana, El Salvador ha sido sacudido por siete sismos con magnitudes que van desde los 2.5 hasta los 5.3 que no han causado daños.

El MARN explica que El Salvador tiene cinco “fuentes generadoras de sismos” en su territorio.

Calles dañadas luego del terremoto de Octubre de 1986. Foto de LA PRENSA/Archivo

Uno de los factores es que El Salvador cuenta con una cadena volcánica que forma parte del cinturón de fuego del Pacífico y recorre todo su territorio.

Por otra parte, hay un sistema de fallas geológicas que tienen una “dirección predominante noroeste-sureste dentro del territorio salvadoreño”.

Estas primeras dos fuentes generan los llamados “sismos locales” que “generalmente ocurren a profundidades menores a 30 kilómetros” y son los que “han causado mayor destrucción en El Salvador”, explica el MARN.

“Entre los sismos locales más destructivos se pueden mencionar Jucuapa-Chinameca, el 6 de mayo de 1951; San Salvador, el 3 de mayo de 1965; San Salvador, el 10 de octubre de 1986; y San Vicente, el 13 de febrero de 2001”, detalla la institución.

Otro de los factores desencadenantes es “el proceso de subducción entre las placas tectónicas de Cocos y del Caribe”. El movimiento de estas placas es el que origina los sismos cercanos a la costa salvadoreña.

Se le suma el sistema de fallas geológicas en Guatemala que define la frontera entre la placa de Norteamérica y la placa del Caribe.

Así también las fallas geológicas con dirección norte-sur ubicadas en la depresión de Honduras.

Los sismos ocasionados por estos tres últimos factores se les llama “regionales”. Fue precisamente uno de este tipo el que se desencadenó el 13 de enero de 2001 en el océano Pacífico frente a la costa de Usulután, con una magnitud de 7.7. El terremoto mató a 944 personas y causó daños en todo el país.

En el municipio de Tacuba, el terremoto del 13 de enero del 2001 destruyó el 90 por ciento de las viviendas. Foto de LA PRENSA/Archivo

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines