Lo más visto

“Las discapacidades no son impedimento para cumplir con los sueños”

Con ayuda de Dios y su familia José Armando convirtió las dificultades en oportunidades para poder superarse.
Enlace copiado
“Las discapacidades no son impedimento para cumplir con los sueños”

“Las discapacidades no son impedimento para cumplir con los sueños”

“Las discapacidades no son impedimento para cumplir con los sueños”

“Las discapacidades no son impedimento para cumplir con los sueños”

“Las discapacidades no son impedimento para cumplir con los sueños”

“Las discapacidades no son impedimento para cumplir con los sueños”

Enlace copiado
José Armando Medrano Serrano es a sus 27 años de edad un ejemplo de tenacidad y superación. A pesar de haber nacido sin el sentido de la vista y de provenir de una familia de escasos recursos económicos, ha podido cumplir muchos de sus sueños de infancia, como estudiar una carrera universitaria, laborar en una oficina estatal y poner al servicio de Dios sus talentos y dotes artísticos.

La historia de José Armando es inspiradora, pues desde niño aprendió a superar su condición de no vidente, con la ayuda de sus padres y hermanos quienes lo impulsaron a valerse por sí mismo y a esforzarse para integrarse a un mundo que no está diseñado para favorecer a las personas con discapacidades.

En el hogar de José Armando no abundaba el dinero, ya que su familia subsistía con el sueldo del padre, quien se desempeñaba como vigilante privado. Sin embargo, hicieron todo lo posible para que con sus dos hermanos mayores –que también nacieron con ceguera– recibieran educación especializada y posteriormente se integraran a clases regulares.

“Mi familia es de Sesori y todas las semanas mi papá nos llevaba en bus hasta el Centro de Rehabilitación para Ciegos María Eugenia de Dueñas, que queda en San Salvador. Mi papá no pudo estudiar, pero nos decía que quería que nosotros aprovecháramos la oportunidad para tener un mejor futuro”, cuenta José Armando, quien le guarda un profundo respeto y admiración a su progenitor que falleció en 2001.

En la escuela para no videntes aprendió a leer y escribir en el método braille, a desplazarse con la asistencia de un bastón y otras destrezas necesarias para sobrevivir. Hasta que estuvo listo para continuar sus estudios de primaria en la ciudad de San Miguel, pues sus padres habían decidido que lo mejor era emigrar a fin de brindarles a sus hijos mejores oportunidades de vida.

María Leonor Serrano, madre de José Armando, recuerda que su hijo era un niño alegre y tenaz que le gustaba bailar y cantar coros evangélicos. Con el tiempo, el jovencito de tez blanca se convirtió en un muchacho bien portado, educado y aplicado.

“Él nunca me dio problemas. Siempre sobresalió en sus estudios y también en la iglesia, porque forma parte del ministerio de música”, dice con mucho orgullo doña María.

José Armando cuenta que nunca se le dificultó estudiar, ya que copiaba las clases con el método braille y luego las repasaba en su casa. Los exámenes se los hacían de manera oral, incluso aquellos en los cuales se utilizan números, figuras y fórmulas. Algunas veces requería el apoyo de una hermana, quien le ayudaba a leer y a repasar las lecciones que le dejaban como tareas, ya que en el país no existen libros de texto en el sistema braille.

Al concluir el bachillerato general en el Instituto Nacional Isidro Menéndez (INIM) hizo las gestiones para obtener una beca en la UNIVO, pues a pesar de no contar con recursos económicos su máxima aspiración era convertirse en un profesional.

“Desde que tengo razón y conocimiento quise estudiar leyes porque es una carrera que tiene que ver con la realidad política y social del país y recibí el apoyo de la unidad de proyección social de la UNIVO”, cuenta. Tras cinco años de arduos estudios cumplió su meta de graduarse de licenciado en Ciencias Jurídicas y asegura que se ha propuesto perfeccionar el aprendizaje en el idioma inglés, el cual ha estudiado de manera autodidacta. El migueleño dice que está satisfecho con la oportunidad que le brindaron en la Corte Suprema de Justicia, ya que actualmente se encuentra laborando como colaborador de oficina en la seccional de San Miguel.

Tags:

  • san miguel
  • joven migueleño que se superó

Lee también

Comentarios