Las joyas preciadas de una salvadoreña refugiada en México

La compatriota conservó durante casi 26 años los periódicos mexicanos que publicaron la firma de los Acuerdos de Paz.
Enlace copiado
Psicóloga. Enma Magdalena Delgado Tobar, en 1987, minutos después de haber recibido su título como psicóloga de manos de los sacerdotes jesuitas Ignacio Ellacuría y Martín Baró, masacrados dos años más tarde durante la guerra.

Psicóloga. Enma Magdalena Delgado Tobar, en 1987, minutos después de haber recibido su título como psicóloga de manos de los sacerdotes jesuitas Ignacio Ellacuría y Martín Baró, masacrados dos años más tarde durante la guerra.

Enlace copiado

Desde que emigró en 1987, Enma no regresó a El Salvador en más de dos décadas. Se fue agobiada, se fue obligada, se fue amenazada de muerte.

En principio, se refugió en Canadá y cuatro años más tarde, en 1991, se instaló en México de donde regresó el año pasado solo para ver por última vez su tierra natal.

Casi con 70 años, Enma aterrizó en El Salvador en noviembre de 2017, y como parte de su equipaje trajo consigo un tesoro: los ejemplares de dos periódicos mexicanos de un día como hoy, 17 de enero de 1992.

Durante 26 años, Enma resguardó los ejemplares como sus joyas más preciadas, tal vez porque una de las razones que la forzó a permanecer alejada de El Salvador fue precisamente la guerra.

“Mi tía Enma conservó estos periódicos durante todos estos años  como sus joyas más valiosas, como sus joyas más preciadas” 
Gerardo Delgado, sobrino de Enma Magdalena Delgado Tobar

Durante su larga estadía en México, Enma se desempeñó como psicóloga, acreditada por la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA).

Por causas naturales, Enma Magdalena Delgado Tobar falleció pocos días después de haber regresado a tierras cuscatlecas, pero las reliquias quedarán ahora bajo el resguardo de su sobrino, Gerardo Alfonso Delgado, quien compartió los ejemplares con LA PRENSA GRÁFICA, coincidiendo con el XXVI aniversario de la firma de esos Acuerdos de Paz.

Más que una pequeña reseña de los acontecimientos, las referidas publicaciones mexicanas dedicaron una buena cantidad de páginas para plasmar el magno evento que tuvo lugar en el castillo de Chapultepequec.

Entre los titulares del periódico La Jornada, que dedicó más de una veintena de páginas al histórico suceso, destacan: “Rúbrica y abrazo entre enemigos que se combatieron 12 años”, “La larga noche de El Salvador está llegando a su fin”, “Para que haya perdón y olvido antes debe haber justicia y verdad”, “Alfredo Cristiani: El conflicto, atrás; miremos al futuro”, “Shafick Jorge Hándal: El FMLN abre su mano, que ha sido puño”.

De la misma forma, la madera del periódico El Día se lee en su portada “Fiesta en San Salvador; alegría desbordante” y en sus páginas internas pueden leerse otros titulares en esa misma sintonía: “La paz de Pulgarcito”, “Se ganó la guerra contra la incomprensión y la intolerancia”, “Que la paz se convierta en justicia”, “Salen de la clandestinidad las emisoras insurgentes”.

Ejemplares de antaño  Imágenes de las páginas del periódico mexicano La Jornada del viernes 17 de enero de 1992.
En México. Portada del periódico El Día del 17 de enero de 1992, un día después de la firma de los Acuerdos de Paz.

Lee también

Comentarios

Newsletter