Las llaves del sindicato

Personal de Comunicaciones de la Asamblea Legislativa, empleados de prensa de los partidos FMLN y GANA y dirigentes del Sindicato de Trabajadores del Órgano Judicial (SITTOJ) hicieron ayer las veces de la unidad de protocolo del Órgano Judicial.
Enlace copiado
Lluvia.  Ovidio Bonilla camina junto a sus familiares y amigos a saludar a las personas que se concentraron ayer frente a la CSJ para apoyar su nombramiento.

Lluvia. Ovidio Bonilla camina junto a sus familiares y amigos a saludar a las personas que se concentraron ayer frente a la CSJ para apoyar su nombramiento.

Las llaves del sindicato

Las llaves del sindicato

Enlace copiado
A las 8 de la mañana afinaron los últimos detalles para la instalación de Corte Plena: alistaron los cohetes de vara, despejaron el portón principal para el ingreso de los magistrados y hasta coordinaron el ingreso de periodistas al edificio principal de la Corte.<p> Los magistrados electos en abril pasado, encabezados por Ovidio Bonilla, salieron desde la Asamblea para ingresar al edificio principal de la CSJ. El sindicato, que tenía las llaves del lugar, y los empleados legislativos decidían quiénes entraban al Palacio Judicial. Los familiares de los magistrados electos que llegaron con carteles de apoyo fueron los primeros en obtener el aval para ingresar.</p><p>Los nuevos magistrados y los de la generación 2006 se instalaron a las 10 de la mañana. Cerca de las 12:40 de la tarde, los 10 magistrados abandonaron la sala de reuniones y bajaron, escoltados por los sindicalistas, a saludar al grupo de personas que se concentró para apoyarlos. Empezaron a caminar por la calle principal que conectaba a la zona de la concentración. No había pasado ni un minuto de su caminata cuando inició una tormenta. Algunos empleados judiciales corrieron a conseguir sombrillas, pero no todos tuvieron la misma suerte. Algunos magistrados llegaron empapados al lugar de la concentración.</p><p>Bonilla, bajo la lluvia, saludó a los manifestantes y ofreció armonía laboral. Los dirigentes sindicales lo ovacionaron y auguraron una buena relación. Después, entregaron los edificios y retiraron las mantas amarillas con el nombre de su sindicato, pancartas que prevén volver a usar si Bonilla no autoriza el bono de $350 que reciben en julio todos los empleados judiciales.</p>

Tags:

  • el-salvador
  • judicial

Lee también

Comentarios

Newsletter