Las lluvias causan daños en oriente

En Barrancones, La Unión, cinco viviendas se inundaron. En el cantón El Brazo, San Miguel, los terrenos se anegaron. No hubo evacuaciones.
Enlace copiado
Inundaciones. Un habitante del caserío Casamota, en San Miguel, observa uno de los terrenos inundados. En ese sector, 10 viviendas son vulnerables a inundarse.

Inundaciones. Un habitante del caserío Casamota, en San Miguel, observa uno de los terrenos inundados. En ese sector, 10 viviendas son vulnerables a inundarse.

Las lluvias causan daños en oriente

Las lluvias causan daños en oriente

Enlace copiado
<p>Las fuertes lluvias registradas desde el viernes en la tarde hasta el sábado por la madrugada provocaron inundaciones en distintos puntos de la zona oriental del país, sobre todo en los sectores más vulnerables.&nbsp;</p><p> En el caserío Barrancones del cantón Piedras Blancas, La Unión, cinco viviendas se inundaron debido al desbordamiento del río Goascorán. No hubo víctimas ni evacuados, informó la Dirección de Protección Civil de ese departamento.</p><p> Xenia López, gobernadora departamental, dijo que las familias no corren riesgos y aunque algunos terrenos del sector también están anegados los habitantes no quisieron ser evacuados. </p><p> El viernes por la tarde, en el municipio de Concepción de Oriente, La Unión, dos agentes destacados en la subdelegación de la Policía Nacional Civil del municipio fueron arrastrados por la corriente de una quebrada conocida como Oriente, cuando se conducían en un vehículo a atender una emergencia.</p><p>Los agentes salieron ilesos, pese a que el auto fue arrastrado por unos 300 metros. </p><p> El vehículo sufrió daños considerables, lo que preocupa a las autoridades y pobladores, pues es el único designado a la subdelegación de la localidad, según fuentes policiales.&nbsp;</p><p> En el caserío Casamota del cantón El Brazo, San Miguel, unas 10 viviendas corren el riesgo de ser inundadas debido al desbordamiento del río Grande en la zona.</p><p> La casa de María Magdalena Quiñónez es una de las más vulnerables. Ella asegura que desde el viernes por la tarde comenzaron a inundarse los terrenos y el agua ya alcanzaba los 50 centímetros de altura.&nbsp;</p><h2>Pérdidas</h2><p>Las 60 familias que viven en el sector se dedican a labores agrícolas y al cuido del ganado y ayer observaron las inundaciones de una gran parte de los terrenos.&nbsp;</p><p> Los encargados de los potreros de la zona se han visto en la necesidad de trasladar los animales a otro sector, ya que no les pueden dar de comer debido al nivel del agua. </p><p> Leonidas Díaz, líder comunal, señaló que el mover a otro sector los semovientes provoca mayores gastos.</p><p> “Al mover un ganado hay gastos de hasta $2,000, y al llevarlo a otro lugar el ganado ya no come lo mismo y baja la producción de leche, esto es de todos los años y la situación va empeorando. Se acaba el trabajo, los cultivos y viene más pobreza”, señaló Díaz.</p><p> Los habitantes del caserío Casamota manifiestan que el desbordamiento se debió al colapso de la borda reparada este año. </p><p> El líder comunal agregó que otra de las preocupaciones que tienen es la contaminación del agua, porque debido a las inundaciones los pozos están contaminados y las fosas sépticas también han colapsado. </p><p> Por el momento, en esa comunidad, no cuentan con agua para beber. Díaz manifestó que hasta ayer por la tarde ningún representante de Protección Civil había llegado al lugar a inspeccionar la zona y solo de parte de la gobernación de San Miguel había enviado bolsas de agua para las personas que habitan en las viviendas en riesgo. </p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • el-salvador
  • social

Lee también

Comentarios

Newsletter