Lo más visto

Más de El Salvador

Las lluvias en el promedio normal durante este año en país

Solamente ha llovido 33 milímetros más que el acumulado histórico (1981-2010) del país, pero sí se ha tenido un período más copioso con relación a 2016.
Enlace copiado
Sin muchos temporales ha transcurrido la presente estación lluviosa de mayo 
hasta agosto. Faltan dos meses de lluvias.

Sin muchos temporales ha transcurrido la presente estación lluviosa de mayo hasta agosto. Faltan dos meses de lluvias.

Enlace copiado
El Caribe sigue alborotado todavía por el huracán José, antes de este fenómeno meteorológico pasaron Katia e Irma, los tres causaron daños casi irreparables por los países que tocaron directamente. Tal fenómeno solo había ocurrido hace 10 años, en septiembre, con Igor, Julia y Karl, los dos primeros de categoría 4 y el último de 3.

Este año Katia alcanzó dimensiones de categoría 6, lo que no había ocurrido antes. Es el cambio climático en su máxima expresión, según coinciden los expertos meteorológicos.

Si el Caribe sigue sacudido El Salvador tiene todo dentro del rango de la normalidad. El acumulado histórico (lluvias de 1981 a 2010) para los primeros ocho meses del año, incluidos los primeros cuatro de estación lluviosa, es de 1,210 milímetros, para este año el acumulado de lluvias alcanza 1,215, tan solo cinco milímetros de diferencia, lo que coloca al período lluvioso dentro del rango de la normalidad.

Hay una relación similar y casi pareja si se miden específicamente los cuatro primeros meses de la estación lluviosa en el presente año (mayo, junio, julio y agosto) con el acumulado histórico para el mismo período. En 2017 la época de lluvias acumula 1,172 milímetros y el histórico marca 1,139, solamente 33 de diferencia un rango dentro de la normalidad.

No ocurre lo mismo cuando los acumulados se comparan con el presente año y 2016.

El año pasado en mayo, junio, julio y agosto llovieron 959 milímetros, 213 menos de los que ya se contabilizan este año, lo que ya refleja un mejor período para el presente.

Las previsiones realizadas por el Ministerio de Medio Ambiente en abril coinciden con lo reflejado en la estación, estaba previsto dentro del rango normal. Incluso la temporada de huracanes no ha influenciado los temporales que otros años han ocurrido.

Pero la temporada no ha terminado y el Caribe sigue muy activo, por lo que no se descarta que un fenómeno pueda afectar el país en lo que resta de las lluvias.

Junio ha sido el mes más copioso del año, con 318.8 milímetros; le sigue julio con 295.5; después agosto con 294.4 y mayo que tiene 264.

Si se compara con los años secos que han afectado al país de manera drástica, también hay mucha diferencia, el período canicular incluyó julio y agosto.

“Primera sequía débil activa en el país, en la presente temporada de lluvias. Comenzó el día 18 de julio hasta el 27 con días secos consecutivos en San Francisco Gotera, Morazán; Pasaquina, Nueva Esparta en La Unión y la ciudad de Santa Ana”, dice un informe del MARN.

“Fueron seis días secos consecutivos Candelaria de la Frontera en Santa Ana, Nueva Concepción y La Palma en Chalatenango. Con cinco días secos consecutivos La Hachadura en Ahuachapán y Villa El Rosario en Morazán”, también cita el informe.

Según las mediciones del ministerio, que utiliza durante la época lluviosa de mayo a octubre, una sequía meteorológica de intensidad débil es la que tiene un período seco consecutivo de entre cinco y 10 días.

Si el período seco es de 11 a 15 días consecutivos, la sequía es de intensidad moderada; y si es mayor a 15 días, adquiere una intensidad fuerte o severa.

Hasta la fecha no se han registrado ni moderada ni severa.

A pesar del apogeo en la temporada de huracanes, que finaliza en noviembre, el país no ha sufrido condiciones extremas.

Cuatro personas han perdido la vida arrastradas por crecientes de ríos y solo se ha tenido deslizamientos, inundaciones y calles colapsadas por la misma vulnerabilidad del país.

Lee también

Comentarios