Lo más visto

El Salvador  / judicial Lo más leído

Las ofertas de Quijano a las pandillas para ser presidente, según Fiscalía

Testigos de Fiscalía revelan que Norman Quijano ofreció $100 millones, poner granjas en cuarteles para pandillas y reducir trabajo de PNC y FAES si ganaba la Presidencia. Diputado niega señalamientos y ARENA dice que ayudará en indagación.

Enlace copiado
Versión.  El diputado Norman Quijano niega las acusaciones de Fiscalía y se autocalifica como una

Versión. El diputado Norman Quijano niega las acusaciones de Fiscalía y se autocalifica como una "víctima del poder".

Enlace copiado

Faltaban unos días para que El Salvador definiera, en una segunda vuelta, a su presidente de los próximos cinco años. Las tres pandillas mayoritarias del país todavía debatían a cuál candidato apoyar, pero la Mara Salvatrucha (MS-13) confiaba en que aquel mediodía de principios de marzo en 2014 iba a tener clara su decisión. No estaban seguros de seguir con el apoyo al FMLN.

Uno a uno miembros de la MS-13 entraron a una oficina en la colonia Flor Blanca, de San Salvador, en medio de oraciones y cánticos de unos 30 feligreses que estaban reunidos. Habían sido convocados a la oficina de la Red Nacional de Pastores (RNP). Después de 10 minutos de estar juntos llegó alguien que les resultó imposible no reconocer: Norman Quijano, candidato presidencial.

Lo acompañaban el entonces diputado Ernesto Angulo, de ARENA; otro hombre y dos mujeres, a quienes los pandilleros no conocieron. Norman Quijano saludó al grupo que oraba y cantaba, según consta en investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR). No hay certeza de la fecha, pero era marzo de 2014.

Tras los saludos, Quijano fue donde los pandilleros. Les preguntó si ya no llegaría nadie más, a lo que Rubén Antonio Rosa, alias "el Chivo de Centrales", respondió que no. Los presentes eran Pedro Benjamín Rivas, "Snayper"; Dany Fredy Ramos, "el Cisco de Teclas"; y un pandillero ahora conocido con la clave Noé. También estaba un aparente pastor identificado como Nelson Valdez, presidente de la RNP.

"Todos los pandilleros se presentaron y le hicieron ver (a Quijano) quiénes eran, y cuáles eran sus responsabilidades dentro de la pandilla", consignan las investigaciones que la FGR puso a disposición de la Asamblea para pedir que le quite la inmunidad judicial que tiene Quijano, llamada fuero constitucional, por ser diputado y que enfrente la justicia.

Noé, un expandillero que colabora con las investigaciones, contó a la Fiscalía que Norman dijo que llegó para exponer su plan de trabajo. Les aseguró que fue error realizar una campaña contra las pandillas, les solicitó el voto y abogó por que cesaran las amenazas contra los votantes de ARENA. Luego les explicó que ARENA no tenía dinero en ese momento para darles.

Pero Quijano hizo seis ofertas. Según la Fiscalía, prometió que como presidente apostaría por la reinserción de los pandilleros. Que lucharía por eliminar leyes contra las pandillas. Y que apoyaría a las alcaldías donde la MS-13 y el Barrio 18 habían hecho treguas para no delinquir, en los denominados "municipios santuarios". Eso no fue lo único.

También ofreció destinar unos $100 millones para programas de rehabilitación de pandilleros canalizados por las alcaldías. Y puso a disposición los cuarteles del Ejército en Chalatenango y la Fuerza Naval en La Unión para montar granjas en beneficio de las pandillas, según documentó la FGR.

"El Chivo de Centrales" le dijo a Quijano que necesitaban un pago como especie de viáticos para aceptar la propuesta. El entonces candidato explicó que ARENA trabajaba en la búsqueda de fondos y les hizo una propuesta más: cuando fuera presidente iba a reducir la operatividad de la Policía Nacional Civil (PNC) y el ejército para no afectarlos. La FGR tiene partes de esa reunión grabadas en video.

A los días de esa junta, ARENA envió a las pandillas $100,000 como pago para apoyo electoral, según los testigos protegidos con las claves Noé y Salomón, un expandillero del Barrio 18. Declararon que el dinero se los entregó Paolo Luers en una maleta negra de lona, en la oficina de Raúl Mijango, ligado a pandillas.

La Fiscalía sostiene que Norman Quijano, expresidente de la Asamblea Legislativa, cometió los delitos agrupaciones ilícitas y fraude electoral. Quijano dice que se reunió con pastores y que nunca negoció con pandilleros ni quiso alterar los resultados de la elección presidencial, que al final perdió contra el FMLN.

Los testigos contaron que en las negociaciones participaron el exalcalde de Ilopango Salvador Ruano (fallecido) y el actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt. También tuvieron acercamientos con Arístides Valencia, exministro de Gobernación, del FMLN. La Fiscalía señaló el lunes que la investigación está abierta para acusar a los involucrados.

Muyshondt dijo ayer que está dispuesto a afrontar un proceso para comprobar la verdad: "He girado instrucciones a mi equipo de abogados para que se presente a la Fiscalía e investigue si hay un proceso en mi contra. Estoy dispuesto a presentarme". ARENA señaló que va a colaborar con las investigaciones para demostrar la "inocencia" de Quijano.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines