Las ondas gravitacionales, una revolución científica

Las ondas gravitacionales que Albert Einstein predijo hace un siglo en su teoría de la relatividad general han sido comprobadas.
Enlace copiado
Revolución.  En una multitudinaria conferencia, los científicos pusieron fin a meses de rumores y de expectación entre la comunidad investigadora ante un hecho que abre la puerta a redescubrir el universo.

Revolución. En una multitudinaria conferencia, los científicos pusieron fin a meses de rumores y de expectación entre la comunidad investigadora ante un hecho que abre la puerta a redescubrir el universo.

Las ondas gravitacionales, una revolución científica

Las ondas gravitacionales, una revolución científica

Enlace copiado
Científicos del observatorio estadounidense LIGO comprobaron directamente la existencia de las ondas gravitacionales predichas por Albert Einstein hace un siglo, según anunció ayer un equipo de científicos en Washington.

Dichas ondas se producen cuando las masas se aceleran y comprimen y estiran el espacio. Se propagan en el vacío a la velocidad de la luz y distorsionan el espacio-tiempo, de forma parecida a las ondas que produce una piedra que se lanza al agua.

Lo que el observatorio LIGO consiguió fue captar la huella de la fusión de dos agujeros negros.

Esta prueba confirma la existencia de las ondas gravitacionales, la última gran predicción de la teoría de la relatividad general de Einstein que aún quedaba por constatar de forma directa. Además, supone el inicio de una nueva era en la astronomía, afirmaron los investigadores.

“Hace 400 años, Galileo dirigió un telescopio hacia el cielo. Creo que hoy hacemos algo igualmente importante. Abrimos una nueva era”, dijo el director de LIGO, David Reitze, durante la presentación a la prensa.

Los astrónomos pueden usar las ondas gravitacionales como mensajeros desde el espacio con lo que esperan lograr descubrimientos completamente nuevos en el espacio, señaló.

“Hemos construido un nuevo tipo de telescopio y logramos abrir un campo totalmente nuevo”, afirmó el padre fundador del sistema LIGO, el profesor Rainer Weiss, del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Por primera vez se han podido observar directamente agujeros negros, destacó la profesora Alessandra Buonanno, directora de Física Gravitacional en el Instituto Max Planck de Potsdam, Alemania.

Por lo general las ondas gravitacionales son tan débiles que Einstein no creía que pudiesen medirse. Aun así, los físicos intentaban desde hace 50 años encontrar una prueba directa de su existencia, aunque todos los hallazgos reportados hasta ahora habían resultado inconsistentes.

El físico Stephen Hawking afirmó que este descubrimiento abre la puerta a “una nueva forma de mirar el universo” que rodea al hombre.

Lee también

Comentarios

Newsletter