Lo más visto

Más de El Salvador

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Tres años antes de la compra de cinco lotes al IPSFA, la empresa del presidente del congreso y su asesor ya hacía la promoción de una residencial en San Salvador. MARN eximió al asesor de un estudio de impacto ambiental.
Enlace copiado
Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Las operaciones de TERREIN: proyecto residencial de Reyes y su asesor

Enlace copiado
La historia de la sociedad TERREIN, S. A. de C. V. empezó en septiembre de 2011, cuando se inscribió en el Registro de Comercio. Según el documento de constitución de sociedad que este periódico ya publicó en dos ocasiones, la empresa está administrada solo por dos personas: Sigfrido Reyes, presidente de la Asamblea Legislativa y diputado del FMLN, y Byron Enrique Larrazábal Arévalo, asesor dentro del parlamento.

Los dos funcionarios públicos asociados comenzaron en esos últimos meses de 2011 a promocionarse como “TERREIN, inverciones (sic) con conciencia social”, justo como aparece en un video público en YouTube subido por el usuario “byron larrazabal” y que presenta la eco-residencial Las Violetas, ubicada en el kilómetro 4.5 de la carretera a Los Planes de Renderos, calle La Lomita.

Ese video tiene la fecha de 12 de septiembre de 2012. Diez días antes, los dos funcionarios legislativos habían constituido Terrenos e Inversiones, S. A. de C. V. (TERREIN).

La residencial Las Violetas es un proyecto de solo 34 viviendas con amplias áreas verdes, como se puede ver en los anuncios promocionales. Al menos en 2011, la empresa TERREIN establecía el precio base de $78,500 para cada residencia.

El 12 de enero de 2011, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) extendió una resolución con el número 14848-295-2011 y dirigida a Larrazábal como el titular del proyecto residencial Las Violetas.

En ese entonces, Larrazábal aún no había sido contratado por la Asamblea Legislativa como asesor –él empezó a ser funcionario público el 1.º de abril de 2011– y faltaban, aún, menos de nueve meses para que fundara TERREIN con Sigfrido Reyes.

El MARN, en esa resolución, eximió a Larrazábal de hacer el estudio de impacto ambiental del proyecto Las Violetas. Las evaluaciones de impacto ambiental son útiles para identificar posibles consecuencias en el medio ambiente cuando se va a diseñar y ejecutar una construcción.

Según el MARN, el proyecto de Larrazábal estaba comprendido en “el Grupo B, Categoría 1, del Documento de Categorización de Actividades, Obras o Proyectos” que tiene el ministerio.

Por ello, el ramo de Medio Ambiente del Órgano Ejecutivo consideró que el proyecto Las Violetas “no requiere de la elaboración de un estudio de impacto ambiental” e, incluso, como un tecnicismo, recordó que es de “obligatorio cumplimiento” para el titular el dictamen de “no requerimiento de elaboración de estudio de impacto ambiental”.

En el punto 5 de la resolución, el MARN dejó en responsabilidad de Larrazábal cualquier consecuencia negativa significativa para el ambiente que fuera originada por las actividades dentro del proyecto residencial.

El documento del MARN lo firmó Hernán Romero, director general de gestión y ordenamiento ambiental, con remitente a Lina Dolores Pohl Alfaro, viceministra de Medio Ambiente, quien en la actualidad es la encargada de ese ministerio.

Tras la exención para hacer un estudio de impacto ambiental de Las Violetas, en enero de 2011, Larrazábal fue contratado por el congreso en abril. Meses después, el asesor se asoció con Sigfrido Reyes para montar TERREIN, que luego se convirtió en la titular del proyecto residencial.

Para crear Las Violetas, no se pudo conocer si Reyes aportó al proyecto económicamente, pues esa también era una de las preguntas que se buscaba hacer al presidente del congreso, pero nunca atendió a través de la gerencia de comunicaciones de la Asamblea Legislativa.

Entre socios

La sociedad TERREIN está constituida por un administrador único propietario, que en este caso se trata de Byron Enrique Larrazábal Arévalo; y por un administrador único suplente, que es Sigfrido Reyes, presidente de la Asamblea Legislativa. Estos cargos dentro de la sociedad tienen una duración de siete años desde que se conformó.

Para integrar esta empresa, los dos funcionarios públicos suscribieron un capital social de $20,000, dividido en 200 acciones de $100.

El Registro de Comercio da cuenta de que Reyes y Larrazábal pagaron el 10 % de cada acción que suscribieron. De esa manera, según consta en la constitución de sociedad que tiene en su poder este periódico, Larrazábal suscribió 102 acciones por $1,020. Mientras que Reyes suscribió 98 acciones por un precio de $980.

En 2012, TERREIN presentó un capital de $81,087.53. Pero en 2013 y 2014 la empresa de los funcionarios volvió a reportar $20,000.

Tags:

  • terrein
  • las violetas
  • byron enrique larrazabal arevalo
  • othon sigfrido reyes morales
  • marn
  • impacto ambiental

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines