Lo más visto

Más de El Salvador

Medicina alternativa: "Las plantas curan lo que una pastilla no puede"

Las comunidades originarias del municipio de Tacuba, Ahuachapán, tratan sus dolencias con remedios elaborados con plantas medicinales.

Enlace copiado
A la mano. Cada concejo comunitario de Tacuba produce unas  40 variedades de plantas medicinales

A la mano. Cada concejo comunitario de Tacuba produce unas 40 variedades de plantas medicinales

Enlace copiado

Diecisiete consejos comunitarios del municipio Tacuba, Ahuachapán, integrados por 318 familias, han optado por rescatar la tradición de la producción de plantas medicinales para tratar sus dolencias.

Aseguran que han realizado un amplio proceso de investigación sobre las propiedades y beneficios de las plantas, y en cada concejo existe un líder conocedor de estas propiedades que se encarga de atender a los pacientes de la comunidad.

Afirman, que la atención es gratuita pues las plantas no se pueden comercializar porque son regalos de la naturaleza.

"Trabajamos por mantener una dieta saludable que incorpore alimentos sanos y por supuesto también usamos la medicina tradicional que está ahí a la mano. Nosotros vemos las enfermedades como el manejo de energías buenas o malas, y los aliados para nivelar las energías son las plantas" expresó Leonel García, secretario general del Concejo de Comunidades originarias de Tacuba.

García detalló, que actualmente en cada consejo poseen alrededor de 40 variedades de plantas medicinales sembradas en una manzana, designada para su cultivo. Preocupados por la infinidad de enfermedades propagadas, decidieron recurrir a las tradiciones y costumbres de sus ancestros, que a su parecer, nunca debieron dejarse de lado. "Las plantas curan la esencia de la energía, cosa que no hace una pastilla" afirmó.

Cura. Las comunidades originarias aseguran que las plantas pueden curar cualquier enfermedad.

"Específicamente en el tema del covid-19, nosotros hemos desarrollado nuestro propio medicamento, propias formas de contención y hasta este momento no tenemos casos que lamentar dentro del Consejo" aseguró el líder comunitario. Añadió, "El Salvador es un paraíso, que si uniéramos el conocimiento tradicional indigena con la ciencia que desarrollan las universidades fuéramos una potencia en conocimiento, pero desgraciadamente las universidades se han ido por imponer su conocimiento y desvanecer nuestra ciencia, por eso no avanzamos", expresó García.

Indicó que el tratamiento lo han aplicado a personas que presentan la sintomatología parecida a la del covid-19, sin embargo no pueden garantizar que sea eso, ya que la enfermedad se puede comprobar únicamente a través de la prueba.

"El tratamiento lo hemos aplicado a personas llegan con garganta reseca, tos fuerte y la sensación que da el covid-19. Inicialmente lo que se hizo fue fortalecer la parte inmunológica, luego utilizamos limón, jengibre y pinabeto (semilla del pino) en proporciones que van de acuerdo al tamaño de la persona que necesita el tratamiento, se hace un cocimiento y eso se toma", explicó.

Sana alimentación

Además, del consumo de las plantas medicinales, el líder comunal también explicó que fortalecen al cuerpo con energía alimentaria, consumiendo alimentos sanos, y evitando la contaminación del cuerpo con alimentos que contengan conservantes. "Hacemos las dos cosas, primero limpiar el cuerpo y luego protegernos con este tipo de medicinas", dijo.

"La altamisa la utilizamos para el dolor de cabeza y fiebre, además de ser energizante, tiene varias propiedades importantes. Utilizamos para la presión, el bambú y arrayán, todo dosificado según el tamaño de las personas", continuó. García aseguró que ese tratamiento se lo recomendaron a varias personas que estaban fuera del municipio y que llegaron con esa sintomatología. "Se les trató y se recuperaron", afirmó. "Otro caso reciente, importado, que viene de afuera, fue un caso de hepatitis, diagnosticado en una clínica privada. Lo que hicimos fue tratar de desintoxicar el hígado principalmente, el estómago, y potenciar las defensas. En este caso utilizamos un jugo de tomate en ayunas, un jugo de papa en ayunas y un té de un árbol que nosotros le llamamos manzanita aquí (en Tacuba).

Variedad. Sábila, jenjibre, manzanilla, ruda, guarumo, altamisa, y muchas otras plantas medicinas cultivan los líderes comunales en las parcelas que tienen a su cargo.

La persona inició tratamiento un día viernes, día lunes le detectaron hepatitis y el viernes fue al Seguro Social, y ahí le dijeron que esos exámenes eran una mentira porque no presentaba ningún síntoma en ojos, lengua, garganta, ni nada. Al parecer el tratamiento de ocho días había dado muy buenos resultados", manifestó García.

En cada consejo, hay un vivero comunitario, alguien presta la tierra, puede ser una manzana o lo que puedan, para realizar la siembra de las plantas medicinales.

Los miembros de las comunidades originarias aseguraron que las plantas son efectivas para la desparasitación, para lidiar con la diabetes, para prevenir enfermedades como el cáncer, la insuficiencia renal, la gastritis, colitis, crisis nerviosas y otras enfermedades.

"Yo estaba padeciendo de los riñones, y me curé con un tratamiento a base de hojas de guarumo. Tenía úlcera y con el tratamiento de la sábila me estoy curando. También, han venido muchas personas con catarros fuertes, y dificultad para respirar, y unimos las plantas, puede ser cebolla, ajo, jengibre, se hace una mezcla y se las damos. Algo importante es que no es solo de ir a agarrarlas sino que también hay que compartir esa espiritualidad con las plantas", testificó Joaquin Salazar, representante del Consejo comunitario Cumbres del Olvido. Los líderes enfatizaron que los recursos que la naturaleza brinda son muchos y que es importante aprender a aprovecharlos.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines