Lo más visto

El Salvador  / politica Adolfo Salume Srio. de Democracia Salvadoreña

"¿Le tienen la cola pateada a Nayib Bukele?"

Por tres años, Nayib Bukele mantuvo estructuras de corrupción dentro de la Alcaldía de San Salvador, asegura Fito Salume, empresario y político.
Enlace copiado

"¿Le tienen la cola pateada a Nayib Bukele?"

Enlace copiado

A Fito Salume le preocupa la permisividad en la política salvadoreña. Para él, no tiene explicación que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no haya investigado el origen del financiamiento de la campaña electoral de Francisco Merino, reelecto diputado por Santa Ana, a pesar de que aparecía en vallas junto a Juan Samayoa, exalcalde de Metapán procesado por lavado de dinero y conexiones con narcoactividad y prófugo de la ley. Y tampoco le parece que Nayib Bukele, a quien considera su amigo “cercano”, permita estructuras de corrupción dentro de la Alcaldía de San Salvador. Para él, el aún alcalde capitalino no ha demostrado tener compromiso con la transparencia y el combate a la corrupción.

¿Ganó la derecha este 4 de marzo?

Se le mandó un mensaje a todos aquellos políticos corruptos que ofrecen por ofrecer, que le dan paja a la gente y que una vez llegan al puesto, se olvidan de todos los compromisos que adquirieron en campaña y van a hacer su agosto. Ahí están políticos del FMLN, que anduvieron en la montaña y que no tenían nada más que un fusil, ahora andaban en tremendos carros blindados, guardias armados y PPI. ¿Cuál fue el mensaje del pueblo a estos dirigentes políticos? ‘Ya no nos van a ver la cara de pendejos’.

Y el Frente, después de escuchar este mensaje, ¿qué hace?

Al Frente le está costando digerir el mensaje. Ellos como que viven en otro planeta. El secretario general, Medardo González, a quien considero que es mi amigo, por eso le digo la verdad y no lo adulo, lo escuché dar un discurso de hace 100 años a la juventud del FMLN: ‘Vamos a trasladar los medios de producción a los trabajadores’. ¡Qué persona más desubicada! Por un lado da el discurso de que están de acuerdo con un modelo en el que el sector privado es el motor de la economía y que la inversión internacional es importante… qué desconexión, porque, con ese discurso, ¿qué empresario nacional o extranjero va a querer venir a invertir a un lugar donde le están diciendo ‘te vamos a quitar tus babosadas para dárselas a los trabajadores’?

El mensaje es claro para el Frente. ¿Pero ARENA cree que es el ganador aunque haya perdido más de 60,000 votos?

Quisiera pensar que ARENA no se equivoque en pensar que ellos son los ganadores. Para mí, el perdedor es el Frente, por su mala gestión, por los errores. Ojalá que el Frente, ya que Salvador Sánchez Cerén no ha podido dar resultados, le dé una oportunidad a alguien más, a alguien como Óscar Ortiz. Recuerdo que cuando Óscar Ortiz estaba en Santa Tecla, hasta los de ARENA votaban por él. La gente no pensaba en izquierda o derecha, sino que quería que se hicieran las cosas y quería confiar en las personas que hacen las cosas transparentemente y que no se roban los dineros. Yo sí creo que ARENA corre un gran riesgo de que ellos son los ganadores de la elección. El perdedor es el FMLN. Circunstancialmente, ARENA gana. Yo, en algún tiempo, fui corredor de autos. Es diferente ganar una carrera cuando por mi trabajo y los riesgos que tomaba llegaba primero que ganar una carrera cuando se estrellaba el que iba de primero y yo pasaba la línea de meta en primer lugar. Si me confiaba, la próxima vez ese que iba de primero, si no se estrellaba, iba a llegar en primer lugar. Tenía que tener la conciencia de que si ganaba, no había sido por mi mérito, porque había otro que lo había hecho mejor. Simplemente era un accidente. Los del Frente han sido tan brutos de hacer las cosas mal. ¿Qué ha hecho ARENA? Simplemente ha estado ahí para asegurarse de que lo hagan mal. Está comprobado que personas como Medardo González, Salvador Sánchez Cerén y la cúpula antigua de la Comisión Política ya están obsoletos. La única oportunidad del FMLN es, talvez, dar paso a otros liderazgos.

Democracia Salvadoreña solo compitió en un municipio, en Rosario de Mora. ¿Cálculo para no ser desinscritos?

No. Somos un partido nuevo y creemos que en donde más podemos aportar es en la Asamblea Legislativa. Entonces, nos hemos enfocado en las elecciones legislativas, no en las municipales. Logramos un diputado en coalición con el PCN, Antonio Almendáriz, en Sonsonate.

¿Y para esta elección?

Viendo el resultado positivo que tuvimos en esa coalición con Antonio Almendáriz, decidimos entrar en coaliciones. Lejos de duplicar una gestión electoral, mejor fortalecer aquellos liderazgos que nosotros considerábamos positivos. Y nos sentamos desde año y medio con la dirigencia de ARENA y con la dirigencia de GANA. Negociamos y acordamos. Nos dimos la mano y fue ratificado en las instancias relevantes del partido: coalición de cinco diputados en cinco departamentos con GANA y coalición de cinco diputados en cinco departamentos con ARENA. Redactamos documentos. El último día, a la última hora, a las 12 de la noche, nos dijeron que no iban a firmar. Ni GANA ni ARENA.

¿Cómo queda eso?

Saben que estoy ‘como las 11,000 putas’. Me han venido a decir mea culpa, me han pedido 50,00 disculpas, pero cuando vos hacés algo malo a alguien sabiendo lo que hacés, está bien fregado venir y recibirlos después a pedir disculpas. El daño ya está hecho. Entonces, ni modo. Uno tiene que ser práctico, porque en la política el que se enoja pierde. Estoy encachimbado, pero estoy hablando con ellos. Ellos saben que me han quedado mal. Y si tienen alguna pizca de decencia, lo van a compensar, supongo yo. A ver qué pasa.

Esas pláticas no quieren decir que ya hay acuerdos para las presidenciales. ¿O sí?

Ya empezamos pláticas. Todos han comenzado pláticas.

En algún momento, y se lo preguntó también Moisés Urbina en “Frente a frente”, se ha mencionado que Democracia Salvadoreña es el partido de Nayib Bukele.

Como lo dije en la entrevista, no hay ningún acuerdo con Nayib Bukele. Nayib Bukele es amigo mío.

¿Amigo así como Medardo González o de otra forma?

De otra forma. Porque yo nunca he estado en la casa de Medardo, nunca me ha invitado a su casa. Y yo sí he estado, y muchas veces, en la casa de Nayib. Eso te da luz a pensar que sea más cercano y con más confianza con Nayib que con Medardo.

¿Eso lo hace aliado político?

Somos amigos.

¿Y a nivel político?

Normalmente los amigos, a los que yo considero amigos, cuando pueden, se ayudan. Y cuando se está en una posición de hacerlo y hay uno que quiera escucharte, se aconsejan. Y Nayib y yo somos amigos. Más de eso, en estos momentos, no lo hay. Todo mundo quiere decir ‘Nayib Bukele va como el candidato de Democracia Salvadoreña’. Pero ahí anda haciendo su partido, entonces, ¿cómo va a ser el candidato de Democracia Salvadoreña si anda haciendo su partido?

Usted dice que los amigos se ayudan y se dan consejos. ¿Es así con Bukele?

Cuando él está dispuesto a recibir un consejo, siempre se lo he dado. No siempre lo ha escuchado. Y cuando me ha pedido ayuda y he estado en la disposición de hacerlo, se la he dado. Pero en este momento no me ha pedido ayuda para ser candidato de mi partido ni yo se lo he aconsejado. Yo lo que le he aconsejado es que tome las mejores condiciones de lo que más le convenga. Porque a él le gusta hacer las cosas a su manera. Y cuando uno ingresa a un partido cuando no es su partido, le toca adherirse a los preceptos de ese partido. Y nuestro partido es muy estricto, y por eso nos cuesta encontrar candidatos. Todos los que quieren ser candidatos tienen que tener un compromiso con la transparencia y un absoluto compromiso, no solo ser honestos, sino combatir la corrupción. Porque ¿de qué sirve que tú seas alcalde de San Salvador y sabés que hay un montón de mafiosos, como los tiene Nayib Bukele en la alcaldía? Tiene al mafioso de Rolando Castro, que se lucra de su poder sindical en la Alcaldía de San Salvador. Le cobra asesorías a Enrique Rais para que MIDES sea el favorecido, que presuntamente monta contratos falsos para lucrarse en los contratos de recolección de basura de la alcaldía y en los contratos de compra de camiones de la basura. ¿De qué sirve que Nayib Bukele esté sentado en la silla sabiendo todo eso y no haga nada? Le he aconsejado que limpie todas las señales de corrupción que hay en esa alcaldía y no lo ha hecho. Empezando por Rolando Castro, que es el símbolo de la corrupción en la Alcaldía de San Salvador (Castro dio una conferencia en una oficina de la Alcaldía de San Salvador para denunciar lo que él llamó “una persecución” de Salume). No lo ha hecho. Es más, este fin de semana tuve una discusión con él. Le dije ‘Nayib, ya te vas, no lo has hecho en tres años que has estado ahí’ y me ha dicho ‘Rolando me amenaza con esto’. A mí me mandó a amenazar de ir a tirarme la basura a todos los Míster Donuts. ¡Que lo haga! Que lo haga porque así será más fácil meterlo preso. ‘Que no, que mirá cuando Violeta, la otra alcaldesa que se peleó con Rolando Castro, les llegó a tirar la basura’ ¿Y por qué no lo metieron preso? ¿Qué les tiene la cola pateada? ¿O qué será que Nayib Bukele no quiere denunciar a Rolando Castro porque le tiene la cola pateada?

¿Le pidió que lo investiguen?

Lo que yo le dije a Nayib es que lo correcto es que si vos sabés y hay indicios que este señor está lucrándose de su puesto en la alcaldía. Este señor vive un estilo de vida superior a los $900 que ganaba hasta hace un año (porque le subieron el sueldo a $1,900). ¿Y por qué le subieron el sueldo? Ahí andan diciendo que fue porque Rolando Castro convenció a Nayib Bukele que le iba a ayudar a formar su partido. Yo no te estoy diciendo que es así, pero son las cosas que se escuchan. Si Nayib pretende ser un político transparente y no acuerpar la corrupción, debería decir que se investigue todo esto.

Entonces, ¿él no cumple los requisitos de Democracia Salvadoreña?

No te estoy diciendo que no los cumple, pero esto es una buena prueba. ¿Qué va a hacer Nayib Bukele con Rolando Castro? Sería una buena prueba si él cumpliría los principios de transparencia y combate a la corrupción, que son requisitos de Democracia Salvadoreña.

¿Y no cree que eso sería como allanarle el camino al sucesor?

No, es como hacer lo correcto. No vamos a añadirle que si la izquierda, la derecha, FMLN, ARENA. Ya en este país debemos de dejar de estar pensando así como estás pensando vos. ¡Estás equivocado! Lo correcto es lo correcto, lo demás me vale. Mi agenda política es anticorrupción y transparencia. Me vale que Nayib Bukele sea mi amigo y no haga lo correcto, a mí me toca denunciarlo. Porque esa es omisión de función. ¿O no es esa la responsabilidad del alcalde de San Salvador en todo momento, desde el principio al final, cerciorarse de que los recursos de la alcaldía sean debidamente administrados y no haya corrupción? ¿Es o no es? ¡Claro! Entonces, ¿lo va a cumplir o no lo va cumplir? No me importa que sea hoy o el último día antes de que se vaya de la alcaldía. Aquí no hay ni grises ni morados. Aquí hay blanco o negro: sí o no. ¿Vas a ser un político que tolera a los corruptos y que trabaja con los corruptos bajo tu conveniencia política o vas a hacer las cosas como se deben hacer?

Pero este solo es un tema de Nayib: está también el mercado Cuscatlán, el contrato de las luces led… es decir, no solo es el tema de la basura, toca varios temas.

Estamos hablando de uno porque no podemos hablar de todos.

Lee también

Comentarios