Lo más visto

Más de El Salvador

Legalizan tierras ocupadas por 44 grupos familiares

Son de distintas comunidades de Santa Ana y han residido de forma ilegal en terrenos por muchos años. Ahora tienen escrituras.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Barahona Escrituras.  En lo que va del año, según registros de FONAVIPO, 508 familias han recibido a escala nacional la legalización de sus propiedades, y en cuatro años de administración actual han sido 4,572.

Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Barahona Escrituras. En lo que va del año, según registros de FONAVIPO, 508 familias han recibido a escala nacional la legalización de sus propiedades, y en cuatro años de administración actual han sido 4,572.

Enlace copiado

Después de más de 30 años de residir en la propiedad donde erigió su casa, en la colonia El Progreso, del cantón Cantarrana, municipio de Santa Ana, Jaime Leonidas Martínez por fin es propietario legal del terreno, luego de recibir la escritura que lo acredita como dueño oficial de la propiedad.

Más de tres décadas tuvieron que pasar para que ahora pueda decir que es dueño de su casa, con las escrituras en mano, las cuales le fueron entregadas por el Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO), que procedió a legalizar la propiedad de Martínez.

“Yo tengo 30 años de habitar en esta comunidad; hasta este día, gracias a las autoridades del Gobierno y de FONAVIPO, se nos ha hecho posible obtener este título tan anhelado por tanto tiempo”, dijo.

La familia Martínez fue parte de las 44 de distintas comunidades del departamento de Santa Ana que fueron beneficiadas con la legalización de propiedades por parte de FONAVIPO.

De este grupo de familias, 10 recibieron sus escrituras debidamente inscritas ante el Centro Nacional de Registros (CNR), otras lo harán posteriormente.

El presidente de FONAVIPO, Rony Huezo, señaló que con estas acciones se brinda seguridad jurídica a las familias que ya pasan a ser propietarias legales de los inmuebles donde han residido. 

La legalización se ampara en los decretos legislativos 848 y 344, referentes a terrenos que eran del Estado para que pasen a manos de las familias que se asentaron en estos, incluyendo tierras de la línea férrea y antiguos derechos de vía declarados en desuso.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines