Les prometí total independencia (a diputados) ”

Castaneda Soto, quien llegó al TEG en 2012 a propuesta del expresidente Funes, del FMLN, responde a las críticas y promete imparcialidad.
Enlace copiado
Les prometí total independencia (a diputados) ”

Les prometí total independencia (a diputados) ”

Les prometí total independencia (a diputados) ”

Les prometí total independencia (a diputados) ”

Les prometí total independencia (a diputados) ”

Les prometí total independencia (a diputados) ”

Enlace copiado
Un día después de ser nombrado presidente del Tribunal de Ética Gubernamental (TEG), José Néstor Mauricio Castaneda Soto asegura que una de sus metas en los primeros tres meses es presentar a la Asamblea Legislativa un pliego de reformas a la Ley de Ética, con sanciones más rigurosas, aunque solo habla sugerencias de remover empleados cuando los funcionarios contraten a familiares, como el caso del alcalde de San Salvador, Nayib Bukele. En esta entrevista que brindó a LA PRENSA GRÁFICA, el también exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia aceptó que existen críticas a la imparcialidad de la institución y cuestionamientos hacia él, pero dice que asumió el compromiso ante los partidos políticos de actuar con independencia.

Habló de presentar un pliego de reformas. ¿Se pueden incluir, dentro de las sanciones, que los funcionarios remuevan de los cargos a familiares?

En el aspecto del proceso administrativo sancionador, con la ley actual solo establecemos una sanción pecuniaria, que es una multa que tiene que ver con un máximo de 40 salarios mínimos. Pero muchas veces el imponer una multa a un funcionario, dice ‘la pago y sigo’, con su actitud. Pero en la reforma sí se va a incluir regular de otra manera el aspecto sancionador. Por ejemplo, los artículos 5 y 6 son los que establecen únicamente los deberes y prohibiciones, y eso resulta bien limitado para el pleno, como jueces, porque a veces denuncian determinados hechos o actos que no son el presupuesto procesal para poder sancionar. Nosotros pudiéramos, de alguna manera, talvez sugerir, porque no pudiéramos ordenar una remoción, pero pudiéramos sugerirle al titular de la institución donde hemos sancionado al servidor público alguna medida cautelar, por ejemplo, suspenderlo temporalmente de sus laborales; o sugerir que es tan grave la infracción que pudiera llegar al punto de una remoción o un despido. Creo que normativas así son las que necesitan un poco de parte del tribunal.

Algunos dicen ‘no conocemos mucho del tribunal’, ‘no ve el trabajo del tribunal’, y quizá muchas veces es por ese tipo de normativa que se tiene.

El funcionario acude a la Sala de lo Contencioso y el caso del alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, que fue sancionado por nombrar a su hermano, pero él sigue en el cargo...

Ese es otro recurso que tienen los funcionarios y servidores porque pueden impugnar nuestras resoluciones finales ante la Corte Suprema, a través de la Sala de lo Contencioso. Sería de intentar hacer la reforma en ese sentido y que las sentencias ahí terminarán. Por ejemplo, no deberían participar en elección popular personas que han sido sancionadas por el tribunal. Eso no existe todavía. Es un elemento que el Tribunal Supremo Electoral pudiera tomarlo, aunque la ley no lo diga.

Ya hay bastantes apreciaciones, por ejemplo, el proceso abreviado. Hay personas que se declaran confesas, dicen ‘es cierto, yo infringí’; entonces, ¿para qué seguir todo el proceso, gastar recursos humanos, financieros? Con la confesión, sancionamos.

¿Cuándo podría presentar las reformas?

Tendríamos que estarlas presentando el primer trimestre de mi gestión, precisamente para que el TEG sea más efectivo.

Algunos diputados de ARENA se abstuvieron de votar por su elección. Critican la imparcialidad del tribunal porque ven inclinación hacia la izquierda. ¿Cuál es su opinión?

En los comentarios y en las discusiones surgió eso, de los sesgos políticos, pero la verdad es que el tribunal está integrado por cinco miembros, y vienen de diferentes sectores: la Asamblea Legislativa (designa) al presidente, la Corte Suprema de Justicia, el Órgano Ejecutivo, la Corte de Cuentas y el ministerio público. Nosotros, al ser ya juramentados en cada uno de los sectores, no obedecemos ninguna línea del que nos designó o nos nombró. Por ejemplo, a mí me nombró el expresidente (Mauricio) Funes, pero desde mi nombramiento yo aquí actué con total independencia, en ningún momento me llamaron a mí en Casa Presidencial a platicar de algún tema o mucho menos una llamada, sino que es totalmente independiente. Los análisis que hacen hacia afuera, como le decía, instrumentalizan al tribunal, más que todo contra los políticos, y por ahí nos vemos involucrados en que puedan decir que hay una tendencia o no. Pero le digo categóricamente que en el pleno nadie ha recibido presión o llamada de ‘mirá, tratámelo de diferente manera’, porque los cinco hemos sido incluso autocríticos. Decir que hay un sesgo político en las resoluciones no es cierto.

Otro de los casos que se mencionan fue el de exonerar a Sigfrido Reyes...

La investigación no arrojó elementos suficientes para poderlo sancionar. Porque ahí era decir ‘¿mire de dónde obtuvo recursos?’ Y algo en que debemos tener mucho cuidado, y eso me lo comentaron a mí los diputados, es en respetar las competencias de cada institución, porque si yo trato de incluir al tribunal en el campo de la Corte de Cuentas, es peligroso, porque ellos tienen que fiscalizar los bienes. La Sección de Probidad está haciendo un gran trabajo, ahí sí se aplica la ley de enriquecimiento ilícito. Entonces, las razones por las que a él lo denunciaban eran porque decían ‘bueno, ¿y de dónde sacó los recursos para comprar tantas cosas?’ Pero si nosotros leemos los artículos 5 y 6, solo hablan de prohibiciones, ahí no enmarca en ningún momento cómo un funcionario adquirió una finca o cómo adquirió las casas. Esa es competencia de la Sección de Probidad. En el caso del exdiputado Sigfrido Reyes, la Corte de Cuentas hizo la investigación por su lado, dio sus resoluciones.

Como funcionarios, debemos ser bastante prudentes y con cierta madurez, porque no podemos a presión mediática llevar una resolución.

¿Qué piensa sobre que su suplente, Juan José Saldaña, fuera tildado de izquierdista?

Yo había tratado de hablar con todas las fracciones para lograr una unanimidad, claro, hoy no hay suplentes, en otras ocasiones el titular se ausentaba por compromisos que tenía pero dejaba al suplente, (era) más fácil acumular un número mayor de votos. Algunos los encontré saliendo cuando iba ingresando a la Asamblea y me dicen ‘mirá, tengo que salir’, pero dejan vacía la curul. A algunos de ARENA no les pareció que presentaran en combo la votación. Si bien es cierto que estaban a favor de mí, pero sacaron ese comentario. Pero no hay prueba de eso. Él no es militante de FMLN ni nada. Así son los políticos. Uno hay que entender que en esa cancha se dicen de todo.

Un diputado del FMLN lo llamó hombre de derecha, pero ARENA votó dividida, y el FMLN lo apoyó. ¿De qué tipo de ideología se considera?

Soy una persona de libre empresa, a mí me gustan las libertades, en eso yo estoy bien claro; pero cuando platico con los de la fracción del FMLN, ellos claramente me dijeron: ‘No nos interesa a nosotros tener un funcionario de izquierda, lo que nosotros necesitamos es un funcionario imparcial, que no se deje llevar por influencias externas o de sectores, o de presiones, que si hay que sancionar un alcalde de un determinado partido, pues hay que sancionarlo’. Y esa plática la tuve con todas las fracciones, porque yo no podía comprometerme ‘miren, apóyenme, pero voy a tratar de... No, no se puede. Lo que yo les prometí es total independencia, que vamos a aplicar la ley a quien le corresponda. Lo que sí les ofrecí es hacer más exhaustiva la investigación, no dejarnos llevar por un testigo que solo viene a hablar, y por esa versión nos vamos a dejar ir, porque es manchar el honor del funcionario.

Pero por el hecho de ser designado por la presidencia o de la Asamblea, ¿no responde a cierto interés?

El expresidente (Funes) ganó las elecciones a través de un partido político, con lo cual todos dicen, bueno, pero si Néstor Castaneda no tiene nada que ver con ese partido político, ¿por qué él viene y lo nombra? Y casi la misma opinión fue en esta ocasión. Los señores del FMLN me dijeron ‘mire, usted es una persona de libre pensamiento, de libre empresa. Nosotros no necesariamente queremos a alguien de izquierda’. Llegar a los puestos, hay una serie de situaciones, pero lo más importante es no llegar comprometidos.

Ya viene el proceso de elecciones...

Ese es el escenario difícil que le viene al tribunal. Los ciudadanos están cansados de ver este problema de la corrupción, de los malos servicios públicos, que usted llega a una institución pública y no la atienden. Ahí es donde debemos dar la respuesta.

Cuando fue magistrado del CSJ, no estuvo a favor de conocer los gastos de la partida secreta durante la gestión del expresidente Francisco Flores. A su criterio, ¿no era inconstitucional una partida secreta?

Tan es así que solo le cambiaron nombre, porque si fuera totalmente inconstitucional, hubiera desaparecido, pero un jefe de Estado, ya un constitucionalista previó eso, de que el jefe de Estado tuviera una disponibilidad para sus actividades propias.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter