Liberan a policías porque testigos no declararon por temor

Los agentes fueron acusados de robarle $160 a un pequeño comerciante que fue asesinado tres días antes de declarar en el juicio.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/FREDERICK MEZA Argumento.  Los policías aseguran que no salieron del puesto policial el día que ocurrió el robo. Sostienen que quizá fueron otras personas.

Foto de LA PRENSA/FREDERICK MEZA Argumento. Los policías aseguran que no salieron del puesto policial el día que ocurrió el robo. Sostienen que quizá fueron otras personas.

Enlace copiado

Los testigos sabían lo que ocurrió en la tienda de Juan Martínez el 26 de septiembre de 2016. Pero ayer no quisieron contar lo sucedido al juez que desarrolló el juicio contra tres agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) acusados de robar $160 en la tienda de Juan Martínez ese 26 de septiembre. Tienen miedo de que los maten, como le ocurrió a la víctima del robo, quien fue asesinada tres días antes de declarar en juicio contra esos policías asignados al plan zafra.

Martínez denunció que los agentes José Roberto Alemán Monroy, José Santos Mármol Martínez y Ricardo Guadalupe Mejicanos le robaron $160 de un bote de vidrio que tenía en su tienda minorista, ubicada en Cangrejera, La Libertad. Dos personas presenciaron lo denunciado por la víctima. Martínez era el principal testigo en el caso. A causa de su asesinato, el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla reprogramó el juicio en dos ocasiones para que la Fiscalía General de la República (FGR) lograra convencer a los dos testigos para que declararan porque tenían miedo, según contó una fuente cercana al caso.

La Fiscalía, sin embargo, no le ofreció régimen de protección a los testigos, que en el proceso judicial fueron identificados por sus nombres, aun cuando sabían que Martínez fue asesinado tres días antes de declarar en juicio que estaba programado para el 30 de marzo pasado.

Ayer fue la última oportunidad de la parte acusadora, pero la perdió. La Fiscalía solo tenía un testigo y documentos pero insuficientes para que el juez condenara a Mármol, Alemán y Mejicanos por los delitos de amenazas y hurto, por lo que fueron absueltos.

El único testigo que sí asistió a la diligencia fue un investigador de la PNC que está asignado en Asuntos Internos. El policía contó que a raíz de la denuncia de Martínez logró identificar a los acusados; de hecho, por el libro de entradas determinó que los tres policías sí salieron a patrullar donde ocurrió el robo.

La defensa presentó a un comandante de guardia de la delegación de La Paz. Él aseguró que los tres agentes no salieron a patrullar ese día. De hecho, sostiene que realizaron trabajos de carpintería en el puesto policial.

El juez que conoció el caso no quedó satisfecho con la declaración del testigo de descargo porque no concuerda con lo que dijo en entrevistas previas al juicio, aunque estas no tienen valor probatorio. Sin embargo, ordenó que se envíe ese testimonio a Asuntos Internos de la Policía.

Dos de esos agentes que ahora están en libertad también fueron acusados de implantar droga y un arma de fuego en el carro de Martínez, en venganza. Él estuvo detenido por 10 meses, hasta que en septiembre del año pasado, el mismo juez que conoció este caso lo puso en libertad porque no les creyó. Martínez fue asesinado afuera de su tienda por hombres vestidos de negro y encapuchados, el 28 de enero pasado.

2
 de los policías colocaron droga y un arma de fuego a Martínez.

Lee también

Comentarios

Newsletter