Lo más visto

Más de El Salvador

Libres por falta de testigos dos acusados de matar a busero

Los dos principales testigos, con régimen de protección, no se presentaron ayer al juicio. La FGR considera que fue por temor.
Enlace copiado
José Pinto. Absuelto.

José Pinto. Absuelto.

Eduardo Mancía.  Absuelto.

Eduardo Mancía. Absuelto.

Libres por falta de testigos dos acusados de matar a busero

Libres por falta de testigos dos acusados de matar a busero

Enlace copiado
El Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador dejó en libertad ayer, por falta de testigos, a José Daniel Grande Pinto y Eduardo Gustavo Mancía Gómez, quienes fueron acusados por el delito de homicidio agravado en contra de William César Flores, un motorista de la ruta 119.

De acuerdo con la fiscal del caso, que no quiso identificarse, uno de los elementos que influyó en la decisión del juez fue la poca colaboración que hubo de los familiares del fallecido, quienes a pesar de que se les brindó el régimen de protección para víctimas y testigos decidieron no testificar en la última fase del proceso judicial.

Mancía y Pinto fueron detenidos tras el homicidio de Flores, cometido el 16 de septiembre de 2011. Ambos fueron señalados por los testigo con claves “El Caballo” y “Sombra” como los dos hombres que atacaron a Flores cuando conducía la unidad. Sin embargo, ninguno de los testigos se presentó ayer a la vista pública.

“La falta de colaboración de las víctimas por temor a los pandilleros fue determinante”, expresó la fiscal del caso.

La FGR considera que una de las hipótesis del crimen fue por el cobro de extorsiones. Ambos imputados están perfilados por las autoridades como pandilleros.

La defensora pública Lucrecia Blanco consideró: “Al no haber testigos presenciales esperaba que el juez dictaminara una sentencia absolutoria para los dos imputados, ya que la documentación presentada por la fiscalía no es suficiente porque los testigos tenían que venir a confirmar todo lo que se ha dicho en el proceso”.

El Código Penal establece, en su articulo 129, que la pena máxima por homicidio agravado, de ser comprobado, es de 30 años a 50 años de cárcel.

Según el informe del caso, el crimen sucedió el pasado 16 de septiembre del año 2011, cuando William César Flores realizaba su viaje desde la frontera El Poy, en Chalatenango, hacia la terminal de oriente. Dos sujetos, según lo que dijeron los testigos en la fase preliminar, abordaron la unidad a la altura del kilómetro 36 de la carretera Troncal del Norte, en la jurisdicción de Aguilares, específicamente en la zona conocida como Las Pampitas.

La declaración de los testigos señala que, después de abordar la unidad, uno de los hombres sacó una pistola y disparó contra el conductor del autobús, quien a pesar de haber sido auxiliado por elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) falleció en la unidad FOSALUD de Apopa. Tras el ataque ambos bajaron del bus y se escondieron en unos matorrales.

Tags:

  • homicidio
  • motorista de buses
  • ruta 119
  • FGR
  • pandillas
  • extorsion

Lee también

Comentarios