Lo más visto

Listo catastro para identificar drenajes de aguas lluvias en 28.6 kilómetros cuadrados del AMSS

Hay ocho puntos donde se tiene problemas con los drenajes, además de que son zonas vulnerables, todos tienen que ver con quebradas en el AMSS, otros ocho son recurrentes a inundaciones.
Enlace copiado
La limpieza de los drenajes  se realizan regularmente antes del inicio de la estación lluviosa, pero muchos de estos siempre colapsan en las tormentas.

La limpieza de los drenajes se realizan regularmente antes del inicio de la estación lluviosa, pero muchos de estos siempre colapsan en las tormentas.

Enlace copiado

En un área de 28.6 kilómetros cuadrados de San Salvador y Antiguo Cuscatlán, los drenajes de aguas lluvias estaban perdidos, no aparecían en el mapa, por lo que no se tenía el catastro completo del drenaje pluvial y su estado. El total es de 589.91 kilómetros cuadrados en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

Sin tal información el Ministerio de Obras Públicas (MOP) no puede definir las obras para mitigar las inundaciones urbanas. La idea es tener

un Plan Maestro para la Gestión Sustentable de las Aguas Lluvias del AMSS (PM_GESALAMSS).

Para conocer cómo están los drenajes en 28.6 kilómetros cuadrados se contrató a una consultora que elaboró el Catastro Físico y Topográfico del Macro y Micro Drenaje Pluvial en el AMSS.

Este recoge la información de 4,000 pozos, además de tuberías y tragantes, y se pondrá en un sistema de información geográfica. "Se habían hecho otros planes maestros y trabajos de investigación, pero todavía faltaba, habían quedado 28 kilómetros del Área Metropolitana sin datos. Esos fueron los que nosotros levantamos", dijo Enrique Flores, especialista del programa de Reducción de Vulnerabilidad.

Luego se generarán los mapas completos del sistema pluvial. "Con eso esperamos tener todo el rompecabezas armado de macro y micro drenaje y poder correr programas de simulación y ver cómo se comporta para diferentes lluvias de diferentes intensidades, y ahí vamos a ir encontrando a dónde están los problemas y los vamos a ir resolviendo; ya sea con obras de macro drenaje o micro drenaje, con lagunas de laminación, con sistemas urbanos de drenaje sostenible y lo vamos a ir recomendando", expresó.

Aunque el catastro no estaba completo, ya se tienen identificados sectores con principales problemas en los drenajes de aguas lluvias; En el AMSS son ocho puntos difíciles.

En los drenajes primarios (quebradas, bóvedas, tuberías de gran tamaño) están: Arenal Montserrat-condominio Brisas de San Francisco; quebrada El Piro, en la entrada de Santa Elena y calle hacia el puerto de La Libertad; quebrada Tutunichapa, en la zona del Centro de Gobierno y por la Cruz Roja; quebrada Chilismuyo, por SERTRACEN-calle Sisimiles; quebrada Merliot, por la Plaza Merliot y colonia Santa Teresa; Arenal San Felipe, por avenida Las Amapolas y bulevar Los Próceres; La Quebradona, en colonia Miramonte; y quebrada Las Lajas, bulevar Constitución.

Pero también hay otros ocho puntos que sufren anegaciones en la estación lluviosa. Todos son drenajes secundarios donde hay recurrentes inundaciones, colapsos o hundimientos; se mencionan: la colonia Escalón, en calle El Mirador, 87.ª y 89.ª avenidas norte, avenida Masferrer norte, Paseo General Escalón; también el sector del Salvador del Mundo, la 49.ª avenida, la colonia Médica, el Centro Histórico de Santa Tecla y la colonia Santa Lucía, en Ilopango.

Los drenajes de agua lluvia se ven rebasados en su capacidad con tormentas de corta duración y mucha intensidad, por lo que este tema también tiene que ver con la planificación territorial y en conocer la capacidad de infiltración del suelo.

De ahí que es importante conocer el tipo de suelo en los sectores del AMSS. "Porque en esa medida se va a poder decir aquí se puede infiltrar, aquí no se va a poder infiltrar; y ayudar con algún tipo de infraestructura, llámese pozos de infiltraciones, entre otros, a que en los sectores donde se puede se capte el agua que cae e infiltrarla", dijo Yolanda Bichara, directora ejecutiva de la Oficina de Planificación del Área Metropolitana (OPAMSS).

En otros sectores de la ciudad lo que se podría hacer son obras que retarden la velocidad del caudal con el fin de evitar inundaciones aguas abajo.

"Que si la solución es poner tuberías más anchas, no necesariamente. Porque por eso tenemos que hacer obras de infraestructura que nos permitan infiltrar, retardar o, inclusive y que sería el mundo ideal, captar para poderla reusar", agregó.

Para que se tomen mejores decisiones también se debe tener las series de lluvia en la zona, y hacer estudios de láminas de lluvia en sectores territoriales.

"Hacer una serie de infraestructuras que me permitan un uso más eficiente o una gestión integral del recurso hídrico, cuál es: captarla, tratarla, reusarla, infiltrarla; más allá de estar pensando en hagamos tuberías más grandes para que pueda salir más cantidad de lluvia", enfatizó.

El PM_GESALAMSS tiene entre sus objetivos definir "las acciones preventivas y/o correctivas, tanto de tipo estructurales como no estructurales, necesarias para el funcionamiento adecuado del sistema de drenaje pluvial a ser implementado y/o mejorado en el AMSS para la mitigación de inundaciones a corto, mediano y largo plazo". Dicho plan debe tener en consideración el crecimiento y expansión de la trama urbana.

Tags:

Lee también

Comentarios