"Lo mejor sería restaurar la situación": enviado especial de Biden

Ricardo Zúñiga, enviado especial de Estados Unidos al Triángulo Norte, dejó claro que su país considera que las destituciones aprobadas por la Asamblea oficialista son inconstitucionales.

Enlace copiado
Posición. Ricardo Zúñiga dejó claro que Estados Unidos considera que los nombramientos hechos por la Asamblea no cumplen con la Constitución.

Posición. Ricardo Zúñiga dejó claro que Estados Unidos considera que los nombramientos hechos por la Asamblea no cumplen con la Constitución.

Enlace copiado

"Es importante decir que no estamos de acuerdo con la decisión tomada por la Asamblea Legislativa. A nuestro criterio lo mejor sería restaurar la situación que existía el 30 de abril. Nuestra evaluación, y nuestro criterio, es análisis legal. Nuestra visión es que la decisión (destituciones) del 1.º de mayo no fue apegada a la Constitución, ni en el caso de magistrados ni del fiscal".

Así de contundente fue Ricardo Zúñiga, enviado especial de Estados Unidos para el Triángulo Norte, para dejar claro que el país norteamericano no está de acuerdo en las destituciones de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y del Fiscal General, que la Asamblea oficialista llevó a cabo el pasado 1.º de mayo para imponer en su lugar a personas afines a Nayib Bukele, y que el oficialismo se ha esmerado en defender e intentar revestir de legalidad y legitimidad.

El diplomático estadounidense participó en la entrevista Frente a Frente y, contrario a lo que dijo la Secretaria de Prensa de CAPRES una noche antes —al subir un comunicado calificando la reunión de cordial, sin entrar en detalles de la misma; y luego borrándolo—, enfatizó que su viaje fue para conocer de primera mano los argumentos del oficialismo para justificar su actuar.

Hace una semana, Bukele criticó a embajadores en el país, al acusarlos de reunirse con la oposición y de no prestar atención a su "versión oficial". Inclusive, atacó al encargado de negocios de la embajada americana, Brendan O'Brien —que no estuvo presente en dicha reunión—, al decir que "le dicen a saber qué sandez y publica otra cosa".

Ante ello, en el viaje efectuado por Zúñiga, este tuvo la oportunidad de reunirse con la junta directiva de la Asamblea —conformada únicamente por el oficialismo— y con el propio Bukele. Tras escucharlo, su mensaje fue claro: "Pensábamos que no se había cumplido dentro del marco de la Constitución ni del procedimiento. Seguimos pensando lo mismo".

El representante del gobierno de Joe Biden fue enfático en decir que la comunidad internacional no puede incidir en las decisiones legales que los salvadoreños toman. En todo caso, le corresponde mostrar su preocupación por las acciones de quienes gobiernan, toda vez que estas no contribuyen al esfuerzo que los países cooperantes con El Salvador hacen para fortalecer la democracia en el país.

"La comunidad internacional tiene una visión y esa preocupación la compartimos con bastantes socios internacionales. Entendemos que aquí son decisiones que pertenecen al pueblo de El Salvador. Nosotros solamente tenemos que mostrar nuestra preocupación, que estas acciones no contribuyen a un esfuerzo que sí tenemos compartido y dónde sí tenemos interés", recalcó Zúñiga.

El diplomático indicó que, luego de haberse reunido con el oficialismo, tiene un panorama más claro de las cosas que han ocurrido en el país. Ante ello, se reunirá en Estados Unidos con el Congreso, la Casa Blanca y el Departamento de Estado para poder orientar mejor las próximas acciones a realizar por parte del gobierno de Estados Unidos hacia El Salvador.

Reunión con la oposición

Asimismo, también se confirmó que el enviado especial para el Triángulo Norte se reunió con diputados de la oposición, para también conocer su análisis de la crisis política que vive el país.

Johnny Wright Sol, diputado por Nuestro Tiempo, confirmó dicha reunión, y explicó: "Tuvimos la oportunidad de reunirnos. Estuvimos representados los partidos que no estamos en junta (de la Asamblea), estuvieron atentos a lo que pudimos decirle: nuestro rechazo, nuestra condena e insistencia en que se debe restablecer el orden constitucional".

Mientras, Claudia Ortiz (Vamos) señaló: "el país vive momentos complicados". "No podemos negar que hay una crisis institucional, nuestra postura es que no fue la manera correcta ni legal de hacer la destitución", agregó la legisladora.

Finalmente, del lado oficialista, el diputado Romeo Auerbach omitió todas las valoraciones hechas por Zúñiga sobre la legalidad y la constitucionalidad de lo actuado por la Asamblea, y prefirió quedarse con la declaración relacionada a la incidencia en las decisiones de país.

"Estados Unidos no se puede meter en los asuntos internos de El Salvador. (Zúñiga) dijo que está preocupado, pero nosotros nos sentamos con ellos y se les explicó que lo hecho está basado en las leyes, y creo que así lo van a tomar", apuntó.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines