“Lo que ha existido son amaños pero no lavado de dinero”

Abogados de los exjugadores de la selección de fútbol admitieron arreglos, como estrategia para negar delitos. La resolución se conocerá el próximo 27 de marzo.
Enlace copiado
Petición.  Mardoqueo Henríquez (izquierda) y Ramón Sánchez intentaron, sin éxito, que el juez Ernesto Parada adelantara la lectura de su resolución, porque quieren viajar fuera del país el próximo 24 de marzo.

Petición. Mardoqueo Henríquez (izquierda) y Ramón Sánchez intentaron, sin éxito, que el juez Ernesto Parada adelantara la lectura de su resolución, porque quieren viajar fuera del país el próximo 24 de marzo.

Conclusión.  Ramón Sánchez (de espalda), Osael Romero, Yasser Arauz (con gafas) y Darwin Bonilla, al finalizar la audiencia preliminar del caso en su contra.

Conclusión. Ramón Sánchez (de espalda), Osael Romero, Yasser Arauz (con gafas) y Darwin Bonilla, al finalizar la audiencia preliminar del caso en su contra.

Espera.  Los exjugadores de la selección deberán esperar una semana más para conocer si pasan a juicio por el caso de los amaños de partidos. Defensores pidieron sobreseimiento definitivo para todos.

Espera. Los exjugadores de la selección deberán esperar una semana más para conocer si pasan a juicio por el caso de los amaños de partidos. Defensores pidieron sobreseimiento definitivo para todos.

“Lo que ha existido son amaños pero no lavado de dinero”

“Lo que ha existido son amaños pero no lavado de dinero”

Enlace copiado
Uno de los tres abogados que defienden al exseleccionado nacional Mardoqueo Henríquez admitió, durante su alegato al juez Quinto de Instrucción, que los acusados arreglaron partidos de fútbol.

“Lo que han existido son amaños, pero no el delito de lavado de dinero”, dijo Ernesto Palencia Rosales, como parte de su exposición ayer, cuando terminó la audiencia preliminar por el caso de amaños de partidos. La resolución se conocerá hasta el próximo viernes 27 de marzo, a las 9 de la mañana.

“Lo único que la Fiscalía (General de la República) ha logrado establecer es que han existido amaños”, agregó Melvin Espinal, abogado de Darwin Bonilla.

La estrategia de los defensores implica señalar que la mayoría de las pruebas recabadas por la Fiscalía comprueba la realización de los amaños –que no es un delito en El Salvador–, pero no de los cargos que les imputan a 11 exjugadores y tres empresarios: lavado de dinero y encubrimiento del caso especial de lavado de dinero.

“No hay prueba que demuestre un enriquecimiento ilícito o que demuestre que ellos (acusados) han aumentado su patrimonio de una manera que no pueda ser justificada”, sostuvo Óscar Luna, otro defensor de Henríquez.

Los cuatro defensores que alegaron ayer señalaron otros supuestos errores procesales de la Fiscalía. Luna dijo que las órdenes para pedir los informes bancarios de los procesados habían sido firmadas por el jefe de la Unidad Financiera, y no por su titular, Luis Martínez, como manda la ley.

Espinal catalogó la investigación fiscal de parcializada, por la exclusión de los jugadores Rodolfo Zelaya, Eliseo Quintanilla, Alfredo Pacheco y Luis Anaya, señalados por testigos, debido a su involucramiento en los amaños. De hecho, Pacheco y Anaya también recibieron una sanción perpetua para la práctica de fútbol, mientras que Quintanilla y Zelaya ya cumplieron con penas menores.

Los defensores también criticaron la confesión extrajudicial que rindió el exseleccionado Carlos Romeo Monteagudo. La Fiscalía ha ofrecido a dos de sus empleados como testigos de esa confesión. Además, el abogado René Chiquillo aseguró que Monteagudo no recibió una explicación de las implicaciones de su confesión.

Julio Zamora, el fiscal del caso, se limitó a contestar escuetamente algunos de los argumentos de la defensa. Dijo que la Fiscalía no violó ningún método de recolección de las pruebas que ha ofrecido. Consideró que el hecho de que los testigos de la confesión de Monteagudo sean empleados de la Fiscalía no implica que sean mentirosos. “No le hemos puesto una pistola en la cabeza para que confesara”, dijo el fiscal al juez.

Zamora expuso la mayoría de sus cartas el miércoles pasado. La Fiscalía propuso a 14 testigos para establecer el modo de operación de la estructura de amaños al interior de la selección: un experto (perito) en informática para explicar las conversaciones sobre amaños extraídas de los celulares de los imputados; un análisis financiero en los que detalla los depósitos de $2,000 que Gaye Alassane –acusado, pero preso en Singapur por amañar partidos– hizo a cinco jugadores (Ramón Sánchez, Dennis Alas, Miguel Montes, Dagoberto Portillo y Marvin González); la cuestionada confesión de Monteagudo; y el récord delincuencial de Dennis Alas, condenado el 8 febrero de 2013 por tener relaciones sexuales con una menor de edad.

La hilación de estos elementos permite, al menos según lo dicho por Zamora, establecer que “fuertes sumas de dinero ingresaron al país, sin que las autoridades tuvieran rastro de ello”, algo que la FGR deduce de los testimonios que incriminan a Montes, por ejemplo, repartiendo $80,000 en una gasolinera de Antiguo Cuscatlán.

Monteagudo, según la declaración en poder de la Fiscalía y atacada por los defensores, aconsejó a sus compañeros una manera de gastar sus ganancias sin dejar registros: “es dinero maldito, no se lo gasten en nada de su casa”.

Ese dinero, según la teoría que presentó el fiscal Zamora, fue producto de una negociación ilícita, a través de una estructura que “contaminó a varios”, aseveró.

Solo dos jugadores usaron su derecho a la última palabra: Darwin Bonilla y Ramón Sánchez. Bonilla, exjugador de Águila, pidió “justicia sobre su inocencia” y dijo que presentará al extécnico de la selección Agustín Alberto Castillo como testigo de descargo.

Sánchez opinó que su castigo deportivo ya era suficiente y le pidió al juez que apresurara su resolución, puesto que tenía planificado viajar el 24 de marzo de regreso a Irak, para incorporarse al equipo de la liga amateur donde juega. Mardoqueo Henríquez secundó esa petición, que no fue atendida por el juez Ernesto Alfredo Parada Rivera.

Todos los abogados defensores pidieron un sobreseimiento definitivo. Como alternativa, propusieron al juez Parada que, si envía a juicio a los seleccionados, los mantenga a todos en libertad, sin medidas sustitutivas.

El excapitán de la selección Dennis Alas sí atendió a los medios ayer. “Pienso dar declaraciones detalladamente de todo esto hasta que ya esté un veredicto final. Tal vez pedir una disculpa pública sería bueno, y todo este bochorno le ha caído al fútbol salvadoreño”, dijo Alas.

Tags:

  • amaños
  • fgr
  • seleccion nacional
  • futbol
  • audiencia

Lee también

Comentarios

Newsletter