Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Por qué la melaza, en las condiciones en las que se vertió en los ríos Las Cañas y Magdalena y fue consumida por los peces y otras especies, puede resultar dañina para la salud de estas, además de perjudicar al ser humano y sobre todo al medio ambiente.
Enlace copiado
Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Lo que realmente ocurrió cuando dos ríos fueron contaminados con melaza

Enlace copiado
La melaza de caña de azúcar, una de las polémicas protagonistas en las últimas semanas en El Salvador, es un subproducto o residuo del procesamiento de caña de azúcar. 
 
El jugo resultante de este proceso se hierve lentamente para que el agua se evapore, mientras se retiran las impurezas que se elevan a la superficie para obtener finalmente un líquido viscoso que es la melaza o miel de caña. 
 
Hay tres grados de melaza: azufrados, sin azufre y melaza oscura y fuerte. 



Para extraer el azúcar de la caña, también llamada azúcar remolacha, se realiza una tercera hirvienda, de la que se produce una sustancia oscura gruesa (la melaza fuerte), la más densa en nutrientes. Cuando la melaza hirviendo entra en contacto con las aguas, es capaz de cubrirla, impulsando a que los microbios presentes en ella se activen para degradarla, acabando con el oxígeno para las especies, que es precisamente lo que sucedió en las últimas semanas.



Las fugas y la cantidad de melaza que se vertió en el caudal del río Magdalena, ubicado en Chalchuapa, y el río Las Cañas, en Apopa, afectaron los niveles de oxígeno de ambas zonas provocando la muerte de peces y especies marinas, debido a la viscosidad de la misma. Los parámetros de la Demanda Química de Oxígeno (DQO) se incrementó a 2,442 miligramos por litro, provocando afectación al manto acuífero, que en el caso del río Magdalena llegó hasta el río San Alfonso.

Para que los peces no mueran por la ausencia de oxígeno, es necesario que los parámetro de DQO registren 35 miligramos por litro.


Derrame de melaza en río Magdalena, Chalchuapa.


Derrame de melaza en pila de Destilería Salvadoreña que llegó hasta el río Las Cañas, Apopa.

Cuidado con su consumo

Para procesar la caña verde inmadura se utiliza el azufre. Este azufre químico no es bueno para la mayor parte del consumo humano. Asimismo la melaza, al ser ingerida por las personas, genera un efecto laxante.

Uno de los mayores debates que han surgido, tras el derramamiento de melaza en los ríos Magdalena y Las Cañas y la cantidad de especies que murieron, ha sido sobre comerlas o no y sus efectos en los humanos. Lo cierto es que es contraproducente comer peces que han muerto por esta causa, pues sus cuerpos inmediatamente ascendieron a la superficie, producto de la descomposición y la expulsión de gases.

Por esta razón tampoco es recomendable beber o utilizar el agua de la zona donde aparecen los peces muertos, porque al estar en su proceso de descomposición esta se encuentra ya contaminada.


El derrame de melaza el en río provocó la muerte de peces y especies marinas por la pérdida de oxígeno en el agua.

Beneficio para la tierra

Por otra parte, para la producción agrícola, el uso de la melaza es una herramienta para el acondicionamiento de suelo, control de plagas y manejo de la flora, entre otros beneficios.
Investigaciones de la década de los setenta y ochenta encontraron beneficios de usar la melaza para mejorar la estructura del suelo, ya que forma enlaces entre los coloides y diferentes partículas de este.

Asimismo aumenta la materia orgánica del suelo por ser una materia orgánica líquida que se puede aplicar por sistema. A pesar de su corta vida, estimula la microflora que a su vez forma materia orgánica. Por sus importantes aportes nutricionales, la melaza es utilizada para fabricar concentrado de ganado y además en la destilación de bebidas alcohólicas, por ser fuente de azúcar.

Tags:

  • melaza
  • peces
  • contaminación
  • beneficios

Lee también

Comentarios

Newsletter