Lo más visto

El Salvador  / judicial Luto por familia

Lo que se sabe del crimen contra la familia de Omar Pimentel

¿Qué ocurrió la noche de la desaparición? ¿cuándo se interpuso la denuncia? ¿qué hay de la bala en la llanta del vehículo? ¿por qué los asesinaron?  ¿cómo dieron con los cuerpos enterrados? ¿quiénes son los detenidos y por qué? ¿pandilleros se comunicaron con Omar Pimentel? y ¿qué dice el fiscal general? son algunas de las interrogantes que giran en torno al caso y se desglosan a continuación.

Enlace copiado

Chalchuapa despidió con dolor a familiares de Omar Pimentel - 00:01:52La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Este 9 de febrero fueron finalmente sepultados los cinco familiares del preparador físico del Sonsonate F.C. Omar Pimentel, en un multitudinario funeral que inició la noche del viernes 8 de febrero, en la cancha de baloncesto 20-30 de Chalchuapa (Santa Ana) y terminó en el cementerio general del municipio al mediodía de este sábado.

Una multitud acompañó el sepelio de la familia de Omar Pimentel. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas

A continuación un recuento de todo lo que se conoce sobre el caso:

La noche del juego

El pasado 16 de enero, Omar Pimentel y su familia acudieron al duelo de Copa El Salvador entre el Sonsonate y el SID Municipal de la tercera división profesional que se disputó en el estadio Ana Mercedes Campos, en Sonsonate. Esa fue la última vez que Pimentel los vio.

Las víctimas

-    Rosa Ivette Colindres de Pimentel, 40 años (esposa de Omar, maestra del MINED)
-    Marco Antonio Pimentel Colindres, 12 años (Hijo de Omar y Rosa)
-    Silvia Jaco deColindres, 63 años (madre de Rosa y Carlos, suegra de Omar)
-    Carlos Ernesto Joaquín Colindres, 34 años (Hermano de Rosa, cuñado de Omar)
-    Tania Elizabeth Monterrosa, 27 años (Novia de Carlos)

Luego  del juego, la esposa de Omar, el hijo que tenían en común, el hermano de su esposa (cuñado), la novia de este y la suegra de Pimentel se fueron en un vehículo vía Los Naranjos, en la carretera que de Sonsonate Conduce hacia Santa Ana, para dirigirse a Chalchuapa, donde vivían. El vehículo era conducido por Carlos.

Rosa Ivette Colindres de Pimentel, de 40 años y Marco Antonio Pimentel Colindres, 12 años, esposa e hijo de Omar Pimentel. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas

La desaparición

Lo que le ocurrió a la familia se calcula que fue a las 10:30 de la noche de ese 16 de enero, cuando se conducían por el cantón El Canelo del municipio de Nahuizalco, en Sonsonate. La familia se comunicó con Omar y le dijeron que al vehículo se le había pinchado una llanta. Después de eso, ya no supo de ellos.

Carlos Ernesto Joaquín Colindres, 34 años, hermano de Rosa y cuñado de Omar, era quien conducía el vehículo en la noche de la desaparición. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas

“El hecho puede haber sido una intervención que se da sobre la carretera pavimentada en el lugar que se menciona”, dijo dijo el director general de la institución Howard Cotto, en la noche del 7 de febrero cuando convocó a una conferencia de prensa con los medios para dar detalles del caso.

La denuncia

“Nosotros no tuvimos conocimiento como Policía Nacional Civil del desaparecimiento de las cinco personas sino hasta el siguiente día, 17 de enero”, dijo Cotto y aseguró que desde entonces, se inició “un operativo de búsqueda en la zona”.

El hallazgo del vehículo

“Producto de esa búsqueda”, el carro donde viajaba la familia fue encontrado al día siguiente (17 de enero) cinco kilómetros del punto donde fue la desaparición, “hacia adentro en el casco de la finca Los Trozos del cantón Los Arenales del mismo municipio de Nahuizalco”, dijo Cotto.

En el vehículo encontraron las pertenencias de la familia, según contó ese día Carlos Villagrán, representante de Sonsonate ante la primera división, citando a Omar Pimentel.

La bala en la llanta

Una de las llantas del vehículo tenía un impacto de bala. “No sabemos exactamente como de qué forma… lo que sucede es que el impacto del arma de fuego lo tiene la llanta que en ese momento, al momento del hallazgo del vehículo, se encontraba en el baúl. Aparentemente es la llanta de repuesto. En este momento no podemos determinar si la llanta fue cambiada, si la llanta iba puesta rodando al momento de recibir el impacto o ya estaba en el baúl. Eso no es posible determinarlo ahorita”, dijo Cotto.

El preparador físico del Sonsonate F.C. Omar Pimentel llora a su familia durante el funeral en la cancha de baloncesto 20-30 de Chalchuapa. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas

¿Quiénes son los detenidos y por qué?

Seis personas se encuentran detenidas por el caso. Tres de ellas por “participación directa”, dos por “complicidad necesaria” en la privación de libertad y otra por colaborar con la estructural.

Cuatro de ellos fueron capturados un día después de la desaparición, el 17 de enero, por otros motivos; pero luego fueron señalados como los principales sospechosos del crimen.  Ellos son:

Ronald Isaías Valencia Aguilar, alias “Chufle” o “Tramposo”: Acusado de ser “autor intelectual y participante directo” de la masacre. “Es el segundo cabecilla de la estructura de la Mara Salvatrucha  en esta zona de Nahuizalco”. Cuando fue capturado tenía dos órdenes de captura adicionales por los delitos de homicidio tentado y homicidio. Lo vinculan a las amenazas contra policías y militares en la zona y “tuvo participación material del homicidio del custodio de Centros Penales en Sonsonate el año pasado”.

Carlos Eduardo Serna López, alias “Gualcachía”: Lo acusan de ser “participante directo y autor material” de los asesinatos.

William Fadari Martínez Ramos, alias “El Gato”: Señalado de “participar directamente en el hecho”.

Yeny Isaura Mendoza de Martínez, de 27 años: Es compañera de vida de Martínez Ramos y según Cotto “participa en el hecho pero no participa en el cometimiento del hecho material”.

Foto: Cortesía / PNC

Al siguiente día de la captura por los cargos de portación de armas de guerra y organizaciones terroristas, la PNC los presentó y explicó que los cuatro viajaban en el vehículo placas P168431 y cuando vieron a los policías aumentaron la velocidad. La PNC dijo que les incautó un fusil calibre 5.56 milímetros, dos celulares y el carro.

En la conferencia del 7 de febrero, Cotto dijo que a Ronald Valencia y Carlos Serna se les detuvo “porque portaban un fusil M16A2” pero que “en la medida que la investigación” avanzó vieron el vínculo entre los cuatro detenidos y la desaparición de la familia.

Finca Los Trozos, donde fue encontrado el vehículo. Foto de LA PRENSA/Archivo

Por otra parte, el 23 de enero la  Fiscalía General de la República (FGR) ordenó la captura de los dos cuidadores de la finca Los Trozos por “complicidad necesaria en el delito de privación de libertad”. Ellos son Felipe Lue Flores y Rosy Segura Cardona, ambos de 56 años de edad. Ambos enfrentaron ya la audiencia inicial y se encuentran en prisión en la etapa de instrucción.

Cotto justificó su captura diciendo que “ellos residían prácticamente en el casco de la hacienda” y no denunciaron que ahí se encontraba el vehículo de la familia. Además, negaron tener “comunicación con miembros de pandilla de la zona lo cual después se logra establecer que es falso” y “que había comunicación permanente”.

¿Cuántos participaron del crimen?

Según Cotto, “de acuerdo a las investigaciones y lo que sabemos, en este hecho criminal pudieron haber participado un total de diez individuos”.  Aseguró que la PNC trabaja para “determinar la identidad y ubicación de los otros que pudieran haber participado” en la matanza.

Aclaró que “si hay más miembros de la estructura que participaron del hecho en este momento no se encuentran en la zona” donde ocurrió el crimen.

¿Cómo dieron con los cuerpos?

Cotto asegura que la fosa común donde fueron enterrados los cinco familiares fue encontrada meramente “gracias a la búsqueda emprendida por la PNC”. Explicó que cuando se ubicó el lugar sospechoso tomaron contacto con la Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal “para empezar las excavaciones”.

Además, se comunicaron con la familia de los desaparecidos para pedirles “algunas ampliaciones de la denuncia” que permitiera a las autoridades “a simple vista tener indicios que se trata de las personas” que buscaban.

El director policial asegura que fueron 21 días de búsqueda sin parar, pues se inició desde el 17 de enero y únicamente se suspendió el domingo 3 de febrero cuando se realizaron las elecciones presidenciales en El Salvador.

¿Por qué los asesinaron?

Hasta ahora, la PNC descarta que se haya tratado de un robo. ¿Por qué? “Por las características del hecho, la forma en que las personas fueron asesinadas, sepultados en una fosa común, todos ellos asesinados con arma blanca… dadas estas características, dada la cantidad de personas que pudieron haber participado y la cantidad de personas fallecidas, creemos –sin que nos cerremos a ninguna hipótesis- que la posibilidad de que ellos hayan sido víctimas de robo es remota. No la consideramos una hipótesis fuerte”, explicó Cotto el día en que fueron hallados los cadáveres.

Por otra parte, dijo que no van a “hablar de la hipótesis porque en un caso tan delicado procuramos pronunciarnos hasta que ya está en firme el planteamiento de una hipótesis que cobra fuerza o se demuestra”.

¿Pandilleros se comunicaron con Omar Pimentel?

Cotto dijo el jueves que esto es “parte de la investigación”. Sin embargo, confirmó: “sí hubo algunas comunicaciones que no vamos a detallar, pero son previas al hecho (desaparición)”.

Además, dijo que se continúa el proceso de investigación para individualizar a los responsables del crimen.

¿Qué dice el fiscal general?

El fiscal general Raúl Melara no ha dado detalles públicos de las investigaciones y hallazgos del caso. Mientras, hoy aseguró que los equipos fiscales han “trabajado de la mano con la PNC” y prometió “procesar judicialmente a los involucrados con todo el peso de la ley”.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines