Lo más visto

“Lo único que pido es justicia para quien hizo esto”

Parientes de víctimas dicen estar seguros de que los agentes de la Policía que se transportaban en vehículo iban en estado de ebriedad.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz Despedidas en el pueblo.  Las cuatro víctimas del accidente recibieron cristiana sepultura en el cementerio del cantón Los Ángeles, de Conchagua. Los parientes de los fallecidos solicitan que se investigue.

Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz Despedidas en el pueblo. Las cuatro víctimas del accidente recibieron cristiana sepultura en el cementerio del cantón Los Ángeles, de Conchagua. Los parientes de los fallecidos solicitan que se investigue.

Enlace copiado

Las carrozas fúnebres de los cuatro fallecidos en un accidente de tránsito salieron ayer de diferentes viviendas del cantón Los Ángeles, de Conchagua, en La Unión, pero los féretros se juntaron en la carretera del Litoral, cerca del kilómetro 186, justo donde fueron atropellados el domingo por la noche por un vehículo en el que se conducían agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), presuntamente en estado de ebriedad.

El sepelio fue acompañado por casi todos los habitantes de la comunidad y por miembros de las congregaciones cristianas en las que se reunían dos de los fallecidos desde hace varios años, según dicen sus familiares.

Las cuatro víctimas, identificadas como José Adalberto Díaz, de 35 años; Roberto Antonio Velázquez, de 54; Jesús del Cid, de 32; y Alicia Díaz de Hernández, de 41, fueron sepultadas en el cementerio de la comunidad Los Ángeles. “Yo lo único que pido es justicia para quien hizo esto, porque esto no se lo merecían ellos (víctimas). Y esta herida que nos dejaron nunca en la vida la van a curar ellos”, indicó la esposa de uno de los fallecidos, quien agregó que su compañero de vida le deja un hijo en la orfandad.

Tras el sepelio, familiares de algunas de las víctimas afirmaron que en los próximos días se unirán para acudir a la Fiscalía General de la República (FGR) para exigir una investigación sobre la manipulación de la escena que, según ellos, se hizo por parte de los policías que atendieron el percance.

“El policía, en vez de auxiliarlo, lo que hizo fue tratar de terminarlos de matar, y estamos seguros de que él andaba ebrio, pero sus mismos compañeros lo protegieron y se lo llevaron del lugar”, expresó un pariente de los fallecidos.

El accidente en el que murieron las cuatro personas ocurrió el domingo por la noche, cuando el grupo de personas se había trasladado al kilómetro 186 de la carretera del Litoral para recoger un semoviente que habían comprado para destazarlo, debido a que recién lo había atropellado una rastra.

De acuerdo con testimonios de otras personas que estaban en el lugar, el vehículo en el que viajaban los policías era conducido a excesiva velocidad y se salió de la carretera y pasó embistiendo al grupo de personas que se encontraba a orillas de la vía.

“Ellos (víctimas) no estaban ni en medio de la calle, sino a la orilla, y todavía se le hizo señal con una lámpara para que redujera la velocidad, pero no atendió”, comentó una de las personas que presenciaron el fatal percance.

El siguiente día al accidente, la PNC de La Unión informó que se le había practicado la prueba de alcolemia al agente que conducía el vehículo y que esta había resultado negativa, y el agente conductor no había sido detenido pues se había quedado en el lugar.

 

A FGR
 Los familiares de las víctimas acudirán a la Fiscalía General de la República a solicitar una investigación.

 

A excesiva velocidad. Según testigos del accidente, el agente que conducía el vehículo iba a excesiva velocidad y arrolló al grupo de personas a la orilla de la calle.

Lee también

Comentarios