Lo más visto

Lo vinculan a muertes de familiares de policías

También es señalado por asesinatos de parientes de soldados cometidos en 2017 en San Luis Talpa.
Enlace copiado
Lo vinculan a muertes de familiares de policías

Lo vinculan a muertes de familiares de policías

Enlace copiado

El pandillero José Armando Figueroa Rivas, de 25 años y cabecilla de la estructura de pandilla que delinque en el municipio de San Luis Talpa, La Paz, fue capturado por personal de la Policía Nacional Civil (PNC) de esa localidad, en San Salvador.

La captura del sujeto, quien de acuerdo con la policía era el que daba órdenes para cometer delitos en la zona de San Luis Talpa, ocurrió el miércoles a las 4:15 de la tarde en la 11.ª avenida sur y la calle Rubén Darío de la capital, tras un procedimiento de inteligencia y seguimiento que se realizó durante varios meses. El pandillero se conducía en el automóvil placas P-116-350.

De acuerdo con la Policía, el cabecilla vivía en la colonia San Rafael, de Soyapango, San Salvador, donde aparentaba tener una vida tranquila y normal, sin vínculos con pandillas, pero desde ahí ordenaba los crímenes y otros delitos cometidos en San Luis Talpa.

Figueroa era buscado por su vinculación con múltiples homicidios, feminicidios, desapariciones de personas y éxodos de familias de diferentes comunidades de San Luis Talpa, aseguraron ayer las autoridades.

“Este tipo es el autor intelectual de homicidios de familiares de soldados y policías que ocurrieron el año pasado en el municipio, es muy peligroso y su captura se realizó gracias a la inteligencia policial”, informó un jefe policial de La Paz.

El detenido era reclamado por un Juzgado Especializado de San Salvador por los delitos de organizaciones terroristas agravadas, agrupaciones ilícitas y homicidio agravado.

De acuerdo con información publicada previamente, entre los homicidios en los que habría tenido participación Figueroa Rivas está el del hermano de un sargento de la PNC, así como el de la madre de un miembro del Ejército, cometidos el año pasado.

Además, se le vincula con los asesinatos cometidos contra mujeres que se dedicaban a la venta de cocos en la zona de la Plaza de Cocos, ubicada en la autopista al Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Romero.

Según la policía, varias familias de las víctimas, quienes residían en diferentes comunidades de San Luis Talpa, han abandonado sus hogares por temor a la estructura criminal que dirigía el capturado.

A Figueroa Rivas también se le imputa la desaparición de varias personas en el municipio.

Actualmente, el criminalista forense de la Fiscalía General de la República, Israel Ticas, se encuentra trabajando, desde hace un mes, en la recuperación de osamentas humanas enterradas en un cementerio clandestino ubicado en el cantón Talcualuya, de San Luis Talpa, donde hasta la fecha ha encontrado ocho cadáveres osificados.

Lee también

Comentarios