Lo más visto

Los Emojis, un mariachi como ninguno en Gualococti, Morazán

Un grupo de jóvenes del municipio de  Gualococti, en el departamento de Morazán, ha formado un grupo musical para transmitir alegría al público, explotar su talento artístico y, por qué no, generar ingresos.

Enlace copiado
Los Emojis dando serenata en unos quince años (Foto: Cortesía de Milton Requeno)

Los Emojis dando serenata en unos quince años (Foto: Cortesía de Milton Requeno)

Enlace copiado

Los Emojis es una agrupación de mariachis conformada por ocho jóvenes del municipio de Gualococti, en el departamento de Morazán, que además de transmitir alegría con su música, buscan una oportunidad de emprendedurismo a través de su talento artístico.

La edad de sus integrantes oscila entre los 17 y 21 años de edad, y su formación artística la han recibido en el Destacamento Militar Número Cuatro (DM-4) de la ciudad de San Miguel, y en los constantes ensayos que realizan en sus tiempos libres.

“Nosotros vemos la música como una opción de emprendedurismo porque todos estudiamos y necesitamos algún tipo de ingreso, pero a la vez nuestra idea principal es llevar alegría a todo el pueblo salvadoreño, en cualquier lugar que nos contraten”, explicó Milton Gómez, uno de los fundadores del grupo

Explicó que esta iniciativa surgió bajo la idea de crecer unidos musicalmente, al formar un grupo distinto en el que todos sus miembros tuvieran la oportunidad de tomar decisiones, para perseguir un bien común y consolidarse verdaderamente como un equipo.

Su nombre tiene que ver con el objetivo del grupo, tal y como lo manifiesta uno de sus integrantes, Odil Hernández: “Emojis causa risa y lo que nosotros queremos es transmitir felicidad a la gente en cada evento” explicó. La decisión de llamarlo así, dijo, ha sido una de las críticas a las que se han tenido que enfrentar, puesto que muchas personas les han dicho que ese nombre no tiene nada que ver con mariachis. Él insiste en que es parte de su originalidad.

Una de sus principales proyecciones es crecer en el área musical para poner el alto el nombre de Gualococti. “Lo que queremos es que la gente nos conozca y diga: bueno pero en aquellos lugares remotos de Morazán existen jóvenes talentosos que les gusta el arte”, especificó Gómez.

Víctor Castro, el integrante más joven de los mariachis, a sus 17 años de edad, refuerza esta visión. Él asegura que en su municipio hay muchos jóvenes que también se han preparado musicalmente mediante estudios de solfeo en el Destacamento Militar Número Cuatro (DM-4). Según, solo necesitan darse a conocer. Además, considera que este tipo de intereses y actividades los mantienen alejados de los malos pasos y brindan un aspecto positivo a su lugar de origen.

Emojis debutaron en el escenario del Chicharra Fest. (Foto: Nory Hernández)

“Yo vi a muchos jóvenes en las calles y pensé que el tiempo que podía perder en eso, mejor debía invertirlo en otra cosa, por eso me motivé a estudiar música y por tanto a practicar valores dentro del grupo, como la disciplina que es muy importante para mostrar una buena imagen”, valoró Castro.

Ante esto, Hernández también añadió que otros aspectos positivos que tiene el ser músico, es que pueden generar ingresos haciendo lo que les apasiona. “Todo esto es una aventura convertida en arte; es muy hermosa la música porque a través de ella consigues oportunidades de trabajo y a la vez de alegría”, dijo.

A Gómez le gustaría contar con el apoyo de alcaldías, casas de la cultura, organizadores de eventos y personas particulares para su contratación, como una manera de apoyo al arte y a los jóvenes, puesto que ellos se dedican a mejorar constantemente para dar lo mejor de sí en el escenario.

Actualmente se encuentran en proceso de grabación de la canción “El color de tus Ojos” e intentan darse a conocer más a través de su fanpage Los Emojis.

Tags:

Lee también

Comentarios