Los fondos de la discordia

El dinero que el Estado aporta a la FESFUT provoca la injerencia de políticos en el fútbol nacional.
Enlace copiado
Los fondos de la discordia

Los fondos de la discordia

Enlace copiado
<p></p><p></p><p>accion</p><p></p><p></p><p>A mediados de 2006, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) sugirió –el verbo preferido de esa entidad– a la FESFUT que se rigiera por los estatutos modelos de la institución rectora del balompié mundial. Eso implicó la derogación de la ley del fútbol en El Salvador. De las 209 asociaciones afiliadas a FIFA, la FESFUT era la única que no había homologado sus estatutos a los de la federación internacional.</p><p>Pero aún con la derogación de la ley del fútbol, la FESFUT no pudo desligarse de los fondos que provienen del Estado y que recibe año tras año. Esa entidad sigue recibiendo $1,700,000, que debe distribuir, en teoría, en un 80% para el desarrollo del balompié y un 20% para gastos administrativos.</p><p>Esos fondos son los que han traído el entrometimiento de los diputados y otros funcionarios públicos en la FESFUT de manera directa, pese a que la FIFA no ve bien esa intervención política en el balompié mundial.</p><p>Ese otorgamiento de fondos gubernamentales le permitió a Jaime Rodríguez, presidente del INDES, congelar el salario por un mes al técnico uruguayo Ruben Israel. Según el funcionario, el charrúa habría ofendido a periodistas y funcionarios salvadoreños con sus declaraciones. </p><p>Es un hecho: por ahora, la FESFUT sigue dependiendo fondos públicos. Aparte de los fondos FIFA y los propios, la entidad federativa necesita los fondos públicos otorgados a través del Instituto Nacional de los Deportes para pagar su planilla de 130 empleados, en la que están incluidos los que laboran en las 14 ADFAS.</p><p>“En la medida en que se fortalezca el rubro de fondos propios habrá menos necesidad de los fondos del Estado, pero en este momento son necesarios e imprescindibles. Son un alto porcentaje del funcionamiento de la federación”, detalló Rafael Calderón, segundo vicepresidente del comité ejecutivo de la FESFUT.</p><p>Para Calderón, el dinero que la federación recibe de parte del Gobierno salvadoreño no es un tema que tenga que ver con una injerencia del Estado, aun cuando hay otras asociaciones afiliadas a FIFA que han podido hacer a un lado los fondos estatales en su presupuesto anual.</p><p>“FIFA jamás se opone a que te ayuden, de donde venga. De hecho, potencia que haya una buena relación entre los estados y sus asociaciones en materia de fútbol. FIFA le dice al estado que apoye en las cuestiones que quiere, pero pide que no se metan en las cuestiones de puro fútbol”, apuntó el dirigente de la FESFUT.</p><p>El tema de los fondos del Estado a la entidad rectora del balompié nacional se volvió complejo desde 2010, cuando el INDES, vigilado por la Corte de Cuentas de la República, notificó a la FESFUT que solo otorgarían fondos por proyectos aprobados. En ese momento había una comisión normalizadora en la entidad federativa encabezada por Reynaldo Vásquez.</p><p>“El INDES se atribuye la función de asignar fondos hasta donde considera conveniente. Existen fórmulas para ya no depender de los fondos del Estado. Para eliminar de raíz la intervención de los políticos en el fútbol es preciso desprenderse de ese subsidio que el Gobierno le da a la FESFUT”, consideró Vásquez.</p><p></p>

Tags:

  • portada
  • lo-del-dia

Lee también

Comentarios

Newsletter