Los hermanos Arévalo mantienen viva la lotería

El juego de la lotería se mantiene vigente desde hace 40 años por tres hermanos en Armenia.

Enlace copiado
Atención. Los participantes se mantienen concentrados para escuchar el canto de las figuras y completar el cartón.

Atención. Los participantes se mantienen concentrados para escuchar el canto de las figuras y completar el cartón.

Enlace copiado

Desde 1981, don Roberto Arévalo, de 67 años, junto a sus hermanos: Carlos, de 58; y Salvador, de 57; han dedicado parte de su vida al tradicional juego de la lotería de cartones en el municipio de Armenia, del departamento de Sonsonate.

La lotería está ubicada en el centro del municipio sonsonateco desde hace 40 años. Para don Roberto ha sido complicado mantener el juego debido a que "las tradiciones en los pueblos se están perdiendo"; pero, según sus palabras, su objetivo es mantener con vida este juego en Armenia por muchos años más.

"Las personas están acostumbradas a lo tradicional, nosotros tratamos de mantener la lotería porque son juegos tradicionales. Seguimos ocupando el mismo diseño de juego por años, los cartones, el cantor, el maíz, aquí no tenemos nada moderno y por eso participan personas de avanzada edad, es lo bonito de este juego", explicó don Roberto.

El mayor de los Arévalo es el propietario de la lotería, tiene mucha experiencia en este rubro porque de joven trabajó en otra lotería. Junto a sus hermanos, la lotería se ha convertido, más allá de su principal fuente de ingreso, en una experiencia indescriptible que les ha dejado amistades y cantidades de recuerdos.

"Aquí no generamos grandes ganancias, pero esto ha sido mi trabajo de toda la vida. Ya tengo 40 años de atender mi negocio y antes, de joven, trabajé en lo mismo. Para mí, dejar esta lotería sería muy difícil, hay momentos muy críticos pero debo seguir adelante porque también pienso en mis hermanos porque sin esto, no sé qué sería de ellos", dijo.

Preferido. Los adultos mayores acuden a diario para disputar este tradicional juego de los hermanos Arévalo.

Las personas que llegan a jugar pueden participar desde $0.05 en adelante, y pueden conseguir premios como mínimo de $3.00. Sin embargo, como comenta don Roberto, la dinámica del juego depende de la afluencia de público, donde pueden lograr hasta un premio máximo de $30.

La lotería de cartón está abierta de lunes a domingo a partir de las 3:00 de la tarde hasta las 8:00 de la noche, en el local ubicado entre la avenida 3 de abril y la 1ª calle oriente, esquina opuesta a la alcaldía municipal de Armenia.

Aproximadamente, 50 personas, en su mayoría de la tercera edad, acuden a diario para jugar la lotería, o como denominó don Miguel Ángel González, un juego de "sano entretenimiento".

"Habemos muchos que andamos vagando y en este lugar nos entretenemos. Aquí jugamos sin interés, yo asisto a la lotería todos los días desde que vino la primera vez al pueblo. Lo único malo que yo le veo es que la cierran muy temprano", añadió don Miguel, de 71 años, cliente frecuente de la lotería.

Escuchar el grito de ¡la bandera!, ¡el catrín! ¡el músico!, se volvió una costumbre en este local. Los participantes se concentran, no pierden detalle porque el objetivo final es completar el cartón para agenciarse el premio.

El objetivo de este trío de hermanos es mantener viva la tradición de este juego que nació en la Italia medieval, alrededor del siglo XV.

En aquel entonces, en Europa al juego le llamaban lotto y consistía en sacar cinco números de un total de 90.

Tags:

  • sonsonate
  • loteria
  • carton
  • pueblo
  • tradicion

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines