Lo más visto

Los misterios que rodean a las tiendas de los centros penales

En esas tiendas institucionales, los reos pueden adquirir desde alimentos hasta artículos de higiene personal. De esos comercios internos, lo único que se conoce son los montos millonarios recaudados anualmente desde 2012 hasta 2015. El flujo de ese dinero, es ocultado por Penales.
Enlace copiado
Los misterios que rodean a las tiendas de los centros penales

Los misterios que rodean a las tiendas de los centros penales

Los misterios que rodean a las tiendas de los centros penales

Los misterios que rodean a las tiendas de los centros penales

Enlace copiado
En cada uno de los centros penales del país hay tiendas institucionales para que los privados de libertad puedan comprar diferentes productos, que van desde comida hasta artículos de aseo personal.
Sobre esas tiendas lo único que se conoce, por la Oficina de Acceso a la Información de la Dirección de Centros Penales (DGCP), son los montos millonarios recaudados anualmente desde 2012 hasta 2015. El promedio de esos fondos recaudados cada año es de poco más de $9 millones.

Lea también: Reos gastaron $37.5 millones en tiendas en centros penales

Se sabe además que, en 2013, la oficina coordinadora de las tiendas institucionales declaró que el detalle de los montos y movimientos financieros por mes era información reservada.
Los dos argumentos utilizados para declarar en reserva la información fueron "(si se revela) podría poner en evidente peligro la vida de cualquier persona" y "(si se revela) podría generar una ventaja indebida a una persona en perjuicio de un tercero". Estos argumentos están predeterminados en los literales "h" y "d" del artículo 19 de la Ley de Acceso a la Información.

El interés de conocer el funcionamiento de las tiendas surge de los señalamientos que los familiares de internos, que aceptaron hablar desde el anonimato con LA PRENSA GRÁFICA, han hecho sobre supuestas irregularidades que se dan en las mismas y desde las líneas de investigación que la Fiscalía General de la República (FGR) ha mencionado, a partir de la investigación de la tregua entre pandillas. En esa investigación, la Fiscalía detectó que, en el periodo de la tregua, las tiendas acumularon una deuda de $2 millones con los proveedores, que tuvo que ser cancelada por el Estado.

LA PRENSA GRÁFICA ha insistido durante la presente semana al director de Centros Penales, Rodil Hernández, que conceda una entrevista para que explique cómo funcionan las tiendas, pero no ha respondido. De igual manera, se ha llamado en repetidas ocasiones a la oficina de la coordinadora de las tiendas, pero no han contestado. Incluso se envió un correo a la coordinadora de las tiendas, Flor Hernández, de quien tampoco se ha recibido respuesta.

La falta de información genera algunas dudas acerca del funcionamiento de las tiendas, como las siguientes:

¿Quiénes las administran?

Hasta el momento no se ha revelado el perfil de las personas que administran las tiendas. Hay una coordinadora general, Flor Hernández, pero no se sabe a quién coordina y cómo las coordina. Tampoco se ha revelado cuáles son las funciones puntuales de la coordinadora y de los que administran las tiendas. Tampoco se sabe cuántos las administran.

¿Quiénes son los proveedores?

No se ha revelado el listado de los proveedores. Tampoco si tienen que pasar por una licitación o si es por contratación directa. No se sabe cómo son los contratos con los ellos ni en qué forma se les paga.

Criterios

Se desconoce sabe cuáles son los criterios para seleccionar a un proveedor y desechar a otros. Tampoco se sabe el listado de los productos que se venden en las tiendas.

Precios

No se sabe si los productos son vendidos a un precio igual al mercado o si incrementa en las tiendas institucionales.

¿Qué pasa con las ganancias?

No se sabe el detalle de las ganancias y a qué fondo llegan. Tampoco se sabe qué se hace con las ganancias.

Tal vez le interese: FGR dice que investiga fondos de tiendas en prisiones

Tags:

  • centros penales

Lee también

Comentarios