Lo más visto

“Los niños quemados son culpa de padres irresponsables”

Las ventas de pólvora proliferan estos días en San Salvador y en el resto de departamentos de El Salvador.
Enlace copiado
Señalados.  Los comerciantes de productos pirotécnicos enfatizan que los responsables de niños quemados por pólvora son los padres de familia y no ellos.

Señalados. Los comerciantes de productos pirotécnicos enfatizan que los responsables de niños quemados por pólvora son los padres de familia y no ellos.

“Los niños quemados son culpa de padres irresponsables”

“Los niños quemados son culpa de padres irresponsables”

Enlace copiado
El Cuerpo de Bomberos avala algunos lugares; sin embargo, hay otros que no: andan la pólvora expuesta en carretillas, en canastos, en puestos improvisados... todo oculto, siempre oculto debajo de frutas y verduras que venden en las calles. Es acá donde regularmente se encuentran los productos que las autoridades clasifican de prohibidos.Pero los comerciantes de pirotécnicos en los puestos autorizados dicen que están sufriendo las consecuencias. “Julia”, como llamaremos a una de las vendedoras de pólvora para no revelar su nombre, dice que la venta de pólvora ya no es rentable y que si lo hacen es por necesidad.

El incremento de los precios de los productos pirotécnicos que adquieren, los nuevos impuestos o cargos que han debido pagar este año para poder vender y las campañas que dicen estar en su contra están minando este viejo oficio que ha sido una tradición en El Salvador.

“No, señor, no es la pólvora; no es porque uno les venda esto. Yo soy madre y cómo va a creer que voy a desear que un niño se queme. Son los padres irresponsables los que no se fijan”, dijo Julia, quien junto a su padre tiene décadas de vender en el parque Centenario, en San Salvador.

La vendedora cree que la venta de pólvora prohibida también les afecta a quienes se están sometiendo a las leyes que se han estado implementando en el país, pero reitera que no es culpa de ellos que niños, adolescentes y adultos se lesionen al manipular los pirotécnicos.

“Yo fui niña también. Mi papá se sentaba con nosotros a quemar la pólvora hasta que se aburría y nos decía ‘hasta aquí, guarden eso y nos vamos a acostar’. Nunca nos pasó nada. Ahora hay montón de hijos y nietos e igual no les ha pasado nada. Pero hoy la gente se empieza a emborrachar y a los niños les dicen que no los estén molestando... Es la irresponsabilidad, no solo que a nosotros nos están bombardeando”, criticó Julia.

A estos señalamientos, que les ha afectado directamente en las ventas, se suman los cargos o impuestos que han tenido que pagar. Señalan que para esta temporada le tuvieron que pagar $40 a la División de Armas y Explosivas (DAE) de la Policía Nacional Civil para poder operar en estas zonas de ventas autorizadas. A eso se añaden los $75 que le pagan a la Alcaldía de San Salvador: “La alcaldía solo agarra su ‘pistillo’ y ya no aparece. Son $75... Ellos embolsan su pisto... y Dios que nos socorra”, criticó la vendedora, que en el año sobrevive con las ventas de una tienda en su casa y que para tratar de reponerse económicamente coloca el puesto de pólvora. En él invierte entre $3,000 y $4,000, que tiene que prestar y luego pagar con intereses.

A la alcaldía de San Salvador le han pagado $75 por un espacio de 1 metro por 1.5 metros para poder vender pólvora del 14 de diciembre al 1.º de enero; además, han tenido que pagar este año la solvencia de la PNC y los antecedentes penales.

“No hayan de dónde sacarse el pisto y viene saliendo de uno de pobre; ya uno ni para comer o pagar sus deudas le alcanza. A nosotros ya ni para los frijoles nos va a alcanzar para comer, solo tortilla con sal; estas injusticias son las que no se dan a conocer y de eso ni siquiera el muy presidente (de la República) se da cuenta de todo esto; él se embolsa su pisto y ya”, lamentó Julia.

Tags:

  • polvora
  • niños
  • quemados
  • navidad

Lee también

Comentarios