Lo más visto

El Salvador  / judicial DÍA DE LA MUJER

Los números de las mujeres que imparten justicia

La cúpula de la Corte Suprema está integrada por cinco magistradas y 10 magistrados. En los tribunales inferiores es menor la brecha.
Enlace copiado
Los números de las mujeres que imparten justicia

Los números de las mujeres que imparten justicia

Enlace copiado

Entre 1994 y 1997 había 10 jueces de lo Penal en San Salvador: nueve hombres y una mujer. Esa brecha, después de dos décadas, se ha reducido. Hay un total de 690 funcionarios dentro del Órgano Judicial: 368 son hombres y 322 mujeres, según las estadísticas de 2017 proporcionadas por la Corte Suprema de Justicia (CSJ). En la cúpula de la Corte, sin embargo, los hombres son mayoría: hay cinco magistradas y 10 magistrados en el pleno.

Los datos evidencian que en las cámaras de todo el país hay 41 magistrados y 17 magistradas, mientras que en los tribunales de Sentencia hay 151 jueces y 142 juezas. En los juzgados de Paz la diferencia es menor: son 158 juezas y 166 jueces.

Rosa María Fortín fue la única mujer jueza de lo Penal entre 1994 y 997. Trabajó con nueve jueces de esa área y ahora es magistrada de la Cámara Segunda de lo Penal de San Salvador. Ella cree que en la actualidad la cifra global da una diferencia menor entre hombres y mujeres en la judicatura, pero que en cúpula persiste la desigualdad.

“A las mujeres nos ha tocado difícil en la administración de justicia. Nos tocó cambiar brecha y demostrar que somos muy capaces... Ejercer la judicatura en un ambiente de hombres con una cultura bastante machista”, comenta Fortín.

La magistrada de la Sala de lo Penal Doris Luz Rivas dice que el trabajo de una mujer para ingresar a la judicatura no ha sido fácil. En 2003, por ejemplo, solo dos mujeres conformaron Corte Plena. A juicio de Rivas, aún persiste la discriminación.

“La verdad es que siempre ha sido difícil, pero el país está avanzando. El avance que hubo fue superar factores culturales, había mucha discriminación, aunque todavía existe y es como la conformación de Corte Plena. Pero son las batallas que hay que superar”, comenta la funcionaria.

Elsy Dueñas, magistrada de la Sala de lo Contencioso Administrativo, opina que todavía existe desigualdad. Hace falta, a su juicio, que haya más magistradas de cámara, es decir, de tribunales superiores a los tribunales de Paz, Instrucción o Sentencia. “Mire, diferencia hay porque acuérdese que en estos países hay mucho machismo... pero estamos luchando para que más mujeres lleguen a cargos de poder”, dice Dueñas, quien integra una asociación de mujeres juezas.

Las opiniones de las funcionarias judiciales varían. Por ejemplo, la jueza Íngrid López, titular del Juzgado Noveno de Paz de San Salvador, considera que hay igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.

“Nosotros aplicamos a los cargos y las funciones son iguales. Siempre y cuando se den oportunidades para todos. Hay un buen porcentaje de mujeres representando”, comenta López, quién lleva 20 años laborando para el Órgano Judicial.

La magistrada de la Cámara de Medio Ambiente de Santa Tecla Cesia Marina Romero opina que el Órgano Judicial ofrece varias oportunidades de crecimiento laboral. A su juicio, no existe discriminación. “Hay oportunidades dentro del órgano para las mujeres”, declara la magistrada.

Mientra que para Yolanda Luz Figueroa, jueza del Juzgado de Familia de San Salvador, la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres ha facilitado muchos cambios en el sistema de justicia. Cuando ella ingresó al Órgano Judicial, detectó que se invisibilizaban los derechos de las mujeres, pero considera que con el tiempo la situación cambió.

“En aquel tiempo aún se invisibilizaban los derechos de la mujer... No existe desigualdad, sino que equidad entre los derechos, pues se conoce que las mujeres ya no son invisibilizadas”, considera la jueza.

Lee también

Comentarios