Lo más visto

MARN: emergencia ambiental en zona de río La Magdalena

El derrame de 900,000 galones de melaza también afectó a una aldea de Guatemala. El MARN y la FGR evalúan las acciones que se tomarán contra el ingenio La Magdalena.
Enlace copiado
MARN: emergencia ambiental en zona de río La Magdalena

MARN: emergencia ambiental en zona de río La Magdalena

Enlace copiado
El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) emitió ayer un decreto de emergencia ambiental por el desastre del río La Magdalena, en Chalchuapa, después de analizar qué tanto se contaminó el agua tras el derrame de 900,000 galones de melaza del ingenio.

La titular del MARN, Lina Pohl, explicó que se realizaron las pruebas en un tramo de 10 kilómetros del río y que se tomaron muestras cada kilómetro. Los resultados expusieron que la demanda química de oxígeno (DQO) incrementó en 6,977 % a lo largo del río y, en la primera franja del río, donde ocurrió el desastre, el incremento fue de 12,000 %, según Pohl.

La DQO es un indicador que se utiliza para medir la cantidad de sustancias químicas en el agua y proporciona una medición del nivel de contaminación. Además, es un parámetro que, según el MARN, se utiliza para ver la factibilidad de la vida acuática. En el caso de La Magdalena, la DQO pasó de 35 miligramos por litro a 2,442.

“La melaza provoca que haya alta concentración de materia orgánica y reducción del oxígeno. Esta agua no es un agua que se pueda consumir, ni se puede dar a los animales”, comentó la titular, que también comparó la melaza al petróleo por su grado de viscosidad que hace que se adhiera a las orillas del río y a su lecho.

En esa línea, además de los animales marítimos que murieron, el desastre también está afectando a las personas que viven en el lugar, puesto que se ha perdido el recurso que se utiliza para consumo y actividad agrícola. El río también es una fuente de ingresos por su valor turístico para otros municipios que dependen directa o indirectamente de él, como San Lorenzo, en Ahuachapán, que también es bordeado por el río Paz.

Este último flujo de agua divide el territorio salvadoreño con Guatemala. En esa línea, LA PRENSA GRÁFICA recibió información de que la aldea Las Pilas, del vecino país, fue alcanzada por la contaminación provocada por la melaza.

Pohl confirmó que el MARN recibió la denuncia y explicó que se comunicó con su equivalente en Guatemala, pero este no estaba enterado. Hoy, la institución enviará un comunicado oficial al ente encargado de la protección ambiental en ese país.

La titular indicó que prefiere no especular entre lo que podría pasar entre ambos países, puesto que alega que aún no se sabe la magnitud del impacto que sufrió la aldea guatemalteca.

Además, dijo que desconocía si existía una ley regulatoria entre recursos hídricos compartidos o un marco jurídico que aplique en este caso.

La institución espera negociar con ese país para poder entrar en su territorio y coordinar los estudios correspondientes para analizar el tipo de acciones que podrían llevar a cabo entre ambos gobiernos.

A las inspecciones del MARN se juntó la Fiscalía General de la República (FGR) y un juez ambiental. Pohl señaló que aún no se sabe el monto, pero asegura que sí habrá consecuencias para el ingenio, que la multa “será fuerte” y corresponderá a los daños provocados al río, a la fauna y las personas. La Fiscalía General además evaluaría si otro tipo de medidas es pertinente.

La titular explicó que técnicos del MARN estudiaron la situación, entrevistaron a trabajadores de la planta y determinaron que el desastre se pudo prevenir, puesto que las pilas que se inundaron eran monitoreadas. Además, acusó al ingenio de no tomar las medidas de control inmediatamente sucedió el siniestro.

“Este hecho ocurrió el jueves y el viernes que venimos tenían una fiesta en el interior del ingenio, no se actuó con la debida diligencia del caso”, dijo.

No obstante, explicó que sí existe la voluntad por parte de la procesadora de caña de asumir las consecuencias del hecho: “El ingenio debe dar el ejemplo, ellos han dicho que van a responder y que no evaden su responsabilidad”.

La declaratoria de emergencia implica una serie de acciones en coordinación con los comités de Protección Civil que operan en las zonas. Se procederá a distribuir agua potable para las personas y se proveerán las instrucciones necesarias para que el agua contaminada no se utilice ni en consumo propio ni para animales ni riego de tierras.

Las medidas se agregan a los procedimientos de control que ya se realizaron en los primeros 5 kilómetros del río. Se hizo un “by-pass” para que el cauce no pase por la zona de desastre y se elaboró un dique para intentar contener la melaza; posteriormente, el MARN realizó los estudios de DQO, que presentó ayer.

La institución informó que para ayer, el ingenio ya había avanzado en detener la propagación de melaza en un 90 %. Además, Polh dijo que se intentará introducir animales en la zona para intentar regresar al nivel de biodiversidad que había, que se perdió casi completamente.

Tags:

  • emergencia ambiental
  • 'rio Magdalena
  • contaminacion
  • melza

Lee también

Comentarios