Lo más visto

Más de El Salvador

MIDES: un monopolio que no da lugar a alternativas

Recibe el 65 % de la basura que es generada en todo el país y en los contratos con las alcaldías les prohíbe separar la basura, algo que estas consideran ayudaría a resolver la problemática.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas Flota Vehicular.  La compra de un solo camión recolector nuevo puede significar para las comunas desembolsos que van desde $120,000 hasta $150,000.

Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas Flota Vehicular. La compra de un solo camión recolector nuevo puede significar para las comunas desembolsos que van desde $120,000 hasta $150,000.

Enlace copiado

Separar, reciclar y compostar; tres verbos clave para solventar la problemática de la basura o que al menos ayudarían a disminuir en gran medida las toneladas de desechos sólidos que las alcaldías depositan en el relleno sanitario de MIDES, S.E.M. de C. V. y, por ende, el dinero que sienten que están “botando” y que los contratos les prohíben.

“MIDES no permite que las alcaldías separemos ni reciclemos”, aseguró el director ejecutivo de Desechos Sólidos de la comuna capitalina, Alexánder Soriano. Pero ese contrato vence en 2019, y Soriano confía en que el Consejo de Alcaldes del Área Metropolitana de San Salvador (COAMSS) esté revisando una prórroga y renegociando esas cláusulas lesivas, ya que está convencido de que “definitivamente, se va a tener que renegociar con ellos, porque no hay otro relleno sanitario que tenga la capacidad para poder hacer los depósitos”.

De acuerdo con estudios realizados por la Alcaldía de Mejicanos, si pudieran separar la basura estarían depositando en MIDES solo el 25 % de las cerca de 3,000 toneladas mensuales depositadas. “El otro 75 % es botar el dinero”, sentenció el jefe de Desechos Sólidos de la alcaldía de ese municipio, el arquitecto Armando Valenzuela.

Mejicanos ha depositado solo en el actual período de gestión municipal, entre mayo de 2015 y octubre de 2017, un total de 82,600 toneladas en MIDES, por las que ha pagado $1.8 millones, pero a esa cantidad hay que sumarle otros $3 millones por costos de recolección, transporte, barridos y administración.

Lo que más se bota en el relleno sanitario es lo que se compra en el mercado, la materia orgánica, como frutas, verduras: “Eso sí pesa, y podríamos usarlo para hacer abono con una planta de compostaje”, anotó el arquitecto y explicó que lo de reciclaje sería poco, porque las latas, el plástico y el papel casi siempre lo separan por cuenta propia los operarios.

Sin embargo, para realmente incidir en la disminución del problema, igual tendrían que hacer con los desechos orgánicos y los inorgánicos, pero según Valenzuela “separar la basura sigue siendo un gran problema, ya no se diga reciclar”.

Teniendo el municipio su propia planta de compostaje podrían generar nuevos empleos, usar esos abonos propios para incentivar a la gente a cultivar yuca, que es la comida típica que los identifica, y hasta construir un yucódromo. Además de que MIDES es dueña de la basura, también habría que invertir en educar a los usuarios sobre estas técnicas de separación, reciclaje y reutilización de los desechos.

Palear la situación con proyectos piloto

En Mejicanos, las juntas directivas de Ciudad Corinto, Residencial Granada y colonia La Fortuna han comenzado a separar el plástico por iniciativa propia, sin intervención de la comuna. Pagan a un pick up para ir a venderlo; ganan un poco de dinero: “Tanta gaseosa que toma uno. Son volcanes. Y no es peso, es volumen, más es el tiempo que pierden los camiones y el personal en llevar ese plástico a MIDES”, expresó el arquitecto Valenzuela.

Santa Tecla, por su parte, comenzó hace un año a coordinar un programa de reciclaje en escuelas y colegios: “Eso nos abarata los costos, porque hemos hecho convenio con una empresa que va directamente a comprarles y ese dinero les sirve para gastos de fiesta de graduación de los estudiantes. Son ingresos extra para las escuelas y una descarga para nosotros”, manifestó el director de Servicios Públicos de la alcaldía de ese municipio, Francisco Henríquez.

La comuna tecleña ha ordenado un estudio para establecer qué porcentaje de la basura que termina en MIDES podría ser rescatable, reutilizable, para en un futuro saber si es factible tener un programa local de separación, reciclaje y compostaje que les baje los $100,000 mensuales que pagan a MIDES.

La comuna capitalina, por otra parte, ha trazado un plan estratégico para 2020 que contempla plantas propias de separación de desechos, pero también está clara que primero habrá que renegociar los contratos con MIDES y trabajar en la concientización.

Cada día, la Alcaldía de San Salvador está depositando en MIDES 80 toneladas diarias solo de desechos orgánicos, que bien podrían servir para hacer compostaje, pero de momento tienen que conformarse con un proyecto de reciclaje con fines más educativos y de consumo interno con el que apenas están generando entre 6 toneladas de abono al mes.

“Nuestro concepto ya no es solo recoger basura. Estamos buscando enfocarnos en la concientización, en escuelas, instituciones públicas, empresas privadas y en colonias”, aseguró Soriano. Ya han logrado integrar 250 comités ambientales en centros educativos de un total de 322 centros educativos, en los que separan sus residuos y los comercializan. Y en alianzas con 20 empresas, de un total de 3,000 en la capital, han logrado captar casi 5 toneladas de metales, plástico, cartón, vidrio y papel.

“No podemos entrar a hacer esto agresivamente por el tema de recursos y porque por el contrato no lo podemos hacer, pero estamos estableciendo los contactos entre las empresas de reciclaje y los comités ambientales”, apuntó Soriano.

El gerente de Desechos Sólidos y Peligrosos del Ministerio de Medio Ambiente, Carlos Meléndez, admite que no hay estudios que puedan determinar cuánta basura pudo ser rescatada antes de terminar compactada en MIDES, pero hay algo de lo que sí tiene certeza: “Este es un negocio. Y, por lo que se vislumbra en el país, vamos a seguir necesitando rellenos sanitarios por los próximos 50 años”.

$70.8 mill
 es lo que la Alcaldía de San Salvador le ha pagado a MIDES entre mayo de 1999 y octubre de 2017; un estimado de $6 millones por año. Es la que más ha pagado a MIDES del AMSS.

$23.5 mill
 es lo que la Alcaldía de Soyapango le ha pagado a mides entre mayo de 1999 y octubre de 2017; un estimado de $2 millones por año. Es la segunda del AMSS que más paga a MIDES después de San Salvador.

Pago mínimo
Los contratos entre las comunas y MIDES establecen un pago mínimo, así depositen menos de las toneladas contempladas en ese mínimo, pero la tonelada extra sí debe ser pagada por unidad. 
 


 

Lee también

Comentarios