MINSAL y FOSALUD no dieron ninguna explicación al respecto

LPG solicitó entrevistas para hablar del tema, pero todavía no hay respuesta.
Enlace copiado
Enlace copiado

Sobre el terror que viven empleados y pacientes en la unidad de salud de la colonia 10 de Octubre ya habían sido alertadas las autoridades, según aseguran los denunciantes.

Cuando los pandilleros comenzaron a ocupar el lugar a su antojo, lo primero fue conversar la situación con la autoridad local, pero el director de la unidad de salud se limitó a decir a sus empleados que no buscaran problemas; en otras palabras, prácticamente pidió que se quedaran callados, pidió silencio al respecto.

Más adelante fue enviado un reporte de la situación a las autoridades de FOSALUD debido a que el área asignada para el funcionamiento de esta última es la segunda planta de las instalaciones de la referida unidad de salud, pero tampoco hubo solución al problema.

Después de siete meses, los empleados continúan trabajando aterrorizados de lo que pueda pasar en cualquier momento, pese a que están habituados a los operativos en la colonia donde está ubicado el centro asistencial.

LA PRENSA GRÁFICA solicitó al Ministerio de Salud (MINSAL) una entrevista con una persona idónea para abordar el tema, y aunque desde la Unidad de Comunicaciones se dijo que se iban a hacer las gestiones, todavía no ha habido una respuesta.

Este periódico también contactó a la directora ejecutiva de FOSALUD, Verónica Villalta, para tratar el asunto, pero no hubo ninguna respuesta de su parte.

Lee también

Comentarios

Newsletter