El Salvador  / judicial LO MÁS LEÍDO

MS-13 expande su extorsión hacia el Paseo General Escalón

La clica de la MS-13 identificada como Leewards empezó, desde meses atrás, a aumentar su zona de control desde el Parque Infantil. Un taxista fue asesinado en un restaurante en la alameda Roosevelt la semana pasada.
Enlace copiado

- 00:01:15

Enlace copiado

Un hombre de unos 50 años suda constantemente mientras ayuda a pasar a los peatones la 25.ª avenida norte, frente al Hospital Rosales. En su camisa cuelga un rótulo que dice “Gracias por su colaboración”. Él espera que los peatones le entreguen una moneda en recompensa porque ayudó a detener los vehículos. En su derredor hay taxis, carretones con productos, planchas donde se elaboran pupusas, sillas, láminas, plásticos. Los comerciantes que venden en esa zona dicen que se sienten seguros porque que es un lugar “diferente” a otras plazas del centro de San Salvador.

Pero la seguridad no les viene de una pequeña cuadrilla de militares encapuchados que vigilan la zona, sino del pago de la extorsión. Fuentes de inteligencia policial aseguran que la estructura conocida como Leewards, de la MS-13, ha iniciado a expandir su área de extorsión desde meses atrás.

Dicha clica ha manejado históricamente el bloque de calles entre el Parque Infantil hasta la calle Arce y la 23.ª avenida norte.

“Ustedes han visto que mantenemos siempre un dispositivo en la zona. En este momento no puedo decirle si hay elementos suficientes para hablar de una expansión, tendría que consultar con Antiextorsión”.
Évelyn Marroquín,  subcomisionada de la PNC en el centro de S. S.

Fuentes que conocen la zona y que fueron consultadas por LA PRENSA GRÁFICA confirmaron que desde hace algunos meses la pandilla ha empezado a cobrar la extorsión a todos los comercios informales de la zona, cuando antes mantenía algunos sin el cobro mensual.

Agentes de inteligencia policial han iniciado a percatarse de que la clica Leewards está expandiendo su zona de control en toda la alameda Roosevelt hasta las primeras calles del Paseo General Escalón, donde los investigadores policiales aseguran que pueden encontrar una férrea resistencia debido a que es el Barrio 18 el que controla la zona desde la comunidad Las Palmas, uno de sus principales bastiones en todo el país.

Según fuentes policiales, la clica Leewards ha llegado ya a cobrar cerca de $25 semanales a las prostitutas que se mantienen en las primeras paradas de autobuses del Paseo General Escalón.

Las fuentes policiales no reconocen la fecha exacta en la que esa clica inició su expansión, pero aseguran que fue no hace más de seis u ocho meses, dato que es confirmado con otras personas que frecuentan la zona.

La subcomisionada de la Policía Nacional Civil (PNC) delegada en el centro de San Salvador, Évelyn Marroquín, confirmó cuál es la zona de control de la clica Leewards; sin embargo, dijo que no podía precisar si existían elementos para hablar de una expansión de la extorsión en la zona.

“Ustedes han visto que mantenemos siempre un dispositivo en la zona. En este momento no puedo decirle si hay elementos suficientes para hablar de una expansión, tendría que consultar con Antiextorsión”, dijo Marroquín el pasado viernes, quien pidió que LA PRENSA GRÁFICA le consultara horas después del primer informe; sin embargo, no volvió a contestar las llamadas.

Una zona sin vigilantes privados

Fuentes de inteligencia policial aseguraron que la primera opción de la clica Leewards fue intentar trasladar sus puntos de control hacia el centro histórico de San Salvador, donde opera una de las clicas insignia de la MS-13 conocidos como los Centrales Locos Salvatruchos CLS.

Según las investigaciones, cuando los pandilleros de la CLS se percataron de las intenciones de los Leewards les avisaron que buscaran otro rumbo para establecer sus extorsiones, ya que ellos mantenían ahí su territorio. Fue por ello que la clica Leewards buscó expandirse hacia la zona de la alameda Roosevelt.

Fuentes que conocen la zona confirmaron que la manera de recoger la extorsión controlada por los Leewards dista mucho del procedimiento que usan los pandilleros de la clica CLS.

En el centro histórico es común ver a muchos miembros de seguridad privada, respaldados por las juntas directivas de las cuadras, a quienes los vendedores deben pagar la extorsión más el precio del servicio de “seguridad”, según denuncias ciudadanas e informes de inteligencia policial.

Sin embargo, en la zona de los Leewards no hay una presencia importante de agentes de seguridad privada, sino que la extorsión es recogida por algunos jóvenes vendedores ambulantes o las víctimas tienen que llevarla donde les indiquen los líderes de la estructura.

Inteligencia policial ha identificado a alias “Dark” y alias “el Trece” como los dos principales líderes de los Leewards. “El Trece” es un joven que se encarga de recibir la extorsión en las zonas aledañas al Parque Infantil, mientras que “el Trece” se encarga de la zona de expansión. Según fuentes de inteligencia, ambos habitan en la zona de Villa Mariona, en Cuscatancingo, y se desplazan al centro de San Salvador a recoger la extorsión o a reunirse con sus delegados.

Un asesinato en la zona

La policía capturó el lunes 8 de enero a tres personas en flagrancia por el asesinato de un taxista frente a un restaurante ubicado entre la avenida Baden Powell y la alameda Roosevelt. Los tres detenidos fueron fichados por la PNC como miembros de la MS-13 de la zona de Villa Mariona.

Según el parte oficial, los capturados fueron identificados como Denis Francisco Castro Cornejo, de 32 años; Francisca Estela Moreira, de 18; y Fernando Alberto Guevara, de 24. Todos fueron capturados por dos patrullas del 911 que se encontraban en el lugar justo en el momento en que dispararon contra su víctima. Dos de ellos intentaron huir, pero fueron capturados en un bar aledaño al restaurante. Los tres fueron enviados a prisión preventiva el pasado viernes.

Fuentes de inteligencia policial determinaron que dicho homicidio fue cometido por sicarios obligados por la clica Leewards, quienes cometieron el homicidio sin el nivel de preparación con el que acostumbra operar la MS-13.

3
 presuntos integrantes de la MS-13 fueron capturados en flagrancia cuando dispararon en contra de un taxista en las afueras de un restaurante el lunes 8 de enero en la noche.

No calculado
El coordinador de la Unidad Especializada Antiextorsión de la Fiscalía General de la República (FGR), Alfredo Quijano, explicó el año pasado que desconocen la cantidad de vendedores extorsionados y los montos de dinero que los pandilleros mueven a diario, producto de esa exigencia a los comerciantes del centro histórico de San Salvador, debido a que las víctimas no denuncian, por lo que les resulta difícil dimensionar el problema con exactitud.

Lee también

Comentarios

Newsletter