Lo más visto

MS-13 usaría armas de la Fuerza Armada para asesinar a funcionarios: testigos

Ayer declaró el primer testigo criteriado en el juicio por Operación Jaque. Ratificó lo que ya había dicho a investigadores: cómo hicieron los pandilleros para conseguir armas para cometer atentados.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Fréderic Meza Octavo día.  El juicio por Operación Jaque inició la semana pasada. Algunos procesados están en sala, pero los cabecillas de pandillas escuchan por videoconferencias desde penales.

Foto de LA PRENSA/Fréderic Meza Octavo día. El juicio por Operación Jaque inició la semana pasada. Algunos procesados están en sala, pero los cabecillas de pandillas escuchan por videoconferencias desde penales.

Enlace copiado

La Mara Salvatrucha (MS-13) se estaba preparando para matar a fiscales, jueces y policías cuando el proceso de la tregua entre pandillas, que ocurrió durante el gobierno de Mauricio Funes, iba finalizando. Según la investigación del caso denominado Operación Jaque, los líderes de la estructura giraron la orden de comprar todo tipo de armamento. Los miembros de la clica San Cocos, que opera en el occidente del país y principalmente en el departamento de Sonsonate, contactaron a un oficial de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) que les ofreció cuatro ametralladoras M-60 por $13, 000, según ratificó ayer Capricornio, uno de los testigos a los que la Fiscalía General de la República (FGR) ha otorgado beneficios procesales a cambio de delatar a miembros de la clica.

Capricornio, el primer testigo criteriado que declara en el juicio por Operación Jaque, afirmó ayer que el armamento fue extraído del almacén del Regimiento de Caballería, en San Juan Opico, La Libertad, en junio de 2014. El ministro de la Defensa, David Munguía Payés, ha reiterado en varias ocasiones que la Fuerza Armada recuperó dichas armas.

“Un oficial de la FAES contactó a los líderes de la San Coco y, pues sí, primero compramos dos para ver si estaban buenas. Después ya las otras dos... Hubo una reunión donde estaban todos los miembros de la ranfla nacional (dirigencia de la pandilla). Esa reunión fue porque ya iba a finalizar el proceso de la tregua. Entonces para responder teníamos que comprar armas para matar jueces, fiscales y policías”, aseguró el testigo en el octavo día del juicio contra 91 personas, pandilleros y civiles, acusados de blanquear el dinero que la pandilla obtenía de las extorsiones.

“Un oficial de la FAES contactó a los líderes de la San Coco y,  pues sí, primero compramos  dos para ver  si estaban buenas. Después ya las otras dos... Hubo una reunión donde estaban todos los miembros de la ranfla nacional. Esa reunión fue porque ya iba a finalizar el proceso de la tregua. Entonces para responder teníamos que comprar armas para matar jueces, fiscales y policías”.
capricornio, testigo criteriado de operación jaque

Capricornio también reveló que tres líderes de la clica San Cocos decidieron utilizar $100,000, producto de extorsión, para comprar 10 kilos de cocaína.

Según el testigo, Leonel Alexánder González Leonar, alias “Necio”, Marvin Adaly Quintanilla Ramos, alias “Piwa”, y otro pandillero alias “Cohete” compraron esa cantidad de droga al dueño del motel Los Tres Ases, ubicado en la carretera que conduce a Acajutla, Sonsonate.

“La última compra que hicimos fue en octubre de 2014. Ese día compramos 10 kilos que costaron $100,000... La droga la compró ‘Piwa’, ‘Necio’ y ‘Cohete’ a José de los Tres Ases, es el dueño del motel que tiene ese mismo nombre”, respondió el testigo a preguntas de la Fiscalía.

“Piwa” fue capturado junto al resto de pandilleros en Operación Jaque, pero actualmente no está entre los enjuiciados. La Fiscalía ha dicho que todavía está en la fase procesal previa (instrucción).

Siempre en 2014, la clica adquirió fusiles, ametralladoras y pistolas que costaba entre $600 y $650, según el testigo. La persona que se las vendió fue identificado como “Cornelio”, quien no es procesado.

“Nosotros solo armas originales comprábamos, nunca hechizas. Cada una de ellas costaron entre $600 y $500”, dijo el testigo.

Algunas de estas armas estaban alojadas en caletas que los pandillero construyeron en las casas de algunos cabecillas, según Capricornio.

El motel Los Tres Ases era el punto de encuentro de los líderes de las pandillas con el propietario del establecimiento. En ese lugar planeaban la compra y venta de droga, según afirmó el testigo.

“En el motel se hacían las compras. En 2012 compramos 1 kilo de cocaína que costó $3,500. Después esa droga se la llevaron para la casa de Las Lomas que queda en San Antonio del Monte (Sonsonate)”, afirmó Capricornio, quien ayer ratificó lo que contó inicialmente a la Fiscalía cuando esta arrancó con la investigación.

Compra de vehículos

Vinicio Rolando Zaldaña y Juan José Vallecillos Rivas eran, según Capricorni, los testaferros que utilizaron algunos cabecillas de la MS-13 para la compra de vehículos. El criteriado aclaró que ellos no son pandilleros, pero algunos cabecillas les entregaron dinero para que compraran los vehículos. Esos, sin embargo, no estaban inscritos bajo los nombres de los cabecillas, sino de Zaldaña y Vallecillos.

“En algunos casos los carros se pusieron a nombre de Vinicio para que más autoridades no sospecharan quién los compró en realidad. Uno de los que hizo eso fue el ‘Necio’. Él puso el carro a nombre de Vinicio”, aseguró el testigo.

Operación Jaque, que finalizó en julio de 2016 con 118 órdenes de capturas, fue la primera investigación que golpeó las finanzas de la ranfla (dirigencia) histórica de la MS-13. Ayer declaró el último investigador del caso (ver nota secundaria), y hoy Capricornio continuará relatando como operó la pandilla.

$100 mil
  fue el monto por el que supuestamente la pandilla compró 10 kilos de cocaína a una persona que identifican como el dueño de un motel en Sonsonate.
Dinero utilizado en compra de droga.


$13,000
 Fue el pago que la pandilla hizo a un oficial del Ejército a cambio de cuatro ametralladoras M-60, según el testigo principal de la Operación Jaque reconocido como Capricornio.

11 agosto 2016 Publicación. Este medio dio a conocer en 2016, parte de la declaración anticipada del testigo clave de la Operación Jaque, que ayer fue confirmada en el juicio.

Lee también

Comentarios