Lo más visto

MS-13 planificó recientes ataques a policías y soldados

30 cabecillas fueron trasladados ayer al penal de máxima seguridad. Ministro dijo que quienes participaron en ataques serán sometidos a un régimen penitenciario más duro y que los esperan “las peores cárceles de El Salvador”.
Enlace copiado
MS-13 planificó recientes ataques a policías y soldados

MS-13 planificó recientes ataques a policías y soldados

MS-13 planificó recientes ataques a policías y soldados

MS-13 planificó recientes ataques a policías y soldados

Enlace copiado
Cinco miembros de la pandilla MS-13, con gorros pasamontañas y armados con un fusil AK-47, un M-16 y armas 9 milímetros, se escondieron estratégicamente entre los árboles que rodean la vivienda del subinspector policial Lorenzo Antonio Rojas Herrera, ubicada en el cantón San Juan Los Planes de Quezaltepeque, La Libertad, hasta que el subinspector salió con su hijo y esposa ayer aproximadamente a las 6:50 de la mañana.

Al verlos salir de la vivienda y antes de que abordaran su pick up, los pandilleros salieron del escondite y los rodearon para dispararles al menos unas 40 veces. Durante la ráfaga, el subinspector sacó su arma de equipo y la disparó para defender a su familia, pero cayó al suelo junto con su hijo, Marvin Rojas, a un lado del vehículo. La esposa del subinspector también fue herida de bala en uno de los tobillos y también cayó al suelo. Mientras tanto, los pandilleros huyeron a pie hacia el poniente de la casa del subinspector, según relató el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto.

“Todo indica que los sujetos que cometieron el crimen ya lo tenían vigilado (al subinspector). De hecho, dispararon al menos desde dos puntos y esperaron que él saliera, es decir que es un hecho que ya estaba planificado”, señaló Cotto.

Vecinos del subinspector Rojas dijeron que todas las mañanas salían a la misma hora de la casa en el pick up. El subinspector Rojas, cuando terminaba su día de licencia, casi siempre salía de la casa con corbata hacia la División de Investigaciones (DIN) de la PNC en San Salvador, donde trabajaba, y su hijo se dirigía hacia una universidad para estudiar Derecho.

El asesinato de Rojas y su hijo es el caso más reciente de ataques en contra de policías y soldados que la pandilla MS-13 ha realizado en noviembre, según informó el director de la Policía.

Solamente en ese mes han sido asesinados siete policías y en el año suman 44.

El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, señaló que los responsables de la mayoría de asesinatos en contra de policías son los miembros de la pandilla MS-13, a quienes les anunció ayer que por haber tomado la decisión de atacar policías, como respuesta a la Operación Jaque, serán perseguidos, capturados y sometidos a un régimen carcelario mucho más duro del que ya existe en los seis centros penales en los que se han implementado las medidas extraordinarias.

“Estas estructuras van a ser capturadas, ahí los vamos a estar esperando, en las peores cárceles del país, aquellas que tengan el régimen más duro que la ley nos pueda otorgar, y, si es necesario, vamos a acudir a los señores diputados para que nos autoricen medidas más duras y más fuertes”, declaró el ministro durante la entrevista de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

De hecho, ayer fueron trasladados 30 pandilleros que, según las investigaciones, participaron u ordenaron los asesinatos en contra de los policías y elementos de la Fuerza Armada al penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, La Paz. Las autoridades informaron que los pandilleros fueron trasladados desde bartolinas policiales y de los penales de Ciudad Barrios y de Izalco.

El director de la Policía detalló, por su parte, que actualmente hay 200 equipos de unidades centrales trabajando en la búsqueda de pandilleros de la MS-13 vinculados a los ataques a policías y soldados; además, hay unidades de investigación y territoriales. Sostuvo que las acciones en el terreno serán contundentes contra los que han participado de una forma u otra en los atentados.

“La pandilla criminal y terrorista MS-13 va a vivir el peor momento a partir de ahora, es la peor decisión que pueden haber tomado (este) y otros grupos que estén evaluando acciones similares. Van a salir perdedores”, advirtió Cotto.

La MS-13 es la pandilla que fue declarada como organización criminal transnacional por Estados Unidos (EUA) y cuyo caparazón financiero fue golpeado en julio pasado con la Operación Jaque, que finalizó con la captura de más de 70 pandilleros y la incautación de moteles, vehículos, autobuses y bares que la pandilla usaba para lavar dinero de la extorsión.

El fiscal general, Douglas Meléndez, por su parte, dijo ayer que la Fiscalía General de la República (FGR) va a girar 400 órdenes de captura en contra de pandilleros involucrados material o intelectualmente en los asesinatos de policías y militares.

“Estamos preocupados. Creo que estos ataques (contra agentes y militares) los están haciendo para amedrentar, bajar la moral (...) esta semana la Fiscalía va a girar cientos de órdenes de captura. Tenemos que atacar a la delincuencia de la forma que sea”, dijo Meléndez.

Tras el asesinato del agente y su hijo, la policía realizó un operativo para capturar a los autores, pero hasta el cierre de esta nota no había detenido a ninguno de los que inteligencia policial sospecha que participaron. Aunque sí capturaron a más de seis personas en vías de investigación por supuestamente estar detrás de la coordinación de la pandilla para cometer el crimen.

Una de las detenidas fue identificada por su familia solamente como Jeimy, quien se encontraba en una casa cercana a la escena del crimen. Dos patrullas con más de 10 policías e investigadores llegaron a la casa y la llamaron. Le ordenaron que les diera el celular y que subiera a una patrulla.

Tags:

  • pandilla
  • policia
  • asesinato
  • ms13
  • carcel
  • homicidio
  • violencia

Lee también

Comentarios