Lo más visto

Más de El Salvador

MS-13 recolectaba $4.5 millones al mes

El testigo del caso Operación Cuscatlán dijo que la pandilla tiene suplentes para que se hagan cargo de las finanzas cuando coordinadores son capturados.
Enlace copiado
MS-13 recolectaba $4.5 millones al mes

MS-13 recolectaba $4.5 millones al mes

Enlace copiado

El testigo principal que tiene la Fiscalía General de la República (FGR) para procesar al segundo grupo de acusados en el caso Operación Cuscatlán, identificado únicamente como testigo con clave Noé, dijo a fiscales e investigadores policiales que la Mara Salvatrucha 13 (MS-13) recolectó, desde abril de 2016 hasta la fecha, un promedio mensual de $4.5 millones en todo el país.

“La pandilla tiene un método y una jerarquía. En ese método, para que todo funcione, tienen a personas que sustituyen a los que son capturados o mueren”. 
Fiscal del caso Operación Cuscatlán

Esos millones eran recolectados a través de las extorsiones y servía, en gran parte, para inyectarlo a los negocios de la pandilla, donde el dinero era lavado. También servía para comprar amas, drogas y otros ilícitos.

Capturan a presidenta de R29-A y dueños de negocios en Ilopango por lavar dinero para la MS-13

La fiscal del caso dijo ayer, durante el desarrollo de la audiencia de imposición de medidas en contra de 420 acusados del segundo grupo del caso, que el testigo además identificó a la mayoría de los comerciantes y pequeños empresarios que recibían dinero para lavarlo en el oriente del país.

“El Padrino” revela modelo de negocios de la MS-13

Uno de esos comerciantes era Buenaventura Gómez Hernández, a quien la pandilla le había entregado el monopolio de la venta por mayoreo de tomates en San Miguel. De acuerdo con lo que dijo el testigo Noé, Gómez y sus asociados eran los únicos que podían vender tomates. Si otras personas querían vender, eran amenazados por la pandilla.

Dueña de restaurante invirtió $30 mil de la MS-13, según testigo

A cambio de beneficios penitenciarios, los demás testigos, con claves Lancelo, Alonso y T1, T2 y T3, también dijeron a los fiscales e investigadores que todo el dinero que la pandilla recolectaba era controlado por pandilleros que estaban organizados en un grupo denominado línea económica.

Líneas de acción

Los testigos dijeron que la MS-13 está organizada en diferentes líneas de acción. Esas líneas garantizan que todas las actividades de la pandilla no se detuvieran a pesar de las capturas o muertes de los cabecillas que las coordinan, ya que también hay pandilleros designados para hacerse cargo de la coordinación de estas.

“En la pandilla hay líneas de acción. Hay una línea económica que se encarga de llevar el control de las finanzas de la pandilla. También se encarga de invertir en negocios (para lavar)”. 
Noé, testigo criteriado en el caso Cuscatlán

De acuerdo con el testigo Noé, esas líneas funcionan en los 48 programas en los que está organizada la pandilla en todo el país. Una de esas es la línea de colaboración, que consiste en buscar asistencia para los enfermos o heridos y pagar los gastos fúnebres de los que mueren.

También está la línea de investigación, que se encarga de esclarecer hechos que afectan a la pandilla, recolectar pruebas y luego elaborar un informe para los de la línea principal, quienes son los cabecillas nacionales y quienes toman las decisiones con base en los informes que reciben.

Otra es la línea territorial, que se encarga de visitar las 249 clicas distribuidas en el país. También verifican que todo esté funcionando correctamente con el cobro y manejo de las extorsiones y con el control de los territorios.

Entre las líneas también está la legal, que funciona, supuestamente, en asociación con organizaciones de derechos humanos. Esta labora peticiones al Gobierno que beneficien a los pandilleros en prisión o libres que enfrentan “acoso y abuso policial” en los territorios. Esta línea es la encargada de buscar que las medidas extraordinarias en seis centros penales del país sean canceladas.

De esa misma forma, la pandilla tiene la línea económica, esta se encarga de llevar el control de las finanzas de la pandilla en todos los puntos del país, donde la MS-13 tiene presencia. Los cabecillas de esta línea también son los encargados de pagar abogados, disponer del dinero para comprar armas y utilizarlo en todas las actividades lícitas o ilícitas en que lo requieran los cabecillas.

De acuerdo con el testigo, para cada línea de acción, la pandilla ha designado a suplentes, para que se hagan cargo de la coordinación desde el momento en que alguno de los coordinadores muere o es capturado por la Policía Nacional Civil.

Noé aseguró que la sustitución es automática. Es decir, los nuevos coordinadores no tienen que esperar a que los cabecillas nacionales —libres o presos— los nombren.

La fiscal del caso mencionó ayer en la audiencia que el testigo Noé ampliará todo lo que ya dijo en próximas entrevistas. Eso servirá como parte de las pruebas en contra de los 420 acusados del segundo grupo del caso Operación Cuscatlán.

Prisión

Al final de la tarde de ayer, la jueza del Juzgado de Instrucción B de San Salvador ordenó que los 420 imputados del segundo grupo del caso queden en prisión provisional por seis meses. Así, la Fiscalía tendrá tiempo de seguir con sus entrevistas a testigos y buscando más pruebas.

Extinción de dominio
El Juzgado Especializado en Extinción de Dominio recibió ayer la solicitud de parte de la FGR, la cual pedía que  los bienes  incautados a los involucrados en la Operación Cuscatlán pasen a manos del Estado y dejen de ser propiedad de la Mara Salvatrucha 13.

$1,500 Es la cantidad de dinero que la pandilla pagaba, del dinero de la extorsión, para la compra de fusiles, según un testigo criteriado.

420 son los imputados en el segundo grupo del caso Operación Cuscatlán.

Lee también

Comentarios