Magistrados TSE proponen abrir urnas

Recomendación de dos magistrados del tribunal electoral es abrir paquetes electorales de JRV cuyas actas no permiten identificar la voluntad de los electores. Este organismo debe resolver.
Enlace copiado
Propuesta.  Magistrados del TSE Guadalupe Medina y Fernando Argüello Téllez proponen apertura de urnas cuando haya actas con inconsistencias.

Propuesta. Magistrados del TSE Guadalupe Medina y Fernando Argüello Téllez proponen apertura de urnas cuando haya actas con inconsistencias.

Magistrados TSE proponen abrir urnas

Magistrados TSE proponen abrir urnas

Enlace copiado
Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Ana Guadalupe Medina y Fernando Argüello Téllez presentaron ayer un escrito formal al organismo que ellos integran para proponer que la apertura de urnas para la revisión de los votos válidos, solo en casos en que las actas de las juntas receptoras de Votos (JRV) no hayan dejado clara la voluntad de los electores el 1.º de marzo de 2015, sea una medida viable y constitucional para respetar la decisión soberana de los ciudadanos.

Medina y Argüello Téllez proponen en su escrito que la apertura de urnas pueda ser un procedimiento normativo a seguir por las mesas de escrutinio final cuando los integrantes de estas mesas se encuentren con actas que no permitan conocer la voluntad de los electores en esas juntas receptoras de Votos, y esto se refiere exclusivamente a elección de diputados.

Los dos magistrados enumeraron varios casos recurrentes en que se han encontrado inconsistencias en las actas de escrutinio de las JRV, como el hecho de hacer pasar las marcas de preferencia en los rostros de los candidatos en una papeleta como “votos válidos”, lo que al final resultó, en algunas actas, que se dejaran cantidades muy superiores a las 500 papeletas máximas que tuvo cada JRV, como en el caso de una urna de Ciudad Arce, en La Libertad, en cuya acta se reflejan “2,514 votos válidos”, como lo publicó LA PRENSA GRÁFICA el pasado miércoles 11 de marzo.

En otros casos, en el folio A1 de algunas actas no aparece el detalle del número de marcas por rostro para cada partido político, como detalle de cada voto cruzado, lo que hace imposible distribuir el voto cruzado entre los partidos políticos cuyos candidatos a diputados hayan resultado marcados.

Otros casos que se han detectado son que en las actas no concuerdan en número los votos escritos en el folio A con los plasmados en el folio A1. En otras actas se dejó constancia de un promedio de entre 50 y 80 papeletas con votos válidos que no fueron escrutadas, por lo que es imposible conocer para qué partidos y candidatos fueron esos votos.

Consecuencias de actas mal hechas

Los magistrados Medina y Argüello Téllez recuerdan al organismo colegiado del TSE que se está corriendo el riesgo de consecuencias graves que podrían afectar el estado democrático de El Salvador si no se toma una decisión sobre estas actas con inconsistencias: la más grave es la violación a la Constitución de la República por alterar o ignorar la voluntad popular, lo que se puede reflejar en algunos arreglos de las mesas como las conocidas reparticiones de votos cuando no se logra identificar con las actas a los partidos políticos y candidatos que fueron favorecidos con el voto.

También los partidos podrían resultar afectados en el sentido de que al no identificar como es debido la cantidad de votos para cada grupo político y para cada candidato, se corre el riesgo de que algunos partidos políticos desaparezcan al no completar los votos válidos suficientes.

Consideraciones constitucionales

En su escrito ante el organismo colegiado del TSE, al que Medina y Argüello Téllez pertenecen, los dos magistrados plantean que la realidad de las actas con inconsistencias para identificar la voluntad popular ya superó la normativa del Código Electoral, lo que ha generado “vacíos” de ley que solo pueden ser llenados con la aplicación de los principios de la Constitución de la República, y por ello toman como referencia también sentencias constitucionales previas.

“Respecto de la aplicación directa de la Constitución, debemos señalar que ha sido criterio reiterado por la Sala de lo Constitucional que una de las consecuencias del carácter normativo de la Constitución es su aplicabilidad directa, pues la falta de regulación en las normas secundarias (Código Electoral) no implica que un acto privativo de un derecho fundamental quede sujeto a arbitrariedades (repartición de votos)”, se lee en el documento.

Los dos magistrados electorales indican que en resoluciones de amparo de la Sala de lo Constitucional se ha establecido que “es indispensable el respeto al principio de veracidad, fiabilidad o certeza de los resultados electorales”, y que esto impone al TSE la obligación de garantizar “la pureza del sufragio”, por lo que implica que “a ningún candidato le sean anulados o se deje de contabilizar votos que le corresponden de manera arbitraria”, como lo que ha sucedido con la repartición de votos entre partidos.

Para Medina y Argüello Téllez, la única forma de evitar una violación constitucional a los derechos de los electores y de los mismos partidos políticos y candidatos es “haciendo un recuento voto por voto, con la apertura previa del paquete electoral de cada una de las mesas en las que se han señalado incongruencias en los datos consignados en las actas elaboradas por las juntas receptoras de Votos”.

Los funcionarios también recuerdan al TSE que el artículo 214 del Código Electoral le da atribuciones a los cinco magistrados para “realizar en la forma que estimen conveniente” el escrutinio final dentro de un proceso electoral. Asimismo, establecen que el artículo 215 del Código Electoral, al cual el FMLN y GANA se han aferrado para mostrarse en contra de abrir las urnas, responde a un sistema electoral cuyo fundamento eran “listas cerradas y bloqueadas, con un procedimiento de voto único, en un diseño de papeleta por banderas”, por lo que no se violaría ese artículo si se abren urnas ya que el 215 se refiere a un sistema electoral que “ya no existe”.

Fiscalización

La propuesta de los dos magistrados considera además que el TSE, al adoptar esta modalidad de escrutinio solo para los casos de las actas con inconsistencias, pueda tomar medidas que refuercen la legitimidad de esta disposición de abrir algunas urnas. Entre esas medidas se encuentra que dentro de la logística y organización para la revisión de los votos válidos de las urnas se integren mesas especiales para este fin, con la participación de todos los partidos políticos en contienda, “tratando en la medida de lo posible de respetar la integración que se tuvo en la Junta Receptora de Votos el día de la elección”.

También se propone que la revisión de urnas se haga ante la presencia de vigilantes por parte de los partidos políticos y delegados de la Fiscalía General de la República, de la Fiscalía Electoral y de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y, “fundamentalmente, con acceso pleno a la prensa y a la observación nacional e internacional”, con el objetivo de garantizar la transparencia del procedimiento, proponen Medina y Argüello Téllez.

Ayer se conoció de parte de los partidos políticos que solo en la elección del PARLACEN la cantidad de actas con inconsistencias ronda las 300. Y en este caso específico del PARLACEN, aunque no habría afectación directa a la distribución de escaños para este organismo, que ayer dieron a conocer los partidos políticos tras un 98 % de este escrutinio, sí podría afectar a los candidatos electos. Para la Asamblea Legislativa se hará más necesaria una medida.

Tags:

  • elecciones el salvdor
  • tribunal supremo electoral
  • tse
  • escrutinio final
  • arena
  • fmln
  • gana

Lee también

Comentarios

Newsletter