Lo más visto

Magistrados ven riesgos por elección tardía de nueva CSJ

Magistrados salientes advierten que el país podría caer en un “estado de excepción”, sin garantía para cumplir derechos constitucionales.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Jonatan Funes Reconocimiento.  El Centro de Estudios Jurídicos reconoció el trabajo de los cuatro magistrados salientes de la Sala de lo Constitucional de la CSJ.

Foto de LA PRENSA/Jonatan Funes Reconocimiento. El Centro de Estudios Jurídicos reconoció el trabajo de los cuatro magistrados salientes de la Sala de lo Constitucional de la CSJ.

Enlace copiado

“Si no están electos nuestros sustitutos, antes del 16 de julio, pudiera haber una situación de facto de una imposibilidad de proteger derechos fundamentales como si estuviéramos en un régimen de excepción, en que algunos derechos constitucionales no están protegidos”. Ese es el riesgo que ve el magistrado Rodolfo González de que la Asamblea no elija a tiempo a los nuevos magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

González sostiene su argumento en la modificación que sufrió en 2011 la forma de operar de la sala. Ese cambio suprimió la posibilidad de llamar a otros magistrados en caso de que la Sala de lo Constitucional se quedara sin propietarios y suplentes.

Ahora, para resolver una petición de habeas corpus de un detenido o un amparo de alguien que considera que sufre una afectación al derecho a la salud, por ejemplo, la sala debe hacerlo con tres magistrados, entre propietarios y suplentes. En el caso de una petición de inconstitucionalidad, la decisión requiere de por lo menos cuatro miembros.

El 15 de julio próximo, cuando los magistrados González, Belarmino Jaime, Sídney Blanco y Florentín Meléndez cumplan los nueve años para los que fueron elegidos, en la Sala de lo Constitucional solo quedarán el presidente de la CSJ, Armando Pineda, y el suplente Martín Rogel.

González dijo que “no alcanza el número mínimo” para que se pueda instalar la sala.

“Es un riesgo real porque sería una situación en que no habría protección a los derechos de las personas que busquen a la Sala de lo Constitucional por el tiempo en que se tarde la Asamblea Legislativa después del 15 de julio”, agregó el magistrado.

Esa advertencia la comparte el magistrado Meléndez: “Estaría en riesgo que existiendo un vacío en el principal tribunal constitucional del país se ponga en riesgo la estabilidad de las instituciones, el funcionamiento normal del Estado y en última instancia es la sociedad la que pierde, las personas no tendrían activado un tribunal para la defensa de sus derechos”.

Ese riesgo, según Meléndez, está relacionado con las presiones durante su gestión donde “hubo dos momentos de crisis, entre otras. La de 2012 que incluyó el tarimazo y la de 2013, cuando quedó destituido el presidente de la CSJ y de la sala por su confesión de estar vinculado con uno de los partidos políticos”.

Blanco dijo que afuera de la Sala de lo Constitucional “algunos creen que la sala se sienta y empieza a ver colores políticos al emitir un fallo”. Agregó que hay políticos que “creen que la sala debate si los rojos quieren de un modo y los tricolores quieren de otro y son temas que jamás estuvieron presentes en la Sala de lo Constitucional. Jamás vimos a qué partido político iba a favorecer o perjudicar una sentencia”.

Jaime señaló, por su parte, que fueron criticados y “no le tenemos miedo a la crítica”. Dijo que están “de acuerdo con aquellas críticas que sean de buena fe, no críticas interesadas o con sesgo político”.

Los cuatro magistrados salientes hicieron la advertencia sobre los riesgos ante la posibilidad de una elección tardía de la nueva CSJ durante el reconocimiento que recibieron el pasado jueves por la noche de parte del Centro de Estudios Jurídicos (CEJ), gremial a la que pertenecen.

El CEJ dijo que los homenajeaba por su “valentía y transparencia para tomar decisiones trascendentales”.

Lee también

Comentarios